Corrientes 23 °C
Min. 22 °CMax. 33 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/844922

Reclamo por importantes obras

Rodolfo A. Paladini Ricardo A.Paladini (*) Colaboración

El año pasado, como Foro de Yacyretá, acompañamos, conjuntamente con distinguidos ciudadanos, a los senadores  Noel Eugenio Breard, María Carolina Martínez Llano y otros, a la presentación de la "Ley de la Provincialización  Energética" que refiere a la generación hidro-eléctrica de la represa Yacyretá, la que rápidamente fue sancionada por el legislativo provincial con la Ley Nº 6.427, herramienta legal que promulgó posteriormente el Poder Ejecutivo.

Inmediatamente esta importante iniciativa se presentó en el Congreso nacional para su tratamiento y demás, por lo que se espera un acompañamiento necesario de los legisladores para que, de una buena vez, se ponga en práctica lo que legítimamente le corresponde a Corrientes en materia energética.

Observamos a la Ruta Internacional emplazada en el coronamiento de la represa, que debe funcionar como “puente o paso fronterizo” entre Ayolas (Paraguay) e Ituzaingó (Argentina). Fue prevista dentro del proyecto básico pero que nunca cumplió su cometido.
Observamos a la Ruta Internacional emplazada en el coronamiento de la represa, que debe funcionar como "puente o paso fronterizo" entre Ayolas (Paraguay) e Ituzaingó (Argentina). Fue prevista dentro del proyecto básico pero que nunca cumplió su cometido.

Vemos con sumo agrado cómo últimamente el PEP se puso al hombro los reclamos incumplidos desde hace años por parte de la Nación, peticionando a los cuatro vientos, obras importantes del sistema Yacyretá,  todo ello para el progreso y desarrollo de esta provincia.

Vale aclarar que alguna de estas construcciones fue realizada pero que no presta el verdadero servicio planificado y, a su vez, existen otras que si bien fueron presupuestadas en los contratos de obras del complejo, al final no se ejecutaron. .

También se crearon notables diferencias y desigualdades en la región habida cuenta que se construyeron obras que nunca se pensaron ejecutar sobre el margen argentino, si en cambio se realizaron en el paraguayo.

Además se advierte a simple vista, la construcción de obras de superlativo costo en Misiones, mientras que a nuestro estado provincial lo dejaron de lado.

Así observamos a la Ruta Internacional emplazada en el coronamiento de la represa, que debe funcionar como "puente o paso fronterizo" entre Ayolas (Paraguay) e Ituzaingó (Argentina) porque así fue previsto dentro del proyecto básico y que nunca cumplió su cometido.

Recuérdese que por el "Tratado de Yacyretá",  este colosal emprendimiento fue acordado por las altas partes intervinientes como "de propósitos múltiples", que significaba, entre otros fines, generar la energía hidroeléctrica, la regulación parcial de crecidas, la toma de agua para riego, el turismo, la vinculación fronteriza de ambos países, función esta que al presente no se cumplió y que nadie de la Entidad Binacional salió a explicar el motivo.

¿Acaso la represa de Salto Grande no tiene en su cresta una ruta similar que une las ciudades de Concordia (Argentina) y Salto (Uruguay)? Allí a nadie se le ocurrió clausurar o impedir su circulación.

Sépase que, en su  momento, la legislatura correntina realizó importantes gestiones reclamando la utilidad y liberación del paso fronterizo de Yacyretá pero, lamentablemente, su resultado fue negativo.

Se sabe que el actual Gobernador con buen criterio efectuó acciones tendientes para que se la habilite y funcione de una buena vez, caso contrario se está nuevamente postergando el desarrollo y progreso de esa zona de frontera, más allá de los otros beneficios que se obtendrían, como ser los menores costos del transporte, aumento de las economías regionales, etc., las cuales son más que evidentes.

Además, están aquellas otras obras no construidas como es el "Aeropuerto de Ituzaingó", proyectado e incluido en el contrato de construcción acordado con la constructora Impregilo –Dumez (UTE), con un monto originario de 82 millones de dólares pero, en cambio, estos dineros fueron destinados para reforzar las obras de cierre del brazo principal del Paraná, quedándose la ciudad de Ituzaingó sin su anhelado aeropuerto que estaba previsto realizarlo como de "alternativa", según las normas OACI y de la ANAC con rango de "internacional".

Es de recordar que en aquella época, ya se había previsto generar en esa zona un polo turístico trayendo contingentes de visitantes de otros lares para que disfrutaran, además de la inmensa represa con sus construcciones, del hermoso y atrayente "Sistema Ibera" que está ubicado a pocos kilómetros del lugar de emplazamiento de este frustrado  aeropuerto.

Los lectores también deben saber que un aeropuerto similar está construido y en operaciones enfrente de Ituzaingó en la misma Ayolas (Paraguay) por así haberse acordado en el Tratado de Yacyretá, que respecto a las obras complementarias, palabras más palabras menos, dice: "….que toda obra que se construya de un lado se la deberá construir del otro".

Se hace notar que al primero de los autores de esta nota le cupo la tarea de reclamarla insistentemente en los comienzos de los años 90, cuando era integrante de la Comisión Argentina de Grandes Presas, pero su lucha en franca soledad y la apatía política imperantes por aquellos tiempos conspiraron en contra de su incansable accionar en beneficio de los correntinos.

Hoy vemos al señor Gobernador reclamar legítimamente a las autoridades nacionales la concreción definitiva de este Aeropuerto Internacional no construido en su momento.

