Corrientes 21 °C
Min. 19 °CMax. 28 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/580150

Analizan desdoblar la organización de la Fiesta del Surubí en Goya

Estudian la posible actualización de la normativa que regula la fiesta. "Se volvió grande y tiene preparativos caseros", analizó en diálogo con época el ex presidente de la COMUPE, Pedro Sa. El rol del Estado y el rédito económico y político subyacen al debate.
EPC290516-031F01
EL RECINTO DEL CONCEJO FUE EL ESPACIO DE DEBATE SOBRE LA NORMATIVA.
EL RECINTO DEL CONCEJO FUE EL ESPACIO DE DEBATE SOBRE LA NORMATIVA.

La del Surubí es una de las fiestas con más trayectoria y convocatoria dentro de la provincia. Tiene más de 40 años de existencia, de los cuales al menos 20 se rigen por una normativa municipal que no ha sufrido modificaciones. A la vez de crecer en convocatoria de participantes y en atracciones pensadas para los turistas, cada año la fiesta -que se extiende por cinco días-se ha ido convirtiendo además en una vidriera ya establecida para quienes ejercen la actividad política, en tanto que su organización y realización implica el movimiento de millones de pesos. Al parecer, fricciones entre los organizadores y funcionarios municipales durante la última edición de la fiesta -realizada en abril y sobre la cual todavía no se conocen números oficiales del balance-derivaron en la iniciativa de concejales y del Ejecutivo Municipal por revisar la ordenanza que regula la organización de la fiesta desde hace 20 años. No obstante, el debate de distintos actores sociales involucrados con los ediles fue calificado como "positivo" por quienes participaron de los encuentros. Entre las principales alternativas propuestas en los encuentros, se cuenta la de dividir las responsabilidades entre la Comisión organizadora y el Municipio, al cual se podría trasladar la organización de las cinco noches de festival. "En los más de 40 años que tiene la fiesta, que surgió por incentivo de un intendente junto al club de pescadores, el evento no dejó de crecer", expresó a época Pedro Sa, referente de la Cámara Empresarial de Goya y ex presidente de la Comisión organizadora de la fiesta. "La ordenanza que buscó darle formalidad a la organización del evento surgió en el 96, y dio lugar a la conformación de la COMUPE (Comisión Municipal de Pesca), que desde entonces se ocupa de la organización de cada fiesta", recordó. Sin embargo, la normativa no ha sido actualizada desde entonces, y para algunos el marco legal ya presenta baches que deberán resolverse. "La iniciativa de conversar sobre el tema surgió del Ejecutivo y algunos concejales. Por una parte, por aparentes fricciones durante la última edición de la fiesta en materia de responsabilidades en la organización. Y por otra, por un creciente reclamo de la sociedad, que cuestiona la ‘politización‘ de la fiesta, y la injerencia del Municipio en la preparación del evento", analizó Sa, quien opinó que "es insólito pensar en una COMUPE sin el Municipio".

Cinco días, cuatro patas La Fiesta del Surubí implica al menos cuatro facetas trascendentes, que deben organizarse a la par, aunque con detalles por separado: el concurso pesquero, la Expo Goya, la cena de pescadores y el festival con shows musicales cada noche. "Mientras que el concurso pesquero y la cena, crecieron exponencialmente, con un récord de 923 embarcaciones en la edición Nº40 de la fiesta (en 2015), la Expo Goya lo hizo más lento, y los festivales siempre generan pérdidas", detalló Sa. Así, el debate ahora gira en torno a la posibilidad de desdoblar las responsabilidades, y dejar en manos del Municipio las noches de festivales. A modo de ejemplo, Sa recordó que durante 2015 se gastaron 7 millones de pesos en todo concepto organizativo. Unos 5 millones se recaudaron por la Expo Goya, las inscripciones al concurso y las entradas del festival. Los otros 2 millones faltantes requirieron del aporte de 800 mil pesos por parte de la Provincia, y 1.200.000 pesos por parte del Municipio goyano. "La contratación de artistas generó gasto de 2.150.000 pesos, pero es parte de la oferta de la fiesta", apuntó Sa. Un requisito establecido es, además, que el dinero que ingresa por las inscripciones al concurso de pesca no puede derivarse en otros conceptos que no sean el del concurso y los premios. "Es interesante poder conversar sobre el tema, que se plantee un debate constructivo. No creo que se deba modificar la ordenanza, sino más bien especificar roles, y profesionalizar la organización de la fiesta, que se ha vuelto grande y continúa con una organización más bien casera", opinó Sa al final.

Notas Relacionadas