Corrientes  
Min. 18 °CMax. 30 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/579034

Ingenio: cuando los valores de la Patria se viven en la escuela

La EFA Tupá Rembiapó celebró ayer el 9º Festival por el aniversario de la Revolución de Mayo. Coraje, compañerismo, aprendizaje y afecto se proclamaron tanto como se ponen en práctica allí cada día. Hubo un almuerzo comunitario con comidas típicas y chamamé.
EPC260516-011F01
LIBERTAD, PATRIA Y CORAJE, PALABRAS QUE INSPIRARON AL RECITADOR.
LIBERTAD, PATRIA Y CORAJE, PALABRAS QUE INSPIRARON AL RECITADOR.

Al promediar la mañana, bajo el cielo nuboso del 25, los cerca de 100 estudiantes que concurren del primero al séptimo año en la EFA Tupá Rembiapó se formaron en silencio y vieron desfilar a las banderas de ceremonia escolares, junto a la de los bomberos voluntarios de Santa Ana y otra que portaban los jinetes que habitualmente participan en las celebraciones patrias. La EFA es, como otras escuelas de la familia agrícola, un colegio del alternancia. Por lo tanto, los jóvenes que allí se forman conviven quincenalmente con sus maestros, quienes ya conforman parte del núcleo de la familia ampliada en la institución. Allí el acto y las celebraciones del 25 de Mayo no son solo una representación con pasteleros y damas antiguas vestidas de época.

EPC260516-011F08
Allí se usan bombachas gauchescas y alpargatas, como cada día. Y bajo el único ornamento de banderines celestes y blancos, se realiza un festival que propone celebrar juntos los rasgos de identidad y los valores que los identifican durante todo el año. "Aquellos ideales de 1810 nos guían en tiempos de crisis, hay que ser valiente y responsable, para estudiar, enseñar, dar afecto y transmitir valores", proclamó una joven estudiante durante el acto. Luego, un grupo de alumnos de cada curso completó el homenaje con distintas expresiones: hubo canto, recitados y hasta títeres. "Nos identificamos con marca propia, y nos comprometemos con nosotros mismos, nuestra manera de ser, nuestros atuendos de gauchos, con chamamé y banderas", resumió a su turno el rector de la EFA, Esteban González. Asado a la estaca, empanadas, locro, mbaipú y pastelitos conformaron la oferta culinaria típica, acorde a la fecha, que convidó a los estudiantes y sus familias a "acampar" con silletas en el predio escolar. Cerca del mediodía, decenas de grupos con los miembros de todas las edades se ocuparon de poblar el gran patio. De ese modo, además de compartir una jornada distendida y de celebración, la institución puede recaudar fondos para continuar fortaleciendo sus proyectos productivos. Cuentan así con un gallinero, granja, vivero, apiario y sala de industria en la cual se procesan en frutas, conservas y licores los principales productos de los emprendimientos de la EFA. "Nosotros nos ocupamos del proceso, que va desde la misma planta hasta la manufactura", explicó a época Lautaro, un estudiante de cuarto año que fue el guitarrero oficial durante el acto. Según contó Lautaro, y otra compañera de nombre Karen, "lo mejor de asistir a esta escuela es el compañerismo. Quienes fueron antes a otro colegio común lo pueden ver con claridad: existen constantes tensiones y peleas entre cursos, e incluso dentro del mismo grupo de estudiantes. Aquí somos todos unidos, nos ayudamos y acompañamos", destacaron.

EPC260516-011F00
LA COMUNIDAD DE LA FAMILIA AGRÍCOLA LLAMÓ A FORTALECER LA IDENTIDAD LOCAL.
LA COMUNIDAD DE LA FAMILIA AGRÍCOLA LLAMÓ A FORTALECER LA IDENTIDAD LOCAL.

Con sus palabras, describieron la satisfacción y el orgullo de poder exhibir durante el festival los productos de su trabajo en la escuela. Allí se comercializaron plantines del vivero, dulces regionales, miel, licores de fruta, huevos de la granja y artesanías. Mientras tanto, los estudiantes del cuarto año aseguraron que esperan con expectativa el momento de ingresar al ciclo superior, que comprende a los últimos años de la carrera técnica que allí se cursa. "Va a llegar el momento de viajar, de tener intercambios con otras escuelas EFA, que son 18 en la provincia. Son experiencias de mucho aprendizaje", aseguraron. "El festival del 25 es una fecha muy esperada en el Ingenio. Pensamos que en celebraciones posteriores sería posible unificar los actos", expresó a época Augusto Navarrete, intendente de Santa Ana, quien también acompañó los festejos en la EFA.

Notas Relacionadas