Corrientes 29 °C
Min. 28 °CMax. 39 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/567248

Decretaron divorcio de matrimonio igualitario

Des­de el Po­der Ju­di­cial de la Pro­vin­cia in­for­ma­ron que la ma­gis­tra­da No­ra Chá­ves Ca­ba­lle­ro, a car­go del Juz­ga­do de Fa­mi­lia Nº1 de la ca­pi­tal, hi­zo lu­gar a la de­man­da pre­sen­ta­da por una pa­re­ja de mu­je­res y de­cre­tó su di­vor­cio, aten­to a lo dis­pues­to en el Có­di­go Ci­vil y Co­mer­cial de la Na­ción, el cual ri­ge a par­tir del 1 de agos­to de 2015.
EPC210416-006F07
LA PAREJA ESTABA COMPUESTA POR DOS MUJERES.
LA PAREJA ESTABA COMPUESTA POR DOS MUJERES.

De acuer­do a lo pre­ci­sa­do en la pá­gi­na web del Su­pe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia (STJ), la jue­za ci­tó el ar­tí­cu­lo 437 que tex­tual­men­te es­ta­ble­ce: "El di­vor­cio se de­cre­ta ju­di­cial­men­te a pe­ti­ción de am­bos, o de uno so­lo de los cón­yu­ges". Los cam­bios plan­te­a­dos por el Có­di­go en ma­te­ria de di­vor­cio son ra­di­ca­les res­pec­to al sis­te­ma an­te­rior y con­sa­gran, ex­pli­ca la ma­gis­tra­da en su fa­llo, una nue­va for­ma de re­sol­ver las cri­sis fa­mi­lia­res, fo­ca­li­zan­do en las con­se­cuen­cias o efec­tos, y no en las cau­sas de la rup­tu­ra. Agre­gó que las ra­zo­nes de los pro­fun­dos cam­bios en ma­te­ria de di­vor­cio se ba­san en la nue­va con­cep­ción de la fa­mi­lia, prin­ci­pal­men­te, a ra­íz del avan­ce del prin­ci­pio de la au­to­no­mía de la vo­lun­tad en las re­la­cio­nes de pa­re­ja. "El eje cen­tral de la re­for­ma en nues­tro pa­ís es el cam­bio cul­tu­ral, so­bre la ba­se de la con­sa­gra­ción de los de­re­chos hu­ma­nos y la in­cor­po­ra­ción de los ins­tru­men­tos del De­re­cho In­ter­na­cio­nal que tie­nen su des­ti­na­ta­rio prin­ci­pal en la per­so­na", ma­ni­fes­tó. Por úl­ti­mo, ase­gu­ró que el in­te­rés fa­mi­liar se va des­di­bu­jan­do ha­cia el in­te­rés de los miem­bros que com­po­nen la fa­mi­lia, aten­to a que és­ta ha pa­sa­do de ser una ins­ti­tu­ción a una en­ti­dad li­bre­men­te ele­gi­da por sus miem­bros y cu­ya ba­se es el afec­to.

Notas Relacionadas