Corrientes 19 °C
Min. 14 °CMax. 27 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/591882

Una virasoreña confeccionará un mural en honor a René Favaloro

Artistas de toda Argentina confeccionarán corazones en mosaico en honor al cardiocirujano. La mosaiquista correntina traspaso las fronteras y coordina la realización de la obra de arte en Santa Catarina. En Corrientes se realizará en la localidad de Santa Lucía.
EPC300616-013F04
CON LOS DONATIVOS QUE LLEGAN DE TODO EL MUNDO.
CON LOS DONATIVOS QUE LLEGAN DE TODO EL MUNDO.

Ana­hí Obre­gón es una mo­sai­quis­ta co­rren­ti­na que ini­ció una cam­pa­ña pa­ra con­fec­cio­nar un mu­ral con co­ra­zo­nes en me­mo­ria del car­dió­lo­go ar­gen­ti­no Re­né Fa­va­lo­ro en la Il­ha San Fran­cis­co do Sul, en San­ta Ca­ta­ri­na Bra­sil, adhi­rién­do­se a la mo­vi­da so­li­da­ria que se ini­ció en Ar­gen­ti­na pa­ra ho­me­na­je­ar al re­co­no­ci­do doc­tor. La co­rren­ti­na de­ci­dió con­ti­nuar el pro­yec­to "Mi co­ra­zón al Doc­tor Re­né Fa­va­ro­lo" en el lu­gar en el que re­si­de ha­ce tres años con su ma­ri­do Wal­do An­to­nio del Fa­ro. La idea es que en el ani­ver­sa­rio del na­ta­li­cio -­y tam­bién su fallecimiento-­ se re­a­li­cen si­mul­tá­ne­a­men­te en ca­si to­das las pro­vin­cias los mu­ra­les del 9 al 11 de ju­lio. To­dos los mu­ra­les son so­li­da­rios. Ca­da ar­tis­ta apor­ta su tiem­po, sus ma­te­ria­les y lue­go se su­ma o no en la par­ti­ci­pa­ción de la ins­ta­la­ción. Ana­hí es oriun­da de Go­ber­na­dor Vi­ra­so­ro y co­or­di­na uno de los mu­ra­les que se ha­rá en el ex­te­rior, más pre­ci­sa­men­te en la ciu­dad de San Fran­cis­co, San­ta Ca­ta­ri­na, Bra­sil.

EPC300616-013F06
ALGUNAS DE LAS VOLUNTARIAS EN EL PROCESO DE ARMADO DE LOS CORAZONES.
ALGUNAS DE LAS VOLUNTARIAS EN EL PROCESO DE ARMADO DE LOS CORAZONES.

El Hos­pi­tal de Ma­ter­ni­dad y Nues­tra Se­ño­ra de Gra­cia re­ci­bi­rá el mu­ral con los co­ra­zo­nes en­via­dos des­de to­da Amé­ri­ca la­ti­na. Se tra­ta de un di­bu­jo de un ár­bol (ár­bol de la vi­da) y una fra­se en ho­nor al car­dió­lo­go Re­né Fa­va­ro­lo, que es­tu­dió y fue pio­ne­ro en ci­ru­gí­as co­ro­na­ria. Tu­vo un pa­pel im­por­tan­te en la me­di­ci­na mun­dial y lle­vó a ca­bo va­rios pro­yec­tos en el cam­po de la me­di­ci­na en pos de ayu­dar a per­so­nas de ba­jos re­cur­sos. La Fun­da­ción cul­tu­ral Il­ha de Sao Fran­cis­co ha­bi­li­tó el es­pa­cio y es­ta­rán pre­sen­tes ar­tis­tas bra­si­le­ños de re­nom­bre co­mo Glo­ria La­ran­gei­ra (Rio de Ja­nei­ro) y Ni­co­lás Fe­rre­ra (Sao Pau­lo). Ella re­ci­be los co­ra­zo­nes en­via­dos des­de to­da Amé­ri­ca la­ti­na y el di­se­ño se­rá el di­bu­jo de un ár­bol de la vi­da y una fra­se en ho­nor al mé­di­co ar­gen­ti­no. El pro­yec­to abar­ca 103 hos­pi­ta­les en Uru­guay, Ar­gen­ti­na, Pa­ra­guay y Bra­sil. El mo­sai­co es un mu­ral o el ar­te del mo­sai­co, que con­sis­te en un con­jun­to de pe­que­ños frag­men­tos de ma­te­rial, ta­les co­mo azu­le­jos, pie­dra, vi­drio y pas­ti­llas re­sul­tan­tes de un di­bu­jo.

