Corrientes 28 °C
Min. 19 °CMax. 30 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/902934

Educación sexual: el debate entre la necesidad y una nueva grieta

Un caso de abuso intrafamiliar a una niña de 11 años se conoció esta semana en la localidad de Mburucuyá. El aberrante suceso salió a la luz en una clase sobre educación sexual y violencia. De otro modo, quizás nunca se hubiera denunciado ¿Cuánto más debate necesita una legislación que ya tiene más de 10 años y todavía no se aplica con fuerza?

DORA ALCAJE
Como una continuidad del debate sobre el la legalización del aborto, la sociedad argentina vuelve a perderse en una polarización de opiniones, que esta vez se concentran en los contenidos que podrían (o no) incorporarse, tras una posible modificación, a la Ley de Educación Sexual Integral en las escuelas. Aunque la ley vigente existe desde 2006, la implementación de acciones para su aplicación demoró varios años. Y en Corrientes, algunos de los programas comenzaron a incorporarla recién desde 2017. Ahora, voces y a favor y en contra de tratar temas como la diversidad de género o valores religiosos vuelven a polarizar criterios. Mientras tanto, los casos de abuso sexual infantil y de embarazo adolescente piden a gritos que los adultos se ocupen del tema. Durante las largas semanas que duraron las exposiciones y luego los debates en el Congreso, la mayoría de quienes expusieron sus argumentos -a favor y en contra- de la despenalización del aborto, coincidieron en remarcar la necesidad de reforzar las estrategias de educación, tanto para prevenir embarazos no deseados, como para disminuir los índices alarmantes de abuso sexual infantil y adolescente.

info4

- Lo cierto es que el país ya cuenta con una ley de Educación Sexual Integral desde 2006. Pero, a principios de septiembre, en un plenario de comisiones de Educación y Familia, Mujer y Adolescencia de la Cámara de Diputados de la Nación, se llegó a un consenso para proponer algunos cambios en la legislación, como por ejemplo, que sea declarada de orden público, y por tanto, de aplicación obligatoria en todas las instituciones educativas del país, estatales o privadas. Las modificaciones propuestas rondan en torno a incorporar contenidos que despertaron la alarma y la resistencia de padres, tutores y un gran sector de la sociedad, sobre todo vinculando a la iglesia católica y a la evangelista (Ver página 6). Mientras tanto, la necesidad de una plena vigencia de la legislación es insoslayable.

Embarazo adolescentey abuso infantil En Corrientes, el porcentaje de niñas y adolescentes de hasta 14 años embarazadas es uno de los más altos del país: de acuerdo con un informe de UNICEF con datos de 2015, tres de cada mil niñas estuvieron en esa condición. La provincia se encuentra cuarta entre las jurisdicciones (todas del Norte) que tienen las tasas de fecundidad más altas en ese rango etario. El documento del organismo internacional consigna que en Argentina 2.787 madres menores de 15 años dieron a luz, sobre un total de 770.040 nacidos vivos en el año de referencia. Todos los casos de niñas embarazadas se tratan con un equipo interdisciplinario. Si bien la mayoría son del interior provincial, también existen casos en Capital. Pero, además, las cifras solapan otro problema muy grave: el abuso sexual de niños y adolescentes, que en muchos casos da lugar a esos embarazos no deseados y que no se denuncia. "Hacer el trabajo de prevención desde las aulas es fundamental. La educación sexual en las escuelas debe ser obligatoria", opinó al ser consultada por época, Patricia Nazer, quien aunque ahora está desvinculada, presidió durante los últimos seis años el Consejo Provincial de Niñez y Adolescencia (COPNAF) en la provincia. "La vulneración de los derechos de los niños se da en todos los niveles socioeconómicos. Contrario a lo que se pueda pensar, no es un problema de gente pobre. Por eso también la intervención de otros actores sociales, como los maestros, que puedan constituirse en denunciantes y sean parte del abordaje del problema es tan importante", subrayó. No obstante, la exfuncionaria reconoció que la implementación entraña sus dificultades, e incluso que la legislación, que ya existe desde 2006, se demoró mucho tiempo en llegar hasta la provincia. "Con el tema de embarazo adolescente se implementa un programa desde el año pasado, orientado desde el gobierno nacional, que compromete capacitaciones, Educación Sexual Integral y terminalidad de estudios. El programa se llama ENIA, e involucra a los ministerios de Educación, Salud y Desarrollo Social", recordó la entrevistada. Se lo comenzó desarrollar recién este año, en 106 escuelas secundarias de Capital y Goya. "La educación es central, porque otros organismos del Estado actúan recién cuando los hechos están consumados", reflexionó Nazer.

