Corrientes 19 °C
Min. 18 °CMax. 30 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/913293

"Madrid es un poco Sudamericana"

El mandamás de la FIFA se lamentó que haya "idiotas" que arruinen al fútbol y respaldó a la CONMEBOL con la decisión de que la final se juegue en la capital española, dijo además que esto debería marcar el comienzo de "una nueva historia en el fútbol".
SDP021218-032F06
***
***

El pre­si­den­te de la FI­FA, Gian­ni In­fan­ti­no, ase­gu­ró ayer que la en­ti­dad rec­to­ra del fút­bol mun­dial res­pal­da la de­ci­sión de la CON­ME­BOL de mu­dar a Ma­drir la se­gun­da y de­ci­si­va fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res de Amé­ri­ca en­tre Ri­ver y Bo­ca, des­pués de los in­ci­den­tes re­gis­tra­dos el pa­sa­do sá­ba­do 24 de no­viem­bre. In­fan­ti­no di­jo que se tra­ta de una de­ci­sión "muy es­pe­cial, muy ex­cep­cio­nal", que de­be­ría mar­car "un an­tes y un des­pués" en la his­to­ria del fút­bol su­da­me­ri­ca­no, y la­men­tó que aún exis­tan en el ám­bi­to de es­te de­por­te "u­nos idio­tas que arrui­nan la fies­ta a mi­llo­nes de per­so­nas". Con­sul­ta­do por la de­ci­sión de mu­dar el par­ti­do a la ca­pi­tal es­pa­ño­la, lan­zó una po­lé­mi­ca de­cla­ra­ción: "Se ju­ga­rá en Ma­drid, que es un po­co Su­da­me­ri­ca­na". Du­ran­te una con­fe­ren­cia de pren­sa re­a­li­dad en Par­que Nor­te, en el mar­co de la Cum­bre de Lí­de­res del Gru­po de los 20 (G20) que se re­a­li­zó en Bue­nos Ai­res, el ita­lia­no re­sal­tó la im­por­tan­cia de que el par­ti­do en­tre Ri­ver y Bo­ca se jue­gue, mi­nu­tos des­pués de que el club de Nú­ñez di­vul­ga­ra un co­mu­ni­ca­do ma­ni­fes­tan­do su ne­ga­ti­va a dis­pu­tar el en­cuen­tro en Ma­drid. In­fan­ti­no, que re­co­no­ció que se es­ta­ba en­te­ran­do allí mis­mo de la de­ci­sión anun­cia­da es­te sá­ba­do por Ri­ver, ex­pre­só al res­pec­to: "Mi con­vic­ción per­so­nal es que el fút­bol siem­pre se tie­ne que ju­gar; la pe­lo­ta no se pue­de pa­rar". Por otra par­te, di­jo que si bien char­ló con el pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri du­ran­te su vi­si­ta a Bue­nos Ai­res pa­ra to­mar par­te co­mo in­vi­ta­do -­por el man­da­ta­rio argentino-­ en la cum­bre del G20, no ha­bla­ron es­pe­cí­fi­ca­men­te so­bre la re­so­lu­ción de la Con­fe­de­ra­ción Su­da­me­ri­ca­na de Fút­bol (CON­ME­BOL) de lle­var a Ma­drid el due­lo co­pe­ro en­tre Ri­ver y Bo­ca. En es­te sen­ti­do, In­fan­ti­no, en nom­bre de la FI­FA, se com­pro­me­tió a co­la­bo­rar con la CON­ME­BOL y con el go­bier­no ar­gen­ti­no pa­ra tra­tar de erra­di­car la vio­len­cia del fút­bol: "Va­mos a ofre­cer nues­tro apo­yo, nues­tra ayu­da", se­ña­ló. "Es cla­ro que las ins­ti­tu­cio­nes del fút­bol so­las no pue­den re­sol­ver­lo (al pro­ble­ma de la vio­len­cia). La FI­FA es­tá dis­pues­ta a tra­ba­jar con la AFA, la CON­ME­BOL y el Go­bier­no pa­ra ver qué po­de­mos ha­cer", sos­tu­vo. Asi­mis­mo, la­men­tó que exis­tan "u­nos idio­tas que arrui­nan la fies­ta a mi­llo­nes de per­so­nas" y re­mar­có que "hay que sa­car­los" (lé­a­se, erra­di­car­los) del am­bien­te del fút­bol. "To­da­vía te­ne­mos un pro­ble­ma con la vio­len­cia en el fút­bol. Te­ne­mos que tra­ba­jar jun­tos por­que es­to na­die lo quie­re; tam­bién te­ne­mos que mi­rar y ver quié­nes son los res­pon­sa­bles de es­tos he­chos y que se ha­ga al­go con­tra es­tas per­so­nas", afir­mó. Con­sul­ta­do In­fan­ti­no so­bre sus sen­sa­cio­nes tras los gra­ves in­ci­den­tes en las in­me­dia­cio­nes del es­ta­dio Mo­nu­men­tal de Nú­ñez que for­za­ron la sus­pen­sión del en­cuen­tro en­tre Ri­ver y Bo­ca el sá­ba­do 24 de no­viem­bre, di­jo que "fue un mo­men­to muy tris­te", lue­go de ha­ber via­ja­do a Bue­nos Ai­res pa­ra asis­tir al frus­tra­do par­ti­do del fin de se­ma­na pa­sa­do. "Es­tu­ve el sá­ba­do pa­sa­do aquí pa­ra ser tes­ti­go del par­ti­do que no se ju­gó y fue por cier­to un mo­men­to muy tris­te. El fút­bol ge­ne­ra mu­cha emo­ción, pe­ro no de­ja de ser un par­ti­do de fút­bol, no es una gue­rra, no es una ba­ta­lla ni una pe­le­a", ex­pre­só. Asi­mis­mo, su­bra­yó: "Lo que ocu­rrió tie­ne que ser con­de­na­do. To­dos los que es­ta­mos en el fút­bol te­ne­mos que apren­der lec­cio­nes de es­tos he­chos; que es­to ge­ne­re un an­tes y un des­pués y que es­to no vuel­va a ocu­rrir nun­ca más". "No ju­gar un par­ti­do es siem­pre una pér­di­da. La CON­ME­BOL es la que tie­ne ju­ris­dic­ción so­bre lo ocu­rri­do, no­so­tros co­la­bo­ra­mos, y la CON­ME­BOL ha con­si­de­ra­do que la úni­ca ma­ne­ra de se­guir ade­lan­te es ju­gar el par­ti­do en Es­pa­ña", di­jo. "La FI­FA ha apro­ba­do es­ta de­ci­sión de ju­gar el par­ti­do en Es­pa­ña, en lu­gar de cre­ar ma­yo­res ten­sio­nes al­re­de­dor de es­te par­ti­do y más crí­ti­cas. Ya ha si­do su­fi­cien­te. To­dos te­ne­mos que pen­sar en nues­tro in­te­rior, tan­to los que ga­nan co­mo los que pier­den: es un par­ti­do de fút­bol", agre­gó el di­ri­gen­te. Pa­ra In­fan­ti­no, es­ta de­ci­sión de la CON­ME­BOL tras los dis­tur­bios en Bue­nos Ai­res de­be­ría mar­car el co­mien­zo de "u­na nue­va his­to­ria en el fút­bol su­da­me­ri­ca­no" y aña­dió: "És­ta es una si­tua­ción muy es­pe­cial, muy ex­cep­cio­nal". "La CON­ME­BOL cre­yó que no se­ría co­rrec­to ni apro­pia­do ju­gar aquí; por eso, de­ci­dió que se jue­gue en otro lu­gar den­tro de un pe­rio­do cor­to. Oja­lá que mu­cha gen­te pue­da ir a ver es­te par­ti­do en Ma­drid", in­sis­tió. Fi­nal­men­te, el di­ri­gen­te de ori­gen ita­lia­no y na­tu­ra­li­za­do sui­zo di­jo que es­pe­ra que el en­cuen­tro sea "u­na fies­ta" en la ca­pi­tal es­pa­ño­la y rei­te­ró la im­por­tan­cia de "ba­jar la tem­pe­ra­tu­ra" en tor­no a es­te due­lo co­pe­ro.

