Corrientes 17 °C
Min. 11 °CMax. 19 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/859328

A último momento la gente se decidió por comprar el regalo para papá

En algunos locales comerciales de la calle Junín se trabajó de corrido. Uno de los factores fue que por la mañana, muchas personas se quedaron en sus casas a mirar el partido de la Selección argentina. El repunte de las ventas se dio también por las bajas temperaturas.
UNA DE LAS GRANDES TIENDAS DEL CENTRO DECIDIÓ ABRIR SUS PUERTAS POR LA SIESTA.
UNA DE LAS GRANDES TIENDAS DEL CENTRO DECIDIÓ ABRIR SUS PUERTAS POR LA SIESTA.

El Día del Pa­dre es una de las fe­chas im­por­tan­tes pa­ra el sec­tor co­mer­cial. Por es­te mo­ti­vo, al­gu­nos lo­ca­les de­ci­die­ron abrir sus puer­tas en la sies­ta de ayer. Si bien la ma­ña­na se pre­sen­tó con he­la­das, la tem­pe­ra­tu­ra al­re­de­dor de las 15, fue de oto­ña­les 14 gra­dos. Es­ta si­tua­ción ge­ne­ró que mu­chas per­so­nas apro­ve­chen la aper­tu­ra de ne­go­cios de la pe­a­to­nal Ju­nín pa­ra re­a­li­zar la com­pra por Día del Pa­dre. Uno de co­mer­cios que re­sol­vió tra­ba­jar de co­rri­do fue una tien­da por Ju­nín ca­si San Juan. Mar­ce­lo Al­ca­raz, ge­ren­te de la fir­ma, in­for­mó que en fe­chas es­pe­cia­les op­tan por tra­ba­jar por la sies­ta. Por tal mo­ti­vo, las puer­tas es­tu­vie­ron abier­tas des­de las 8:30 y has­ta las 21. "Es­te año, el Día del Pa­dre ca­yó un día an­tes del de­but de la Se­lec­ción ar­gen­ti­na. Uno de los fac­to­res que nos hi­zo re­pen­sar es­tra­te­gias de ven­ta fue el ho­ra­rio del par­ti­do. El en­cuen­tro fue a me­dia ma­ña­na y pen­sa­mos que iba a dis­mi­nuir la pre­sen­cia de los con­su­mi­do­res. Por suer­te no fue así y mu­chas per­so­nas lle­ga­ron en ple­no par­ti­do", di­jo Al­ca­raz. Por otro la­do in­for­mó que fue una se­ma­na po­si­ti­va. "Hu­bo un re­pun­te en las ven­tas. Uno de los fac­to­res es la pro­xi­mi­dad del día que se aga­sa­ja a los pa­dres y el otro, el des­cen­so de la tem­pe­ra­tu­ra. Es que mu­chos vi­nie­ron a com­prar ro­pa de abri­go", co­men­tó.

EN ALGUNOS CASOS, PESE A LA EXTENSIÓN HORARIA, LA RECAUDACIÓN NO FUE LA IDEAL.
EN ALGUNOS CASOS, PESE A LA EXTENSIÓN HORARIA, LA RECAUDACIÓN NO FUE LA IDEAL.

Ade­más in­for­mó que en­tre los pro­duc­tos más ven­di­dos fi­gu­ran los sué­te­res, las cam­pe­ras y pan­ta­lo­nes fri­za­dos. "Es­ta se­ma­na, el 50 por cien­to de las ven­tas que tu­vi­mos co­rres­pon­de a la sec­ción hom­bres, el res­to se re­par­te en­tre la sec­ción ni­ños y mu­je­res. Por suer­te pa­ra mu­chas fa­mi­lias co­rren­ti­nas, es un clá­si­co ha­cer el re­ga­lo pa­ra pa­pá en nues­tro lo­cal co­mer­cial", di­jo Al­ca­raz. En cuan­to a los pre­cios, afir­mó que no hay ma­yo­res di­fe­ren­cias en re­la­ción al año pa­sa­do. "Por ejem­plo, te­ne­mos sué­te­res a 350 pe­sos, je­ans des­de 500 pe­sos, en­tre otras de las ofer­tas", di­jo el re­pre­sen­tan­te de la fir­ma co­mer­cial.

