Corrientes 30 °C
Min. 22 °CMax. 36 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/795831

Decomisaron más de 550 kilos de carne y derivados en cuatro comercios

La Dirección de Control e Inspecciones de Capital salió a chequear el cumplimiento de la cadena de frío en productos de minimercados, abastos y carnicerías. Piden a los vecinos que denuncien anomalías de este tipo al 0800-5555-6864 o al 4474223.
INSPECTORES REQUISARON Y DESNATURALIZARON ESOS PRODUCTOS CÁRNICOS.

El ca­lor se sien­te con fuer­za en es­ta ca­pi­tal, a pe­sar que aún res­tan un par de se­ma­nas pa­ra el arri­bo del ve­ra­no. En vir­tud de las jor­na­das abra­sa­do­ras, la ad­mi­nis­tra­ción ca­pi­ta­li­na dio a co­no­cer que ro­bus­te­ce los con­tro­les de cum­pli­mien­to de ca­de­na de frío en los co­mer­cios ci­ta­di­nos. Pro­duc­to de es­tas ta­re­as, la Di­rec­ción de Con­trol e Ins­pec­cio­nes de­co­mi­só más de 550 ki­los de car­ne va­cu­na, fiam­bres, po­llo y de­ri­va­dos en mal es­ta­do en tres ope­ra­ti­vos con­cre­ta­dos en cua­tro co­mer­cios, ca­si en for­ma si­mul­tá­ne­a. El ti­tu­lar de esa áre­a, Car­los Cá­ne­pa, in­di­có a épo­ca que "re­ci­bi­mos de­nun­cias de ve­ci­nos que aler­ta­ban por ma­los olo­res al 0800-­5555-­6864 (MU­NI). Es por ello que acu­di­mos a un abas­to ubi­ca­do en J.R. Fer­nán­dez al 200, allí se de­co­mi­só 218 ki­los de car­ne y de­ri­va­dos no ap­tos pa­ra con­su­mo". "Tam­bién fui­mos a cons­ta­tar una de­nun­cia en una car­ni­ce­ría de Ro­lón, en­tre Ro­ca y Vé­lez Sars­field, allí se re­ti­ró y des­na­tu­ra­li­zó 36 ki­los de car­ne", pro­si­guió el fun­cio­na­rio. En tan­to, siem­pre de acuer­do a lo na­rra­do, en Cha­ca­bu­co al 1.800 ve­ri­fi­ca­ron el es­ta­do de fiam­bres, car­nes, cho­ri­zos, mi­la­ne­sas y cor­tes de po­llo de dos co­mer­cios. Co­mo re­sul­ta­do de esas la­bo­res, se de­co­mi­só 311 ki­los de esos ali­men­tos. De cen­tral im­por­tan­cia La pér­di­da de la tem­pe­ra­tu­ra óp­ti­ma de re­fri­ge­ra­ción o con­ge­la­ción en cual­quie­ra de las eta­pas per­ju­di­ca la se­gu­ri­dad y la ca­li­dad del ali­men­to. "No­so­tros le pe­di­mos a los ve­ci­nos que to­da vez que ha­llan al­gún ali­men­to du­do­so, no ten­gan du­das en de­nun­ciar­lo al 0800 MU­NI, o bien lla­mar a Con­trol e Ins­pec­cio­nes al 4474223", pro­fun­di­zó Cá­ne­pa.

Du­ran­te las dis­tin­tas eta­pas de la ca­de­na de frío (pro­duc­ción, al­ma­ce­na­mien­to, trans­por­te, dis­tri­bu­ción y ven­ta), los ali­men­tos fres­cos pe­re­ce­de­ros se man­tie­nen a una tem­pe­ra­tu­ra de 0ºC a 7ºC, de­pen­dien­do de su na­tu­ra­le­za. Los pro­duc­tos con­ge­la­dos o ul­tra­con­ge­la­dos se man­tie­nen en­tre -­12ºC y -­18ºC. Car­ne, pes­ca­do, pro­duc­tos lác­te­os o ve­ge­ta­les ne­ce­si­tan tem­pe­ra­tu­ras de con­ser­va­ción con­tro­la­das.

