Corrientes 24 °C
Min. 22 °CMax. 30 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1261218
SOCIETÀ DANTE ALIGHIERI

Vicenza, la ciudad de Palladio

En Vicenza se respira un aire especial, ciertamente único. Quizás sea porque el lugar es un verdadero triunfo del Renacimiento italiano. Puede que sea por su ambiente apacible y, al mismo tiempo, rico en historia y cultura.

BASÍLICA PALLADIANA, UNO DE LOS EDIFICIOS RENACENTISTAS MÁS BELLOS DE LA PENÍNSULA.

Con sus hermosos palacios, puentes antiguos y plazas, Vicenza es un museo al aire libre. Conocida por muchos como la ciudad de Palladio, que creó aquí sus obras más bellas, es una pequeña joya repleta de casas características y calles tranquilas.

Vicenza es una de las ciudades más antiguas de la región del Véneto. Fundada por los euganeses, fue conquistada por los romanos y llamada "Vicetia". Se convirtió en municipio en la Edad Media y se incorporó a la República de Venecia en 1404.

El siglo XVI fue su época dorada: Palladio diseñó y construyó obras inmortales en su estilo clásico. Entre ellos, admiramos la basílica, una construcción laica a pesar de su nombre, uno de los edificios renacentistas más bellos de Europa. El techo a casco de barco de la amplia sala gótica es asombroso.

Villa Almerico Capra di Valmarana, conocida como la Rotonda, muy sencilla, un cubo coronado por una cúpula, es la más famosa de las villas diseñadas por Palladio. El Teatro Olímpico, la última obra del artista realizada por Scamozzi y que todavía se utiliza para las representaciones, está hecho completamente de madera y estuco según los cánones de la antigüedad clásica.

No se queda atrás el Palacio Da Schio, apodado la "CÓ d’Oro", una joya de la arquitectura gótica veneciana de los siglos XIV y XV. No muy lejos se encuentra la Casa del Palladio, hogar del famoso arquitecto. En las afueras de la ciudad se puede admirar la Villa Valmarana ai Nani, con el muro principal decorado con figuras de duendes y frescos interiores de Giambattista Tiepolo. Se puede llegar con un corto paseo desde la Basílica de Monte Berico, construida a finales del siglo XVII en estilo barroco por Carlo Borrella.

Merece ser visitada también la Casa Pigafetta, un edificio de estilo gótico español con los característicos balcones venecianos donde nació el famoso navegante Antonio Pigafetta, que dio la vuelta al mundo con Magallanes en 1500, aunque no se puede visitar por dentro.

El Museo Cívico, ubicado en el Palacio Chiericati, otra obra de Palladio, contiene pinturas y esculturas (siglos XIII-XIX) de artistas famosos como Veronese, Tintoretto y Tiepolo, y una preciosa colección de dibujos de Palladio. También está el Museo de Historia Natural y Arqueológico instalado en los claustros de la iglesia de la Sagrada Corona y el Museo del Resurgimiento y de la Resistencia cerca del Monte Berico, escenario de la resistencia a los austríacos en 1848. Vicenza es también una ciudad de oro y joyas, y en ella se celebra una famosa feria.

Gastronomía vicentina

Un plato típico es el bacalao muy refinado cocinado "alla vicentina". En el pasado, las tabernas preparaban este plato para los viernes, acompañándolo con "panari" de polenta humeante. Pero son muchos los manjares con los que nos recibe esta ciudad: además del ‘Risi e bisi’, arroz y guisantes, el ‘Bigoli co’ l’arna’, grandes espaguetis servidos con salsa de pato. Y luego el "Risotto coi bruscandoli", las tiernas tapas de lúpulo; los caracoles "Corgnoi alla vicentina", hechos con manteca de cerdo, especias y polenta.