Corrientes 7 °C
Min. 4 °CMax. 15 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/676038

Avanzan exámenes de "Chiqui" y lo llevarán a Iberá en febrero

El ejemplar se encuentra desde el 12 de enero en la Estación Biológica de Corrientes (EBCO) de San Cayetano. Allí le realizan chequeos para que pueda ser trasladado el próximo mes a San Alonso, donde lo esperan Tobuna y Nahuel.

"Chiqui" es el yaguareté que llegó a Corrientes dos semanas atrás para ser incorporado a los Esteros del Iberá bajo el proyecto reproductivo que busca reinsertar la especie en la provincia. El animal que fue traído desde la Reserva Antiguy del Paraguay, actualmente se encuentra en la Estación Biológica de Corrientes (EBCo), ubicada dentro del Parque Provincial San Cayetano. Profesionales a cargo del cuidado de este ejemplar informaron que en los últimos días el felino demostró estar adaptándose al suelo correntino. Indicaron que se le están haciendo chequeos sanitarios para que a fines de febrero esté en condiciones de ser trasladado a la isla San Alonso. En este lugar está el primer Centro Experimental de Cría de Yaguareté de Argentina. Allí se encuentran los yaguaretés Tobuna y Nahuel, que fueron llevados allí en 2015 y 2016, respectivamente. Con la llegada de "Chiqui" se renueva la esperanza de que la hembra quede preñada y que luego de tantos años sin la especie, Corrientes pueda tener su primer yaguareté nacido en la provincia y así iniciar nuevos procesos reproductivos.

En comunicación con época, Marisi López, miembro de la Fundación Conservation Land Trust explicó: "Va todo muy bien, en los últimos días se notaron algunos cambios en su comportamiento, como si estuviera más cómodo en el lugar. Al principio no se movía prácticamente, y ahora va y viene, se para en las tarimas que tiene, mira para afuera. Todo dentro de la jaula de traslado". Vale recordar que este ejemplar de ocho años de edad proviene de Paraguay y fue adquirido en condición de préstamo por un año tras un convenio realizado entre la fundación Conservation Land Trust (CLT), la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) y el Gobierno de Corrientes a través del Ministerio de Turismo.

Chequeos sanitarios Durante la presentación del yaguareté que fue el pasado 12 de enero, uno de los biólogos de CLT, Sebastián Di Martino, mencionó: "Este período de cuarentena se requiere más que nada para hacer chequeos y análisis para que el animal no contagie de nada que termine siendo contraproducente para los otros yaguaretés". A esto añadió: "Generalmente se toma este lapso de tiempo de 30 o 40 días, en vistas de que es el tiempo que pueden tardar en visibilizarse las enfermedades como también el tiempo que se considera para hacer los estudios". Al respecto, Marisi López explicó a este medio: "Es una cuestión más bien formal porque antes de traerlo a Corrientes, en Paraguay ya le hicieron todos los estudios, pero como siempre en un traslado hay riesgos, se vuelven a repetir. Creemos que irá todo bien y que a más tardar para fines de febrero, "Chiqui" ya va a poder compartir el mismo espacio que Tobuna y Nahuel en Iberá".

*** Se espera que Isis llegue antes de julio 

Pese a que el yaguareté "Chiqui" todavía no llegó a los Esteros del Iberá, desde la Fundación Conservation Land Trust (CLT) junto con el Gobierno de Corrientes se están haciendo las gestiones para que una ejemplar hembra arribe al parque nacional antes de julio de este año. En diálogo con época, una de las integrantes de la fundación de CLT, Marisi López, explicó: "Se están trabajando en paralelo las dos cuestiones. Por un lado, la adaptación de "Chiqui" y por otro lado la incorporación de Isis, una yaguareté que se quiere traer de Brasil". Según explicaron desde la fundación que se encarga de la conservación de especies, la presentación de la documentación para un nuevo préstamo de yaguareté inició ya el año pasado. "Ni bien uno de los biólogos de la fundación se enteró, se puso en contacto con gente de lado de Brasil, visitó el lugar en el que está Isis e inmediatamente empezamos con todo el papeleo", indicó López. Está previsto que dentro de los próximos cinco años también se puedan reintroducir otras como el guacamayo rojo o el muitú, también el lobo gargantilla o el aguará guazú. En muchos de estos casos no hay registros de que estén en el país y deberían traerse del extranjero, y de allí que se crea que sean gestiones más lentas que si se tratara de un préstamo dentro de Argentina.