EPC281018-005F01
TRES DE CADA MIL ADOLESCENTES TIENEN HIJOS EN CORRIENTES.
TRES DE CADA MIL ADOLESCENTES TIENEN HIJOS EN CORRIENTES.

Según la ONG Amnistía Internacional, evaluaciones encaradas por el Ministerio de Educación de la Nación indican que en una encuesta realizada en escuelas de todo el país, unos 8 de cada 10 adolescentes manifestaron no haber recibido contenidos de Educación Sexual Integral en sus escuelas. La tarea de llevar adelante los talleres de formación para los docentes y de concientización para los alumnos, recayó sobre la Dirección de Servicios Educativos de Prevención y Apoyo (DISEPA), que ya concretó en lo que va del año una serie de actividades respecto de la problemática. Cuando se lanzó el programa, desde esa dirección comentaron a época que los primeros puntos de trabajo fueron los establecimientos educativos de Mercedes y Paso de los Libres. "ENIA llegará a las aulas en mayo. Tenemos muchas expectativas puestas en esta política y confiamos en que servirá para establecer mejoras", postuló a este medio la directora de DISEPA, Julia Sáez. En tanto, la directora de Nivel Secundario de la Provincia, Práxedes López, indicó que "es indispensable trabajar de manera mancomunada para que esta iniciativa multiministerial logre su objetivo". Pese a los reiterados intentos durante la última semana, desde este medio no se logró contactar con autoridades educativas de esa dirección para acceder a más detalles sobre la tarea que desempeñan desde el área y de los primeros resultados de la implementación del programa. De todas maneras, la realidad habla por su cuenta en hechos concretos. Sin ir muy lejos, esta misma semana se conoció el caso de una niña de 11 años de Mburucuyá cuyas compañeritas contaron a sus maestros que estaba siendo víctima de abusos sexuales por parte de su padrastro (ver recuadro). "Los ejemplos de la necesidad de abordar estos temas en la escuela son cotidianos. Y también la relevancia del rol de los docentes en esta área. Pero también que los contenidos de los programas se regulen desde la Nación y se reglamenten, para que la instrumentación no quede librada a la voluntad y a la estricta responsabilidad de cada maestro", opinó Nazer. Las estadísticas, aunque hay pocas y no son oficiales, señalan que en su mayoría los abusos infantiles se concretan en el seno intrafamiliar.

Un tema tabú Claudia Fernández es Obstétra, partera, recibida en la Universidad Nacional de Formosa y en la actualidad se desempeña en Corrientes en la maternidad del hospital Llano. Fue una de las voces convocadas por los legisladores para plantear su perspectiva en el debate sobre la legalización del aborto en el Congreso. Para esta profesional de acreditada trayectoria, tanto la interrupción del embarazo, como los embarazos no deseados y, más aún, aquellos que derivan de abusos, tienen profundas raíces culturales. "Un problema que tenemos como sociedad es que hay hombres y mujeres que no conocen su cuerpo. No conocen el ciclo menstrual, no saben de los métodos anticonceptivos de emergencia y de aquellos que deben utilizar para planificar su familia. Hablar sobre sexo sigue siendo tabú y la educación sexual no llega a las escuelas. Tener preservativos, pastillas anticonceptivas, DIU y Dispositivos Intradérmicos en los hospitales y las salas de atención Primaria, no basta", enfatizó. Respecto de la Ley 26.150, sostuvo que incluye la explicación del funcionamiento del aparato reproductor, de los métodos anticonceptivos, e informa acerca de infecciones de transmisión sexual. Además, se trata de una herramienta que permite conocer los cuidados del cuerpo, enseña a respetar la identidad de género y la diversidad sexual, a prevenir abusos, entre otras cuestiones. La importancia de comprometernos con la educación sexual es determinante para evitar los embarazos. "La edad fértil en las mujeres comienza más temprano. Hoy nuestras niñas están menstruando a los 12 años promedio, es decir que ya están en edad fértil. Más que nunca necesitamos hablar de sexualidad, higiene y procreación responsable. El inicio de la vida sexual se ubica hoy entre los 14 y 15 años y muchos lo hacen sin conocer su cuerpo", advirtió Fernández. "Hay que educar, esa es la clave", determinó.

NOTICIAS RELACIONADAS: 

Abuso familiar: una pesadilla que es silenciada  

Sin mitos ni tabúes: los contenidos de la educación sexual al descubierto  

La Iglesia Católica marchará para pedir una ESI basada en "el amor"  

Evangelistas solicitan que no se "metan" con sus hijos  

Notas Relacionadas