Corrientes 26 °C
Min. 19 °CMax. 30 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/902949

Abuso familiar: una pesadilla que es silenciada

La manera en la que algunos casos de violaciones entre integrantes de un mismo grupo familiar son descubiertos, deja en evidencia que se trata de un flagelo social muchas veces callado.
mauriño1.jpg
***

Por la naturaleza ultraviolenta del abuso sexual como delito y el trauma que genera en las víctimas, sobre todo las pequeñas, es común que los que padecen o padecieron una violación, muchas veces lleven aquel martirio en silencio, sin comentar a nadie lo sufrido. La situación se agrava en aquellos casos en los que quien fue el autor de aquella pesadilla silenciosa, es integrante de la familia de la víctima. Acorde a ello, es que la Ley establece que un abuso sexual, puede ser denunciado con un lapso de 10 años. Más allá de esto, es evidente que las violaciones son muchas veces calladas y algunas, ni siquiera llegan a ser expuestas ante la justicia. Esto se puede dilucidar fácilmente, cuando se analiza la manera en el que un abuso sexual en la familia, es descubierto.

EPC281018-005F08
LA MAYORÍA DE LOS CASOS, NI SIQUIERA LLEGAN A SER EXPUESTOS ANTE LA JUSTICIA.
LA MAYORÍA DE LOS CASOS, NI SIQUIERA LLEGAN A SER EXPUESTOS ANTE LA JUSTICIA.

- Algunos de estos casos salieron a la luz incluso casi por accidente, como el que ocurrió en la localidad de Santo Tomé, dos años atrás, cuando se detectaron signos de abuso en una niña de apenas tres años. Era mayo de 2016, cuando pasadas las 14:30, en la esquina de Torranzos e Independencia de esa ciudad, se produjo el choque entre una motocicleta y un automóvil. En el vehículo mas pequeño iba la menor junto a un adolescente de 17 años, quien aparentemente era el autor de la vejación. Lo cierto es que ambos fueron asistidos por médicos, debido al accidente, y así es que se descubrió que la pequeña tenía signos de abuso. Casos más recientes ocurrieron en Mburucuyá. En uno incluso, las violaciones habrían sido silenciadas y hasta naturalizadas, lo que obviamente es peor, ya que ni siquiera se acepta al delito como tal. Se trata del caso de dos hermanas, de 12 y 16 años, quienes fueron víctimas de abusos según se pudo establecer. Primeramente, la de 16 años, mantenía una relación sentimental con un hombre de 42 años, quien además de haber incurrido en el estupro (aprovecharse de la inocencia de una menor para que tenga relaciones sexuales) habría violado a la chiquita de 12 años. Esta última se lo habría dicho a su madre y a su hermana (pareja del sospechoso), pero estas nada dijeron, según se cree. No sólo eso, sino que además, la niña inició una "relación" con un hombre de 40 años, lo que configuraría un segundo caso de estupro. También en la ciudad de Mburucuyá, durante una jornada educativa, niñas de 12 años contaron que una compañera era víctima de abuso por parte de su padrastro. La menor nada había contado, únicamente pudo escribir su dolor en una carta.

Notas Relacionadas