Mo­vi­da so­li­da­ria En Ar­gen­ti­na tam­bién se su­ma­ron de di­fe­ren­tes la­ti­tu­des pa­ra que ca­da ciu­dad o zo­na lle­ve ade­lan­te el pro­yec­to de un mu­ral en ho­nor a Re­né Fa­va­lo­ro. La idea en to­dos los pro­yec­tos es ha­cer un ár­bol de la vi­da y co­ra­zo­nes; cu­yas di­men­sio­nes se de­fi­ni­rán lue­go de con­se­guir la pa­red don­de se co­lo­ca­rá. Pa­ra ello se so­li­ci­tan to­do ti­po de ma­te­ria­les: ce­rá­mi­cos, azu­le­jos, ve­ne­ci­tas, pie­zas de ce­rá­mi­ca y vi­tro­fu­sión pla­nos.

René Favaloro innovador y honesto

EPC300616-013F14
Re­né Ge­ró­ni­mo Fa­va­lo­ro fue un pres­ti­gio­so edu­ca­dor y mé­di­co car­dio­ci­ru­ja­no ar­gen­ti­no, re­co­no­ci­do mun­dial­men­te por ser quien de­sa­rro­lló el by pass co­ro­na­rio en el mun­do con em­pleo de ve­na sa­fe­na. Tras 12 años co­mo mé­di­co ru­ral se tras­la­dó a Cle­ve­land y, tras tra­ba­jar en el tra­ta­mien­to de las afec­cio­nes vas­cu­la­res, co­mien­za a in­te­re­sar­se, en 1967, por la uti­li­za­ción de la ve­na sa­fe­na en las in­ter­ven­cio­nes co­ro­na­rias. En 1971 Re­né Fa­va­lo­ro de­ci­dió re­gre­sar a Ar­gen­ti­na con el pro­pó­si­to de cre­ar en Bue­nos Ai­res un cen­tro de ex­ce­len­cia en ci­ru­gía car­dio­vas­cu­lar que com­bi­na­ra asis­ten­cia mé­di­ca, do­cen­cia e in­ves­ti­ga­ción. Que­ría re­pli­car en su pa­ís lo que él ha­bía vi­vi­do en la Cle­ve­land Cli­nic de Ohio (E­E.UU.), don­de de­sa­rro­lló su ma­yor con­tri­bu­ción cien­tí­fi­ca: la ci­ru­gía del by pass co­ro­na­rio. Su sue­ño se ma­te­ria­li­zó fi­nal­men­te en 1975 con la cre­a­ción de la ac­tual Fun­da­ción Fa­va­lo­ro (FF), uno de los cen­tros mé­di­cos más pres­ti­gio­sos de Amé­ri­ca la­ti­na. Tras la drás­ti­ca de­ci­sión de qui­tar­se la vi­da un 29 de ju­lio del 2000, sus so­bri­nos Li­lia­na y Ro­ber­to Fa­va­lo­ro si­guen ade­lan­te con la la­bor de su tí­o. La Fun­da­ción hoy es cen­tro de re­fe­ren­cia a ni­vel mun­dial.
Re­né Ge­ró­ni­mo Fa­va­lo­ro fue un pres­ti­gio­so edu­ca­dor y mé­di­co car­dio­ci­ru­ja­no ar­gen­ti­no, re­co­no­ci­do mun­dial­men­te por ser quien de­sa­rro­lló el by pass co­ro­na­rio en el mun­do con em­pleo de ve­na sa­fe­na.Tras 12 años co­mo mé­di­co ru­ral se tras­la­dó a Cle­ve­land y, tras tra­ba­jar en el tra­ta­mien­to de las afec­cio­nes vas­cu­la­res, co­mien­za a in­te­re­sar­se, en 1967, por la uti­li­za­ción de la ve­na sa­fe­na en las in­ter­ven­cio­nes co­ro­na­rias.En 1971 Re­né Fa­va­lo­ro de­ci­dió re­gre­sar a Ar­gen­ti­na con el pro­pó­si­to de cre­ar en Bue­nos Ai­res un cen­tro de ex­ce­len­cia en ci­ru­gía car­dio­vas­cu­lar que com­bi­na­ra asis­ten­cia mé­di­ca, do­cen­cia e in­ves­ti­ga­ción. Que­ría re­pli­car en su pa­ís lo que él ha­bía vi­vi­do en la Cle­ve­land Cli­nic de Ohio (E­E.UU.), don­de de­sa­rro­lló su ma­yor con­tri­bu­ción cien­tí­fi­ca: la ci­ru­gía del by pass co­ro­na­rio. Su sue­ño se ma­te­ria­li­zó fi­nal­men­te en 1975 con la cre­a­ción de la ac­tual Fun­da­ción Fa­va­lo­ro (FF), uno de los cen­tros mé­di­cos más pres­ti­gio­sos de Amé­ri­ca la­ti­na.
Tras la drás­ti­ca de­ci­sión de qui­tar­se la vi­da un 29 de ju­lio del 2000, sus so­bri­nos Li­lia­na y Ro­ber­to Fa­va­lo­ro si­guen ade­lan­te con la la­bor de su tí­o. La Fun­da­ción hoy es cen­tro de re­fe­ren­cia a ni­vel mun­dial.
Notas Relacionadas