Corrientes 35 °C
Min. 27 °CMax. 37 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/793197

Enfermedad de Parkinson: la perspectiva desde la actividad física

El principal desafío de la educación física en tiempos de diversidad es lograr que todos jueguen de la forma que cada cual pueda realizarlo, potenciando las capacidades físicas y principalmente brindando herramientas que componen a una sociedad con sus normas, respeto y solidaridad.

Logrado esto se obtendrán muchos otros logros como aceptar la discapacidad, entenderla con mayor naturalidad, evitar tabúes y lo de mayor importancia, entender que una persona con discapacidad puede desarrollarse en la vida y cumplir sus sueños.

La participación, no siempre es interpretada en forma tan taxativa, hay un punto en el que el concepto de equidad, no es contemplado por los usos y costumbres. Son muchas las leyes y los artículos que hacen referencia a la necesidad de pasar de la integración a la inclusión, de educar con igualdad de oportunidades, entre otros; pero a la sociedad, esta concepción no llega. Los ejes temáticos que nos permiten abordar adecuadamente a la enfermedad de Parkinson son coordinación, equilibrio, fuerza y marcha. Hoy abordaremos la coordinación.

-- 

Coordinación La coordinación muscular o motora es la capacidad que tienen los músculos esqueléticos del cuerpo de sincronizarse bajo parámetros de trayectoria y movimiento. El resultado de la coordinación motora es una acción intencional, sincrónica y sinérgica. Tales movimientos ocurren de manera eficiente por contracción coordinada de la musculatura necesaria, así como el resto de los componentes de las extremidades involucradas. La coordinación muscular está mínimamente asociada con procesos de integración del sistema nervioso, el esqueleto y el control del cerebro y la médula espinal. El cerebelo regula la información sensitiva que llega del cuerpo, coordinándola con estímulos procedentes del cerebro, lo que permite realizar movimientos finos y precisos. Junto a esta coordinación de movimientos, el cerebelo regula y controla el tono muscular. Objetivos del trabajo coordinativo Estimular todas las unidades de reconocimiento de cada área del cerebro, los analizadores sensoriales o sistemas perceptivos, donde se destacan los canales sensoriales: óptico, acústico, táctil, cinestésico, vestibular y óptico. Emisión de la información eferente conforme a las diferentes exigencias con relación al volumen y cantidad de los grupos musculares necesarios para la acción (motricidad gruesa y fina). Adquisición de la mayor experiencia sensorial posible. Enriquecimiento de su Alfabeto Sensorial.

Recursos materiales Los principales recursos son escaleritas coordinativas, cuadriláteros, zigzag, mini bosu, aros, vallitas, medicine ball, pelotas de goma, globos, letras y números, pizarrones y colchonetas. Puede haber más pero con esto nos arreglamos en la Fundación Vamos juntos, Parkinson. Es ahí donde los esperamos.

(*) Licenciado en Educación Física