Corrientes 12 °C
Min. 11 °CMax. 16 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/860985

Italia rechazó otro barco con inmigrantes y pide "que los lleven a España o Francia"

Italia volvió a rechazar un barco con migrantes rescatados en el Mediterráneo, frente a la costa Libia, como ya ocurrió con el Aquarius. Esta vez, transportaba 224 migrantes, rescatados por una ONG frente a las costas de Libia.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, líder de la ultraderechista Liga,  acusó a las ONG que operan en el Mediterráneo de "ayudar al tráfico de personas" y les ha conminado a llevar su "carga de carne humana" a España o Francia. Salvini se refería concretamente un barco con bandera holandesa de la ONG alemana Lifeline, que resctó a unos 224 inmigrantes frente a las costas libias.

Según las autoridades italianas, el barco subió a bordo a los migrantes desoyendo las instrucciones de la Guardia Costera italiana que les conminaba a dejar que fueran las patrulleras libias quienes se hicieran cargo de los náufagos.

"La Guardia Costera italiana les ha escrito para que no se movieran, que se ocupaba Libia – aseguró Salvini en redes sociales - pero estos desgraciados, incluso poniendo en peligro la vida de los inmigrantes en estos botes, no han escuchado a nadie y han intervenido cargando su cantidad de carne humana a bordo".

El ministro de infraestructuras y Transportes italiano, Danilo Toninelli, sostuvo que el barco está actuando "en aguas libias fuera de las reglas del derecho internacional" y que "han embarcado a 250 náufragos sin tener los medios técnicos para garantizar su seguridad".

Según Salvini, el Gobierno italiano envió una nota oficial a la Embajada de los Países Bajos en Roma para confirmar si la embarcación es de este país.

"No tocarán suelo italiano (...) este barco Italia lo va a ver solo en postal porque las reglas se respetan", añadió el ministro de Interior.

Acusa a las ONG de "ayudar al tráfico de seres humanos"

Salvini atacó a las ONG que operan en el Mediterráneo, a las que ha acusado de "ayudar al tráfico de seres humanos (...) estos falsos socorristas miran más a la cartera que a salvar vidas".

Según el ministro, Italia ha pedido a las autoridades de Libia, Túnez y Malta que se hagan cargo de las barcazas en dificultades en aguas libias. También se ha dado orden a la Guardia Costera italiana de que permanezca cerca de las costas italianas y que intervengan ante Libia los guardacostas de este país y los malteses porque Italia "no se puede hacer cargo de los costes económicos y sociales de una inmigración fuera de control", en palabras de Salvini.

"Llévense a toda los carga de seres humanos a Gibraltar, a España, a Francia o donde quieran", subrayó, en tanto acusó  a estos países de no haber cumplido aún con su cuota de refugiados que deben ser reubicados desde Italia y Grecia.

 Italia ya rechazó dar un puerto al Aquarius de la ONG SOS Méditerranée con 630 inmigrantes a bordo y que finalmente desembarcó en Valencia tras el ofrecimiento del Gobierno español, y que ahora está regresando de nuevo al Mediterráneo central.