Corrientes 34 °C
Min. 23 °CMax. 35 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/562543

Sin el Vera, Corrientes carece de escenarios

Tras el cierre del "Coliseo" parte de la cartelera se repartió entre salas y escenarios atípicos. Esto volvió a poner sobre el tapete un viejo reclamo, espacios adecuados para ciertos shows. Muchos apuntan a la urgencia de una Casa de la Cultura, como lo tiene Chaco. Mientras tanto el telón sigue abajo.

Desprendimientos de moldes en el Teatro Oficial Juan de Vera, que obligaron a cerrar sus puertas al menos dos meses, pusieron en evidencia, además de las condiciones edilicias, la falta de escenarios adecuados para distintos tipos de espectáculos. Mientras que en Resistencia la oferta cultural es de 10 a 1 con respecto a Corrientes, muchos referentes apuntan a que "es hora de pensar en espacios alternativos al teatro para no ser ‘veradependientes’".

"¿A dónde iremos ahora?", expresaron referentes del film correntino "El Cerrojo" que mantenían encendidas las ilusiones de poder inaugurar su ficción ayer en la magnífica sala del Vera y que finalmente fue suspendida. Una pequeña fisura mostró algo más que falta de mantenimiento en el edificio y echó luz a un viejo reclamo, construir variados espacios acondicionados para albergar espectáculos de calidad para diversas expresiones artísticas.

Mientras que en Resistencia, por ejemplo, cada fin de semana despliega una rica e intensa variedad de propuestas y shows artístico, Corrientes sólo está limitada al teatro Vera, algunas salas independientes y algún que otro bar para escuchar conciertos en contextos artísticos muy pobres.

"Es necesario que se construyan espacios específicos para distintas actividades alternativas, que sean diseñadas por especialistas con una infraestructura especial", expresó a época la reconocida pianista y profesora Rosita Troia. A modo de ejemplo, refirió sobre la presentación del prestigioso cuarteto de cuerdas IN Crescendo en el convento San Francisco Solano, un espacio inapropiado para este tipo de eventos.

En este contexto Troia refirió que "habría que hacer un buen estudio de campo. Por ejemplo el convento de San Francisco no es para eso (escenario de conciertos sinfónicos) y cuando empiecen con los volúmenes exagerados para otros eventos o se cae un santo o se parte alguna moldura", refirió. A esto añadió que faltan auditorios acondicionados y salas para cada propuesta artística, similar a lo que ofrece la Casa de las Culturas en Chaco.

"Debe hacerse un espacio adecuado, porque si se limitan a salas alternativas como las existentes no se resuelve el problema en cuestión". Una muestra de ello es la presentación de la obra nacional "Éramos tan amigas" con Claribel Medina y  Nazarena Vélez que se presenta el jueves 14 en el pequeño espacio del Teatro de la Ciudad (Pasaje Villanueva 1470).

"No se necesitan espacios muy grandes pero sí muy bien acondicionados, Ya no se estilan esos monstruos como el Vera, ese es único en Sudamérica, se necesita un lugar con varios espacios acordes a cada necesidad", explicó Troia.

Así como sucedió con el reclamo de la vieja Usina, ubicada en Costanera y Quevedo, para convertirla en un edificio similar a la Usina del Arte en Buenos Aires, que ofrece salas y auditorios excepcionales, algunos de pequeñas capacidades para distintas actividades artísticas.

Una Casa de las Culturas como tiene Chaco o un edificio similar a la Usina del Arte en Buenos Aires no solo descentralizará el teatro Vera sino que ofrecerá varios espectáculos en un solo lugar. "Al haber más y variada producción tiene que haber más y variadas salas. No sólo oficiales, sino que tienen que haber salas alternativas con escenarios más dúctiles, más flexibles a las necesidades escénicas", expresó a su turno Carlos Lezcano, ex subsecretario de Cultura de la Provincia. Además de gestor y productor, Lezcano es un conocedor en la materia. "Tener varios espacios en un lugar te permite otro tipo de propuestas musicales y escénicas, con lenguajes no convencionales", explicó y añadió: "Por ejemplo si la puesta te pide que haya tres escenarios simultáneamente, en Corrientes no podríamos hacerla".

