Corrientes 15 °C
Min. 15 °CMax. 22 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/854704

Pedro Sánchez asumió como presidente de España ante el Rey

El nuevo Jefe de Gobierno español juró en el cargo ante Felipe VI, tras desbancar el viernes al conservador Mariano Rajoy con una histórica moción de censura.

El so­cia­lis­ta Pe­dro Sán­chez asu­mió co­mo Pre­si­den­te del go­bier­no de Es­pa­ña tras pro­me­ter le­al­tad al car­go an­te el rey Fe­li­pe VI, en el Pa­la­cio de la Zar­zue­la de Ma­drid, al día si­guien­te de des­ban­car al con­ser­va­dor Ma­ria­no Ra­joy con una his­tó­ri­ca mo­ción de cen­su­ra.

PRIMERA JURA PRESIDENCIAL SIN BIBLIA NI CRUCIFIJO EN EL PALACIO DE LA ZARZUELA.

Por pri­me­ra vez en de­mo­cra­cia, el nue­vo je­fe del Eje­cu­ti­vo pro­me­tió le­al­tad al car­go con la ma­no de­re­cha so­bre la Cons­ti­tu­ción y no so­bre una Bi­blia, al de­ci­dir re­ti­rar los sím­bo­los re­li­gio­sos -­tam­bién el crucifijo-­, que tra­di­cio­nal­men­te pre­si­die­ron es­te ti­po de ac­tos en Es­pa­ña. El Je­fe de Go­bier­no has­ta ha­ce unas ho­ras, Ma­ria­no Ra­joy, asis­tió a la ce­re­mo­nia jun­to a los re­pre­sen­tan­tes de los po­de­res del Es­ta­do. Ana Pas­tor, pre­si­den­ta del Con­gre­so; Pío Gar­cía Es­cu­de­ro, pre­si­den­te del Se­na­do y Ra­fa­el Ca­ta­lá, mi­nis­tro de Jus­ti­cia en fun­cio­nes que ac­tuó co­mo No­ta­rio Ma­yor del Rei­no, quie­nes si­guie­ron es­cru­pu­lo­sa­men­te el pro­to­co­lo, aun­que la con­ten­ción de sus ges­tos di­si­mu­ló la ten­sión y cons­ter­na­ción al ser ga­ran­tes y tes­ti­gos del fin de eta­pa de Ra­joy, con el que es­tán fuer­te­men­te vin­cu­la­dos. Des­pués del ac­to, Pe­dro Sán­chez fue al Pa­la­cio de La Mon­cloa pa­ra una pri­me­ra vi­si­ta a la que se­rá su ca­sa y lu­gar de tra­ba­jo. A las on­ce y dos mi­nu­tos, Sán­chez pro­me­tió cum­plir y ha­cer cum­plir la Cons­ti­tu­ción con un ejem­plar de la mis­ma abier­ta por el ar­tí­cu­lo 62, que re­gu­la el nom­bra­mien­to de los pre­si­den­tes de Go­bier­no. Al­go ner­vio­so, el di­ri­gen­te so­cia­lis­ta cum­plió con el bre­ve ri­tual tras ha­cer una li­ge­ra in­cli­na­ción de ca­be­za an­te el rey Fe­li­pe VI. Des­pués hu­bo fo­tos, pri­me­ro con el Rey y con los re­pre­sen­tan­tes de los po­de­res del Es­ta­do. Fue Sán­chez quien se di­ri­gió a Ma­ria­no Ra­joy pa­ra es­tre­char­le la ma­no y lue­go sa­lu­dó con dos be­sos a la pre­si­den­te del Con­gre­so, Ana Pas­tor. El pre­si­den­te del Tri­bu­nal Su­pre­mo, Car­los Les­mes y del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, Juan Jo­sé Gon­zá­lez Ri­vas, com­ple­ta­ban el gru­po. La for­ma ines­pe­ra­da en la que Pe­dro Sán­chez lle­gó a la pre­si­den­cia del Go­bier­no, tan­to pa­ra el Eje­cu­ti­vo sa­lien­te co­mo pa­ra él mis­mo, en vir­tud de la fi­gu­ra cons­ti­tu­cio­nal de la mo­ción de cen­su­ra, ha de­ter­mi­na­do la ac­ción del je­fe de Go­bier­no en­tran­te co­mo del sa­lien­te. Ra­joy y su equi­po tu­vie­ron que acep­tar en ho­ras su sa­li­da del Go­bier­no, al con­tra­rio de lo que ocu­rre cuan­do se pro­du­ce un re­le­vo tras unas elec­cio­nes. Así lo re­co­no­cen en el Go­bier­no sa­lien­te, quie­nes cum­pli­rán con lo es­tric­ta­men­te ne­ce­sa­rio, pe­ro con una im­pli­ca­ción mí­ni­ma pa­ra de­jar el pe­so del tras­va­se de po­der a la Se­cre­ta­ría ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia.