Corrientes 36 °C
Min. 27 °CMax. 37 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/784262

El cambio climático, hoy

El calentamiento del planeta es un hecho y los aportes científicos expresan una ecuación de acumulación de gases de efecto invernadero producidos por la acción humana, sobre todo debido al consumo de petróleo y de carbón que emite dióxido de carbono y otros gases, constituyendo un problema ambiental y una amenaza importante para el mismo hombre.
***

Casi la mitad de la radiación solar que llega a la atmósfera penetra en la superficie terrestre, en tanto, el resto es reflejado al espacio, siendo absorbida por gases y polvo. La energía solar que llega a la tierra calienta el suelo y los océanos, que a su vez, liberan calor en forma de energía infrarroja. (1)

Los gases de efecto invernadero (GEI) absorben parte de la radiación producida por el planeta y la libera en todas las direcciones, produciéndose el calentamiento de toda la superficie.

Es importante destacar, que cuando mayor sea la concentración de GEI, mayor será la acumulación de calor, es decir, en sentido directamente proporcional.

También se puede destacar, que si los gases de efecto invernadero no estuviesen presente, la temperatura sería menor 30°C menos o 18°C bajo cero, según lo expresado por Manuel Rodríguez Becerra y Henry Mance en la obra cambio climático: lo que está en juego.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, define al cambio climático en el artículo 1, como un cambio de clima atribuido directa e indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera y que se suma a la variabilidad natural del clima observadas durante períodos de tiempo comparables.

Entre los gases de efecto invernadero (reconocidos por el Protocolo de Kyoto)  se puede citar el dióxido de carbono, el metano, los fluorocarbonados, el óxido nitroso, los hidrofluorocarbonados, el perfloroetano y  el hexafluoro de azufre, sumado a la presencia de vapor de agua, correspondiendo a la quema de combustibles fósiles más del 55%  y por la tala de bosques y degradación de la biomasa en un 17% aproximadamente en el primer caso, en tanto, el metano representa un 14% aproximadamente y la acumulación se debe a los efectos de las actividades agropecuarias como el cultivo de arroz, la cría de ganado, la descomposición orgánica de las aguas de inundación, etc.

Cabe acotar, que cada uno de los gases posee una capacidad de absorción de calor, correspondiendo al vapor de agua el mayor porcentual y al Dióxido de carbono como gases que transmiten energía infrarroja.

Si se tiene en cuenta el proceso industrial mundial, la primera industrial  en 1750 y la segunda Revolución Industrial en 1850,  constituyen los puntos de partida que explican en gran medida que las concentraciones de dióxido de carbono, metano y el óxido nitroso hayan aumentado en forma importante.

La quema de petróleo, carbón y de gas natural en el mundo, ha causado el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera, que produce el aumento de la temperatura.

Se estima que desde que el hombre mide la temperatura dentro de la etapa industrial, esta ha aumentado 0,5°C, previéndose un aumento de 1°C en 2020 y de 2°C en 2050.

Según la IPCC, la temperatura ha aumentado entre 1906 y 2005, 0,74°C, lo que está relacionado directamente con el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera.

Si se tiene  en cuenta el Informe 2007, el IPCC prevé un aumento de 1,1°C entre el 2089-2099, en tanto,  otras proyecciones científicas presentadas en 2009, prevé  un aumento de 4°C antes de 2055. (2)

El dióxido de carbono ha alcanzado en el mes de marzo de 2017, el preocupante umbral de 407 partes por millón (ppm), lo que refleja un proceso de acumulación mayor.

El óxido nitroso encuentra fundamento de acumulación en el uso de agroquímicos en las actividades agrícolas, que en los últimos tiempos son utilizados en forma exponencial, significando la principal causa del aumento de la temperatura, siendo los efectos de alcance mundial.

Es cierto afirmar que los océanos, la vegetación, el suelo, los depósitos subterráneos pueden absorber dióxido de carbono, especialmente la flora marina como continental que lo hace a través del proceso de fotosíntesis, liberando finalmente oxígeno, pero actualmente  no poseen capacidad para  capturar mayor cantidad de dióxido de carbono, que se deposita en mayor cantidad en la atmósfera (3)

Si tenemos en cuenta el papel de los océanos, se puede decir en líneas generales que es bastante complejo.

Los océanos actúan como un estanque del dióxido de carbono, absorbiendo parte de lo que tendría que estar ubicado  en la atmósfera. El incremento en el nivel de dióxido de carbono produce la acidificación de los grandes espejos de agua, complicándose la situación cuando la temperatura de los océanos asciende, ya que se hace dificultosa la absorción del exceso del gas.

También se puede apuntar, que actualmente los océanos absorben entre un 25% y 30% del dióxido de carbono, no obstante, se pueden apreciar consecuencias como  el calentamiento global  que afecta al nivel del mar y  a la existencia de glaciares en las regiones polares, hecho que se suma al calentamiento en la superficie de los océanos.

 

Según el informe especial  de IPCC, el pronóstico A1B para mediados del 2090, el nivel del mar alcanzará de 25 a 44 cm. Sobre los niveles de 1990, lo que verifica un aumento de 4mm/año.

Es cierto afirmar, que en la década del1980 los científicos tenían una certidumbre sobre el tema, ya que se había registrado un proceso de gran acumulación de gases. No obstante, el cambio necesario, radica en la  necesidad de nuevas leyes en las naciones y en la incorporación de energías limpias y autorrenovables.

Es importante considerar que el cambio climático se autoacelera, ocasionando un proceso de retroalimentación.

A manera de ejemplo, el derretimiento de los glaciares intensifica el proceso, debido a que debajo de los mismos existe metano, que se eleva a la atmósfera por falta del hielo.

La mayor absorción de temperatura por parte de la Tierra durante el día, repercute en la liberación de energía infrarroja, hecho que agrava el cuadro descripto.

Si se tiene en cuenta los efectos a 1°C, los efectos proyectados son:

-          Desaparición de glaciares andinos y de ríos.

-          Difusión de enfermedades como dengue, malaria y desnutrición.

-          Desaparición del 10% de especies.

-          Mayor intensidad de eventos extremos. (4)

Si se proyecta los efectos a 2°C, las consecuencias serían:

-          Inundaciones costeras.

-          Reducción del agua dedicada a la producción agrícola.

-          Extinción de especies.

-          Profundización de hambrunas.

Si se tiene en cuenta el impacto a 5° C, los efectos serían:

-          Posible desaparición de los glaciares del Himalaya.

-          Se agudizan los problemas de salud y difusión de enfermedades como la malaria.

-          Aumento grave en la acidificación de los océanos y efectos en los ecosistemas marinos.

-          Amenaza  a la Ciudad de Nueva York, Tokyo y Londres, por el aumento en el nivel del mar.

Los impactos en la biodiversidad se traduce en la desaparición de especies y ello se relaciona directamente con la pérdida del hábitat por el efecto de la tala indiscriminada de árboles.

En nuestros días, el cambio en las condiciones del hábitat natural ha cambiado, que las especies no se pueden adaptar, hecho que produce la modificación de circuitos naturales y por especie.

Una consecuencia directa la constituye las migraciones de especies, buscando condiciones parecidas al hábitat natural, no teniendo siempre un resultado positivo.

Si trasladamos el impacto sobre la disponibilidad de recursos, el cambio climático puede producir la interrupción de los procesos de producción agrícola y también afectar a la disponibilidad de agua de riego, aumentando el rango de problemas políticos y sociales en determinadas regiones del mundo.

Si proyectamos la incidencia del cambio climático en la estructura militar, va a ver un proceso de readaptación a nuevos fenómenos naturales, muchas veces de carácter impredecible,  significando un cambio en la estructuración militar.

Según el informe elaborado por Nicholas Stern, en un completo informe elaborado por el gobierno británico sobre la economía del cambio climático, destaca  que si el hombre sigue aumentando la cantidad de gases invernaderos, sin duda alguna,  la temperatura media global aumentará 5°C con los niveles de la etapa preindustrial, lo que producirá una pérdida equivalente  al 5%   del PBI mundial, afectando a la población rural y con menores recursos (5)

Se puede adicionar que el rango de cambio va a ser mayor, siempre y cuando el efecto del cambio climático no se reduzca, hecho difícil de ocurrencia. Algunos especialistas destacan que el 9% del PBI mundial está en juego.

Volviendo al informe de Stern, destaca que nadie está en condiciones de  predecir con total certeza las consecuencias. No obstante, se deben encarar con total seriedad medidas actuales tendientes a limitar los efectos en el futuro y reducir los posibles impactos.

La Unión Europea y los Estados Unidos hasta el año 2016 se habían puesto de acuerdo la meta de evitar un aumento de temperatura mayor a 2° C, comparado con la etapa preindustrial, es decir, de 1,2° C comparado al año 2010, meta puesta por los expertos del IPCC.

Ahora bien, si se llegará a superar esta meta, el sistema climático  se vuelve peligroso, excediendo los costos de mitigación.

Según el IPCC, para tener una probabilidad del 50% de evitar un aumento de 2°C, sería necesario, estabilizar las emanaciones de gases de efecto invernadero (GEI) en 450 ppm, es decir, partes por millón, significando que desde el 2015 se debió bajar las emisiones globales.

El informe Stern indica que esta meta es difícil de alcanzar y en su lugar propone evitar un aumento mayor a  de 3°C, para lo cual se debería estabilizar los niveles de gases de efecto invernadero entre 500 y 550 ppm, implicando reducir las emanaciones de gases antes del año 2050 y disminuir el 80% a largo plazo.

Sin embargo por el Acuerdo de París, 195 países se comprometieron a que la temperatura media global no suba en este siglo más allá de 2°C respecto de la era preindustrial, dio por sentado que el hombre incide en el calentamiento global, según Joselius Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)

Parece increíble y es real, que los Estados Unidos de Norteamérica se haya alejado de la política ambiental mundial, hecho que se verificó por la no ratificación del acuerdo de París en el presente año.

Si se tiene en cuenta los principios de adaptación y mitigación, la realidad obliga a cambios en el mundo y en nuestro  país, cuyas medidas se traducirían en acciones concretas de reordenamiento urbano, políticas impositivas, subsidios para reorientar la producción y el consumo, implementación de incentivos y generación de inversiones orientadas al cambio de la matriz energética, adopción de modelos que utilicen menor cantidad de residuos, etc.

La Argentina produce el 0,7% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, según los datos del gobierno. La participación es considerada baja, no obstante, no es así la vulnerabilidad, porque los efectos del cambio climático no conocen fronteras.

Uno de las consecuencias del cambio climático en la economía se verifica en la pérdida de tierras cultivables o bien la caída de la productividad, situación expresada climáticamente por los cultivos invernales como por  ejemplo en el trigo, afectado por el aumento de la temperatura.

También hay que tener en cuenta que la siembra directa de los campos mitiga el impacto del calentamiento, práctica agrícola muy difundida en nuestro país.

Otra tarea a realizar es el reordenamiento de poblaciones vulnerables, hecho verificable en la existencia de un número considerable de urbes ubicadas en áreas inundables.

Para finalizar la parte 1 de este documento se puede destacar:

-          0° 5 C es el aumento de la temperatura entre 1960 y 2012.

-          1°C podría aumentar la temperatura promedio del país hacia el 2050.

-          0,7% es la participación de la Argentina en la emisión mundial de gases de efecto invernadero.

-          2,8% es el porcentaje o proporción que el país participará sobre el total de las reducciones de los gases de efecto invernadero.

-          2°C es el compromiso logrado en el Acuerdo de París, por el cual  195 países del mundo, trabajan para que la temperatura exceda el valor descripto.

-          Según la ONU, 19 centímetros fue el avance de los océanos entre 1901 y 2010. -

1-2-3-4-5  Rodríguez Becerra, Manuel y Mance, Henry: "Cambio climático. Lo que está en juego".  Foro Nacional Ambiental.

 

(*)Presidente de la Junta de Geografía de Corrientes