Corrientes 12 °C
Min. 7 °CMax. 17 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/913203

Macron sobre los incidentes en París: "Quieren el caos"

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, demoró en llegar a la cita con los periodistas en la sala montada en Costa Salguero, atento como estaba a la evaluación de las manifestaciones en París y en el interior de Francia.
EL PRESIDENTE FRANCÉS HABLÓ DE LAS PROTESTAS QUE DEJARON HERIDOS Y DETENIDOS.
EL PRESIDENTE FRANCÉS HABLÓ DE LAS PROTESTAS QUE DEJARON HERIDOS Y DETENIDOS.

Lo que dijo, luego de referirse a la cumbre del G20 en Buenos Aires, fue que "lo ocurrido en París no tiene nada que ver con la rabia legítima. Nada justifica incendios de edificios públicos y privados, de saqueos y depredaciones de comercios y la suciedad del Arco de Triunfo". En su alocución reveló, también, que tendrá una reunión en la mañana de este domingo con su Ministro de Interior y funcionarios del área de seguridad. Indicó, además, que él "siempre" respetará "las manifestaciones contestatarias" pero añadió: "Jamás aceptaré la violencia". Dijo también que los "depredadores" deberán pasar por la Justicia. Ayer por la mañana lo que había iniciado como una marcha pacífica en París de los llamados "chalecos amarillos" contra el aumento en el precio de los combustibles, terminó en un estallido de violencia a cargo de unos 3.000 manifestantes que superaron un cerco policial y consiguieron llegar al Arco del Triunfo y la plaza de la Etoile. Hubo agresiones a la Policía y serios destrozos. Por la noche se reportaban al menos 180 detenidos y más de 80 heridos. Durante la conferencia de prensa, Macron manifestó que "ninguna causa justifica que se ataque a las fuerzas del orden, que se destrocen edificios públicos y privados o se amenace a los periodistas". El presidente y su Primer Ministro se encuentran bajo fuertes críticas porque este fenómeno de los "chalecos amarillos" lleva tres semanas y no consiguieron elaborar un mecanismo de comunicación y escucha con los manifestantes ni encontrar un camino para calmarlos. La jornada de ayer estuvo marcada por la violencia extrema y combates de guerrilla urbana de los anarquistas contra la Policía francesa en el Arco del Triunfo, rodeado de gases lacrimógenos, un bulldozer que desarmó las barricadas, un avión hidrante para disuadir a los manifestantes, balas de goma, un auto ardiendo en los Campos Elíseos y un deseo de quebrar a las fuerzas de seguridad. Los "chalecos amarillos" y sus reclamos originales de frenar una "ecología punitiva" para los más pobres están siendo ahogados por los "casseurs" (vándalos), que tomaron su movilización como rehén, en un sábado helado en París. La cólera y la rebelión reemplazaron al movimiento inicial.