ESTOS QUESOS Y FIAMBRES TAMBIÉN FUERON RETIRADOS.

Se­gún el Ob­ser­va­to­rio en Ali­men­ta­ción, ex­po­ner­los a fluc­tua­cio­nes de tem­pe­ra­tu­ra, aun­que sea de for­ma pun­tual, pue­de pro­vo­car pro­ble­mas co­mo ma­du­ra­cio­nes in­con­tro­la­das o el de­sa­rro­llo de mi­cro­or­ga­nis­mos. Rom­per la ca­de­na de frío pue­de te­ner efec­tos di­ver­sos se­gún el ali­men­to. En ve­ge­ta­les fres­cos, si se pro­du­ce una ro­tu­ra de es­te sis­te­ma, se ace­le­ra el pro­ce­so me­ta­bó­li­co de la ma­du­ra­ción y la ve­lo­ci­dad de las re­ac­cio­nes de de­te­rio­ro en­zi­má­ti­co. En el ca­so de los con­ge­la­dos, se al­te­ran las pro­te­í­nas, se ge­ne­ran olo­res y par­de­a­mien­tos ex­tra­ños y pro­li­fe­ran bac­te­rias pa­tó­ge­nas. En car­ne y el pes­ca­do, la re­fri­ge­ra­ción fre­na la ac­ción de los mi­cro­or­ga­nis­mos y los pro­ce­sos quí­mi­cos y fí­si­cos afec­tan a la ca­li­dad.

Bajo cero

La apli­ca­ción del frío es uno de los mé­to­dos más an­ti­guos y ex­ten­di­dos pa­ra la con­ser­va­ción de los ali­men­tos. El frío ac­túa in­hi­bien­do to­tal o par­cial­men­te los pro­ce­sos al­te­ran­tes co­mo la de­gra­da­ción me­ta­bó­li­ca de las pro­te­í­nas de los ali­men­tos y otras re­ac­cio­nes en­zi­má­ti­cas, con el con­si­guien­te re­tra­so en la de­gra­da­ción del pro­pio ali­men­to y de sus pro­pie­da­des sen­so­ria­les (o­lor, sa­bor, gus­to). Exis­ten dos ti­pos de con­ser­va­ción a tra­vés del frí­o: la re­fri­ge­ra­ción (cor­to o me­dio pla­zo des­de dí­as has­ta se­ma­nas) y la con­ge­la­ción (a lar­go pla­zo).

Comidas que se ofrecen en los balnearios

PIDEN PRESTARLE ATENCIÓN A LO QUE CONSUMEN.

Des­de la Di­rec­ción de Con­trol e Ins­pec­cio­nes ase­ve­ra­ron que tam­bién tie­nen pre­vis­to ha­cer ope­ra­ti­vos pa­ra exa­mi­nar los ali­men­tos que se ofre­cen en pla­yas y bal­ne­a­rios de la ciu­dad. "Va­mos a ha­cer una re­co­rri­da por allí, por­que siem­pre es im­por­tan­te ve­ri­fi­car los ali­men­tos ofre­ci­dos, más allá de que ten­gan aval bro­ma­to­ló­gi­co", re­fle­jó el di­rec­tor, Car­los Cá­ne­pa. En otro or­den de co­sas, Pre­fec­tu­ra Co­rrien­tes ayer re­cor­dó a quie­nes asis­ten a la cos­ta ca­pi­ta­li­na que se en­cuen­tra dis­po­ni­ble el nú­me­ro 106 de "E­mer­gen­cias Náu­ti­cas", an­te cual­quier ti­po de in­con­ve­nien­tes que sur­gie­ran a bor­do de em­bar­ca­cio­nes.