Bullrich: "Nos hubiera gustado que nos den la oportunidad"

La mi­nis­tra de Se­gu­ri­dad, Pa­tri­cia Bull­rich, con­si­de­ró ayer una "pa­ra­do­ja" que la fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res en­tre Bo­ca y Ri­ver se jue­gue en Es­pa­ña y di­jo que al Go­bier­no na­cio­nal le "hu­bie­ra gus­ta­do que le den esa opor­tu­ni­dad". Así lo afir­mó en una con­fe­ren­cia de pren­sa que brin­dó en el Cen­tro In­ter­na­cio­nal de Me­dios que fun­cio­na en Par­que Nor­te, en el cual dio de­ta­lles de có­mo se de­sa­rro­lló el ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad pa­ra la cum­bre de lí­de­res del G20. "Es­ta­mos con­ten­tos de que el par­ti­do se jue­gue en Ma­drid. Pe­ro es co­mo una pa­ra­do­ja la Co­pa de Li­ber­ta­do­res en Eu­ro­pa. Es pa­ra­dó­ji­co y no es lo que más nos gus­ta. Nos hu­bie­ra gus­ta­do que nos den -­sobre to­do a la ciu­dad de Bue­nos Aires-­ esa opor­tu­ni­dad y no lo hi­cie­ron. No­so­tros es­ta­mos tra­ba­jan­do mu­cho con­tra la vio­len­cia en el fút­bol", in­di­có. En la rue­da de pren­sa, la Mi­nis­tra fue con­sul­ta­da so­bre el por­qué la Na­ción es ca­paz de de­sa­rro­llar con nor­ma­li­dad un ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad pa­ra el G20 pe­ro no pu­do or­ga­ni­zar el par­ti­do fi­nal en­tre Bo­ca y Ri­ver que cul­mi­nó con in­ci­den­tes y de­bió ser sus­pen­di­do el sá­ba­do pa­sa­do. "Pa­ra el G20 se tra­ba­jó des­de ha­ce un año. Los mis­mos ac­to­res y la Po­li­cía de la ciu­dad, que tu­vo la res­pon­sa­bi­li­dad del par­ti­do, en es­te mo­men­to, en es­ta cir­cuns­tan­cia (del G20) ha he­cho un tra­ba­jo ex­cep­cio­na­lís­mo con su nue­vo mi­nis­tro a car­go (Die­go) San­ti­lli y el se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad, Mar­ce­lo D’A­les­san­dro".

Notas Relacionadas