Corrientes 31 °C
Min. 30 °CMax. 41 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/902956

Evangelistas solicitan que no se "metan" con sus hijos

Los miembros de esta comunidad religiosa manifestarán su rechazo a la modificación de la norma. Temen que las políticas de Estado le quiten el derecho a educar a sus pequeños con base en "los valores de la familia".
EPC281018-011F04
MOVILIZACIÓN DEL CENTRO DE AYUDA A LA FAMILIA EN 2015.
MOVILIZACIÓN DEL CENTRO DE AYUDA A LA FAMILIA EN 2015.

El tratamiento de un proyecto de reforma de la Ley de Educación Sexual trajo consigo una polémica planteada por distintas agrupaciones católicas y evangelistas del país. Las características más controversiales son las que plantean reforzar la obligatoriedad de los contenidos (laicos y científicos) en todas las escuelas y la eliminación del ideario institucional. Éste último aspecto significa que, por ejemplo, un colegio católico no podrá adaptar las clases según crea más conveniente. "Con mis hijos no te metas" es un movimiento social, impulsado por el protestantismo evangélico, que se originó en Perú en 2016. Su conformación fue una respuesta a las políticas públicas del gobierno por la implementación de una perspectiva de género en la educación. La situación se replicó en Argentina dos años después, por iniciativa del Gobierno nacional, y despertó la misma reacción en la comunidad evangelista. Ellos sostienen que el Estado intenta "adoctrinar" a los niños y adolescentes en edad escolar con "ideologías", particularmente con una "ideología de género". El intento de "imponer" los contenidos a través de un marco legal es lo que más molesta a estos sectores: interpretan que el Estado busca pasar "por arriba de la autoridad de los padres" y enseñar valores ajenos a los de la familia. "Padres, docentes y directivos deben estar atentos porque se quiere imponer contenidos curriculares. Aprovechan el contexto y se plantan desde problemáticas sociales como el machismo y la violencia a la mujer", dijo a época María Valoy pastora y referente del evangelismo de Ituzaingó. Para la referente, también directora del Centro de Ayuda a la Familia, el objetivo es "homosexualizar a la población". "El problema es introducir ideologías que buscan poner dudas sobre la identidad sexual a los más pequeños", comentó. A la vez que agregó: "Lamentablemente cada vez se registran más casos de infancia trans en Latinoamérica". La institución que maneja Valoy se encarga de dictar talleres de prevención del abuso sexual infantil y de contención para mujeres que sufren violencia en su entorno. Además, asisten a las familias de la localidad que atraviesan distintas problemáticas. "Atacan a la familia natural pregonando y promoviendo una familia que no es la del hombre y la mujer. A ésta la ven como arcaica y heteropatriarcal", culminó. Este sector de la sociedad también se apoya en el Derecho Internacional para expresar su malestar ante los contenidos que promueve la ESI. La Convención Americana de los Derechos Humanos (articulo 12 inciso 4) establece que los padres tienen derecho a que sus hijos reciban la educación moral y religiosa que esté de acuerdo a sus propias convicciones. Garantías similares establece el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, y la Convención Americana de los Derechos Humanos.

Pedido de intervención al Ministerio El referente de Pastores Unidos por Corrientes, Diego Olivera, informó a este medio que el pasado martes 23 de octubre mantuvo una reunión con la ministra de Educación de la Provincia, Susana Benítez. En la oportunidad le expuso su "preocupación" por lo que ellos denominan "ideología de género". "Si en alguna institución se enseña ideología de género los padres pueden escribir una nota a las autoridades del colegio y, en caso de continuar los problemas, tomará cartas en el asunto el Ministerio", aseguró el pastor tras la reunión. "Hay que capacitar a los niños y adolescentes en el marco de una educación sexual basada en los valores de la familia", declaró. Olivera sostiene que uno de los mejores métodos anticonceptivos que pueden enseñarse en las escuelas es la "abstinencia sexual". "Impulsan la idea de algo que no está comprobado científicamente y atravesado por intereses políticos. Aseguran que el sexo no está genéticamente dado sino que es una construcción social", opinó. La hipótesis de los grupos evangelistas es que estas nuevas teorías buscan "descontruir" la identidad de las personas y volverlas a formar a la luz de la ideología que promueven. Al ser consultado sobre la posición de la iglesia evangélica ante las personas con distinta orientación sexual, el pastor aseguró "que ni la Iglesia Evangelista, ni la Católica discriminan". Además entienden y acompañan "el proceso de la vida por el que pasan estas personas".

Notas Relacionadas