Corrientes 18 °C
Min. 17 °CMax. 21 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/620462

Comprometieron asistencia urgente a niños de San Miguel

El ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Federico Mouliá, visitó ayer en persona el paraje El Caimán. Fue por el caso de la familia numerosa, con 10 niños a cargo, por quienes organizaciones intermedias y la Iglesia reclamaban urgente contención. "Los chicos están bien cuidados", aseguró el Ministro, en tanto indicó que hoy llegará el primer envío de ayuda.
MOULIÁ VISITÓ LA ESCUELA Y SE ENTREVISTÓ CON DIRECTIVOS Y LA TÍA DE LOS CHICOS.
MOULIÁ VISITÓ LA ESCUELA Y SE ENTREVISTÓ CON DIRECTIVOS Y LA TÍA DE LOS CHICOS.

Más de dos kilómetros a pie, entre pajonales, atraviesa cada día María con cinco niños, entre hijos propios y sobrinos. Otras cinco criaturas se distribuyen entre la casa de la abuela, y los más pequeños quedan a cuidado de su marido, Enrique. La logística para llevar y traer a los niños a la escuela cada día, llevar la casa, atender las necesidades médicas, y conseguir el sustento resulta una labor inmensa, pero sobre todo cargada de cariño. En su casa, una vivienda precaria en medio del paraje rodeado de lagunas llamado "El Caimán", eran 8 personas, y ahora son 12. Desde hace unos 8 meses, cuatro de sus sobrinos fueron llevados a vivir con ellos, tras haber sido "rescatados", por bomberos voluntarios y la Iglesia, del descuido de sus progenitores, a quienes encontraron en completo estado de alcoholización en medio de la asistencia por las inundaciones. Desde entonces, con el caso en pleno proceso judicial, los niños pasaron a vivir con sus tíos, y según indicaron desde Cáritas (la organización que acompaña al proceso desde el primer momento), se encuentran "cada vez mejor". Sin embargo, pese al compromiso firmado ante el Juez de Paz de la localidad, el Municipio no respondió a la promesa de asistirlos en materia sanitaria y de alimentación. Sobre todo considerando que hace dos meses el hombre de la casa perdió su trabajo, y con él todo ingreso de sustento. Tras la intervención de la Defensoría del Pueblo, quienes constataron la problemática en una visita a la localidad hace algunas semanas, ahora los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia tomaron nota de la carencia extrema de la numerosa familia. Y el ministro Federico Mouliá decidió concurrir a la brevedad y en persona. "Sabemos que hay pasos que la burocracia exige hacer. Pero cuando son casos urgentes, hay que garantizar el marco de contención lo más rápido posible", sostuvo en diálogo con época el defensor adjunto, Carlos Alonso. En ese sentido, destacó la pronta acción resuelta por la cartera que conduce Mouliá. Por su parte, el Ministro ratificó en diálogo con este medio que "los niños están bien, mucho mejor que cuando fueron ‘rescatados‘, pero les está faltando asistencia", indicó.

El funcionario visitó la localidad junto a referentes de Cáritas local, y a responsables del Consejo Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia. Y una vez en San Miguel, se acercaron hasta la casa donde habitan los pequeños, y también hasta la escuela a la que asisten. "Su aprendizaje es bueno, concurren a clases y allí reciben almuerzo y merienda. Ahora habrá que reforzar los recursos con que cuentan los tíos para atender a las criaturas, que son diez en total", explicó Mouliá. Por otra parte, a la vez de disponer el envío inmediato de víveres y vestimenta, el Ministro apuntó que se buscará "poder mantener a los chicos bajo la tutela legal de los tíos. El caso está judicializado y es complejo", evaluó. "Se trata de una familia con carencias extremas y una situación particular, aunque la pobreza estructural es algo que s encuentra en todo el interior", reconoció el funcionario. Entre otras cosas, los técnicos ahora deberán estudiar los datos que relevaron en el lugar, para delinear un acompañamiento, contención y asistencia a largo plazo. "Lo importante es dotar a los chicos de mejores condiciones, para que puedan crecer con sus tíos. Ya rompieron lazos con sus padres, sería un daño para ellos volver a romper lazos con sus tíos en caso de tener que institucionalizarlos", explicó Mouliá.

Un paso adelante "La gratitud de que el Ministro haya llegado en persona para conocer la situación es muy grande. Se visitó el domicilio primero, pero los niños estaban en la escuela. Por eso se resolvió llegar hasta allá, para conocer el lugar y ver a los chicos", relató por su parte Sonia Rodríguez, referente local de Cáritas. En la recorrida, también acompañó a los funcionarios el cura párroco, Cristian Soto. "Aunque hasta ahora las acciones no habían estado coordinadas, avanzamos un paso adelante, y lo importante es que se concrete. Los chicos estaban en la escuela, limpitos. Y no faltan a pesar de vivir tan lejos. María los lleva cada día caminando entre pastizales, porque no quiere ir por la ruta con cinco criaturas", detalló Rodríguez. Ahora, queda esperar que las acciones comprometidas finalmente se concreten. Y los diez chicos que llevan meses de dificultades puedan pensar en un futuro más prometedor.