"La gen­te ya nos co­no­ce y por eso el Día del Pa­dre, la Ma­dre, del Ni­ño, Na­vi­dad y Año Nue­vo tra­ta­mos de brin­dar es­te ser­vi­cio pa­ra que las fa­mi­lias pue­dan ha­cer las com­pras pa­ra sus se­res que­ri­dos", con­clu­yó Al­ca­raz. Pe­ro no to­dos los ne­go­cios del cen­tro tu­vie­ron la mis­ma suer­te. Jor­ge atien­de un lo­cal del ru­bro in­du­men­ta­ria de­por­ti­va en la ca­lle Ju­nín al 900 y en diá­lo­go con es­te me­dio di­jo que pe­se a la pro­xi­mi­dad del Día del Pa­dre, no hu­bo me­jo­ras en las ven­tas du­ran­te es­ta se­ma­na. Es­te tam­bién fue uno de los ne­go­cios que de­ci­dió abrir sus puer­tas en ho­ras de la sies­ta pa­ra in­ten­tar re­cau­dar al­go de di­ne­ro en la par­ti­cu­lar jor­na­da de sá­ba­do. Es que el de­but de la Se­lec­ción ar­gen­ti­na de fút­bol en el mun­dial de Ru­sia, hi­zo mo­di­fi­car la agen­da. En prin­ci­pio, el jo­ven em­ple­a­do di­jo que por la ma­ña­na y la sies­ta hu­bo po­co mo­vi­mien­to. "U­no de los mo­ti­vos del po­co mo­vi­mien­to en ho­ras de la ma­ña­na fue el en­cuen­tro de la Se­lec­ción Ar­gen­ti­na. Pa­ra no­so­tros el pú­bli­co fut­bo­le­ro es cla­ve, ya que con­ta­mos con in­du­men­ta­rias de­por­ti­vas y ven­de­mos mu­chas ca­mi­se­tas del se­lec­cio­na­do na­cio­nal", es­gri­mió el jo­ven. An­gie es em­ple­a­da de otro lo­cal de la ca­lle Ju­nín que de­ci­dió de­jar sus puer­tas abier­tas ayer por la sies­ta. En con­tac­to con épo­ca se­ña­ló que en la ma­ña­na hu­bo po­co mo­vi­mien­to en el lo­cal que atien­de pe­ro que por la tar­de el pa­no­ra­ma fue di­fe­ren­te. Ro­mi­na es otra de la em­ple­a­das del co­mer­cio, quien de­ci­dió res­pon­den las pre­gun­tas de épo­ca. En prin­ci­pio di­jo que en la se­ma­na hu­bo re­pun­te en las ven­tas. "Por suer­te hu­bo mu­cho mo­vi­mien­to. La gen­te se de­ci­dió por com­prar ro­pa de abri­go por el des­cen­so de la tem­pe­ra­tu­ra", en­fa­ti­zó la mu­jer.

El mer­ca­do ubi­ca­do en las ca­lles de Bel­gra­no y Ro­ca, es uno de los pun­tos de la ciu­dad que tu­vo un re­pun­te en las ven­tas. En los pues­tos ubi­ca­dos en cer­ca­ní­as de al­gu­nas ofi­ci­nas de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Co­rrien­tes, se co­mer­cia­li­za en su gran ma­yo­ría ro­pa y pro­duc­tos de re­ga­le­rí­a. épo­ca se acer­có al lu­gar y dia­lo­gó con los pues­te­ros y las per­so­nas que es­ta­ban com­pran­do el re­ga­lo pa­ra pa­pá. Flo­ren­cia es la en­car­ga­da de uno de los pues­tos y en diá­lo­go con es­te me­dio di­jo que du­ran­te to­da la se­ma­na tu­vie­ron bue­nas ven­tas. "Por suer­te, el frío y la pro­xi­mi­dad al Día del Pa­dre hi­cie­ron que la gen­te se acer­ca­ra a nues­tros pues­tos. Ellos sa­ben que acá te­ne­mos bue­nos pre­cios y ca­li­dad", ex­pre­só la jo­ven. En cuan­to a los pre­cios, se­ña­ló que tie­nen cam­pe­ras que cues­tan 900 pe­sos y son las que más se ven­den. "Nues­tras cam­pe­ras son pa­ra jó­ve­nes, adul­tos y las que hoy es­tán de mo­da. Por suer­te la ven­ta fue bue­na y es­pe­re­mos que con­ti­núe así", se­ña­ló Flo­ren­cia. Ma­rie­la es la en­car­ga­da de otro de los pues­tos de "El Pi­so". En su ca­so, tam­bién coin­ci­dió que las ven­tas an­du­vie­ron bien du­ran­te to­da la se­ma­na. "La ver­dad no nos po­de­mos que­jar. Por ejem­plo hoy -­por ayer-­, an­tes del par­ti­do de Ar­gen­ti­na re­ci­bi­mos mu­cha gen­te. Nos vi­mos sor­pren­di­dos có­mo se vol­ca­ron a com­prar ban­de­ras, go­rras, pin­tu­ras y ca­mi­se­tas de la Se­lec­ción", co­men­tó la mu­jer.