En este contexto refirió que "hay que adecuar las salas a nuevas posibilidades de producción artística, para esto se requiere nuevas tecnologías, capacitar al personal, entre otros", dijo Lezcano.

Lo cierto es que las ofertas en Corrientes son escasas y las pocas, no proponen espectáculos de calidad por la falta de espacios adecuados a ciertos eventos. Un llamado para el Gobierno de la provincia para pensar en nuevas propuestas pensadas en la variedad cultural. ****************************************************************************** Eduardo Sívori: "Nos acostumbramos a un solo formato" 

"Tener un solo escenario nos limita enormemente", expresó a época el director de Artes Escénicas, Música y Artes Audiovisuales en Instituto de Cultura de Corrientes, en referencia al escenario del teatro Juan de Vera como el único en condiciones para albergar a propuestas artísticas nacionales. Con el telón abajo y una cartelera suspendida en la mayoría de sus propuestas, la situación muestra que la escasez de escenarios adecuados para distintas actividades es un problema enorme.

Resistencia es una plaza de enorme y múltiples propuestas artísticas culturales y esto se debe a la concentración de salas, auditorios y espacios adecuados que permiten a la capital chaqueña ofrecer una rica agenda de espectáculos durante toda la semana. A tal punto que muchos sostienen que la diferencia de actividades es de 10 a 1 en comparación con Corrientes.

Para tener una idea, además de mayores centros culturales, cada lugar ofrece varias salas y escenarios como la Casa de la Cultura (uno de los espacios con mejor acústica de esa capital) el complejo Guido Miranda, el Domo Municipal del Centenario, la Casa del Médico (auditorio) El Centro Cultural Alternativo, Sala 88, La Máscara Teatro, el Centro Cultural Galatea, entre otros que hacen de esa ciudad una fuente inagotable de eventos culturales.

"Corrientes necesita no sólo nuevos espacios, sino varias salas adecuadas para distintos tipos de expresiones en un mismo lugar, donde la gente pueda encontrar una amplia oferta de actividades en un solo lugar", refirió Sívori y agregó: "No podemos depender siempre de la disponibilidad del teatro Vera". En este sentido el funcionario manifestó que además urgen auditorios, por ejemplo, con capacidades de público distinto, entre 150 y 500 personas para cubrir la demanda de espectáculos alternativos y emergentes.

"También que estos pequeños espacios tengan condiciones adecuadas, no sólo para la calidad del show (acústica y técnica) sino que además cuente con camarines para la comodidad de los artistas, que, en muy pocos lugares, se pueden encontrar con esas condiciones", dijo. Asimismo, el funcionario fue aún más allá del problema, advirtió que la falta de escenarios limita el circuito de productores privados que quieren invertir y que no encuentran las condiciones en Corrientes.

"Y si queremos hilar más fino aún, no tenemos salas para convenciones que permitan no sólo exposiciones de distinto tipos de conferencias sino que sean actividades completas que incluyan artística".

Existen muchos espacios abandonados en la ciudad, ideales para este tipo de proyecto, como la vieja Usina de Costanera, el ex Regimiento 9 que tiene galpones en desuso, hubo de un tiempo a esta parte proyectos que intentaron recuperar galpones de los talleres ferroviarios como el que está en el barrio Libertad o a metros de la terminal de colectivos (fue un proyecto del actual intendente Fabián Ríos cuando cumplía su función de senador nacional), entre tantos otros que podrían pasar a ser parte del patrimonio cultural de los correntinos que tanto hace falta. *************************************************************************************

La "Usina Cultural" el sueño que no prosperó

 Por muchos años un grupo de referentes y artistas, motivados por la necesidad de afianzar la vocación cultural y turística del área de la Costanera, intentó recuperar el edificio de la ex Usina, hoy dominio del Estado Nacional, para refuncionalizarlo. "Entendemos que es necesario conjugar la recuperación del patrimonio histórico arquitectónico con el desarrollo cultural", había expresado en 2010 este grupo consolidado bajo el nombre "Usina Cultural".

El edificio de la ex Usina, sobre la avenida Costanera General San Martín, se encuentra aún en desuso envuelto de edificios de departamentos en casas de familia. Y entre certezas se rumorea que pesa otro proyecto inmobiliario que devendría en turístico para un particular en todo caso.