Además, no debemos olvidar que por aquella época también se benefició al Aeropuerto de Posadas que estaba inconcluso, pero gracias a los fondos de la Entidad Binacional Yacyretá se lo pudo terminar.

También fueron beneficiados por el estado argentino nuestros hermanos posadeños y encarnacenos al construirles el Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, importante paso ferrovial  que une las ciudades de Posadas y Encarnación, cuyo emplazamiento no estaba previsto en el Tratado de Yacyretá, pero su construcción fue exigida al presidente argentino por el entonces par paraguayo (Alfredo Stroener) por compensaciones de los  terrenos inundados (???).

Comentario aparte merecen las obras que exceden el tratado de Yacyretá y que la EBY impulsó y financió en Encarnación, como ser el popular Sambódromo con un costo cercano a los cuatro millones de dólares.

Por lo expuesto, los autores de esta nota entienden que existen motivos más que suficientes para sugerir que la obra en tratamiento se la realice bajo la variante de "reparación histórica para Corrientes".

En igual situación que la anterior está la estación de recría de peces, la que se diseñó con alta tecnología para paliar los impactos negativos y perjudiciales al hábitat agua que, además, se previó para que funcionara como polo investigativo de la Universidad del Nacional de Nordeste (UNNE), cuyo presupuesto por parte de la EBY era de 15 millones de dólares.

Actualmente todo ello brilla por su ausencia, obra que también se la deberá reclamar, bajo la modalidad de "reparación histórica para Corrientes"

Además de lo anterior están las otras obras necesarias e  impostergables, como son las protecciones y defensas de costas y de márgenes.

Estas obras aguas arriba de Yacyretá y en territorio correntino no se realizaron aunque la cota del lago aumentó en los últimos años de cota 78 a 83(msnm).

Un ejemplo de ellas es el lugar donde corre la Ruta Nacional Nº12 hacia Posadas en la zona de Puerto Valle (Ituzaingó) a escasos 20 metros del lago, sin tener en sus márgenes los clásicos enrocados basálticos para proteger la erosión de la costa producto de la energía de choque de las olas ocasionadas por los fuertes vientos soplando del cardinal Norte y la larga "cancha del recorrido", hecho que si llega a suceder, el agua pasa sobre la carpeta asfáltica y adiós a la Ruta Nacional en ese sector, interrumpiendo así el transporte con Misiones, Paraguay, Brasil, etc., con todas sus consecuencias adversas.

La central Yacyretá opera actualmente a cota de proyecto (83 msnm) con una potencia instalada de 3.100 MW y genera como promedio anual una energía de 19.000 GWh.
La central Yacyretá opera actualmente a cota de proyecto (83 msnm) con una potencia instalada de 3.100 MW y genera como promedio anual una energía de 19.000 GWh.

No ocurrió lo mismo con aquellas del lado paraguayo y argentino ejecutadas antes y después del límite divisorio con la provincia de Misiones, inclusive hasta el paraje La Candelaria, como ser puertos, aeropuertos, protecciones de márgenes, puentes, accesos viales, avenidas costaneras, playas artificiales, barrios de viviendas, pavimentaciones urbanas, rellenos sanitarios redes de agua, de cloacas, de alumbrado eléctrico, plantas de tratamientos de líquidos, escuelas,  etc., todo ello con una inversión de la EBY cercano a los tres mil millones de dólares.

Todo esto enfatiza aún más la inequidad y discriminación que viene sufriendo  Corrientes a lo largo de su historia,  por lo que entendemos razonablemente que es hora de decir "hasta acá llegamos".

De acuerdo a lo informado por los medios nacionales, resulta auspiciosa la inminente construcción de la central hidroeléctrica sobre el brazo Aña Cua del río Paraná  como complemento de la central Yacyretá, la que adicionará a esta generadora un 9% de lo que actualmente produce, más allá de los de empleos y servicios que se crearán tanto en la localidad de Ayolas como en la misma Ituzaingó como consecuencia de esta construcción, cuya ejecución se la estableció en cuatro años.

No debemos olvidar que la central Yacyretá opera actualmente a cota de proyecto (83 msnm) con una potencia instalada de 3.100 MW generando como promedio anual una energía de 19.000 GWh.

Del mismo modo aparecen los avanzados estudios de consultorías pertenecientes a la presa  ITATÍ – ITÁ CORÁ compensadora de Yacyretá, emprendimiento que se tiene previsto emplazarlo en el Km 1.284 del río Paraná y que, una vez finalizado, tendrá una potencia instalada de 1.660 MW trabajando a cota 61 (msnm) y generaría una energía anual de 11.290 GWh.

Además de lo anterior, esta obra favorecería a la navegación, al turismo, a la recuperación de tierras del lado paraguayo para la producción y, a su vez, permitirá la instalación de 10 turbinas adicionales en la presa de Yacyretá, ampliando de esta manera y ostensiblemente la oferta hidroeléctrica que brinda nuestro río Paraná al país todo.

Finalmente consideramos, no solamente como ingenieros civiles que somos sino también como simple ciudadanos, que todos los correntinos debemos unirnos detrás de estos justos reclamos de obras, como también apoyar las gestiones oficiales que se están llevando a cabo en ese sentido, pues todo lo señalado conforma importantísimas cuestiones de estado para esta provincia olvidada y marginada.

(*) Ingenieros Civiles - Consultores de Obras Públicas