Corrientes 34 °C
Min. 23 °CMax. 35 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/562207

"Pido gancho", el teatro callejero invita reencontrarse con la infancia

El grupo "Situación de calle" vuelve a ganar espacio público, esta vez con una intervención divertida. La idea es recordar a qué jugaba la gente en tiempos donde no reinaba Internet. "Queremos sonreír junto al público", explicaron.
LOS ARTISTAS VUELVEN A GANAR LA CALLE PARA ROBARSE SONRISAS DEL PÚBLICO.
LOS ARTISTAS VUELVEN A GANAR LA CALLE PARA ROBARSE SONRISAS DEL PÚBLICO.  

"¿Jugamos? ¿Quién se suma?", tantea el grupo "Situación de calle" con una nueva intervención urbana que invita al público a servirse de los mejores momentos de la infancia. La propuesta se denomina "Pido gancho", para que mañana desde las 10 en la plaza Cabral, quien guste se anime a jugar para que los grandes se recuerden de niños y los chicos aprendan a divertirse a lo grande, lejos de los smartphones o las tablets.

¿Qué coincidencias tienen juegos como pido gancho, la embopa, las escondidas o la mancha?, que cuando uno las recuerda en sus tiempos de "gurí" inmediatamente le esboza una sonrisa. En este instante mismo, usted estimado lector estará recordando con quiénes jugaba, dónde era el punto de encuentro, cuántas sonrisas se despertaban. "Con tan poco lo feliz que éramos", explicaron desde el grupo "Situación de calle", un puñado de artistas que de pura pasión, sale de nuevo a la peatonal con otra nueva intervención urbana, esta vez para refrescar la memoria de la niñez.

"Volvemos de nuevo, esta vez con una performance sobre la importancia y el valor del juego en las relaciones sociales", comentó Laura Virgile, referente del grupo en diálogo con época.

La acompañan en esta hermosa locura Viviana Amarrilla, Sergio Orrego y María Rosa Ducic, con quienes ya compartió la calle como escenario en intervenciones como "El trono" en conmemoración por el Día del Inodoro, "Subasta de amor (San Valentín y los enamorados)", "Trabajo en Blanco", entre otros.

Sobre esta nueva intervención refirieron que la "idea es sonreír". "Los juegos a los que aludimos son los de nuestras infancias, aquellos que compartimos en la vereda con los vecinitos", recordó Virgile.

La artista, además, refirió que es una propuesta para disfrutar del momento. "En pido gancho, no actuamos de niños sino que nos damos permiso para jugar, para dejar de lado, por un rato, el cuerpo urbano, rígido y rutinario para entrar en el ritual sagrado del juego, que tiene tanto en común con el teatro", esbozó con una sonrisa. Sin pedir nada a cambio, más que la voluntad y la predisposición de la gente, el grupo busca alcanzar el esporádico cariño del público circunstancial.

"Muchos no entienden y nos preguntan por qué lo hacemos, a algunos les resulta raro que nos guste exponernos tanto, sobre todo porque en la mayoría de las propuestas no nos cubrimos el rostro", advirtió Virgile y agregó: "Cosa que nos dimos cuenta gracias a estos comentarios de nuestros 'seguidores'". Respecto a las respuestas de la gente comentó que fueron muy variadas. "Buenas pero distintas, desde gente que se atemoriza un poco dando un pasito para atrás. Hasta gente que se saca mil fotos. O personas que nos agradecen por hacer lo que hacemos", explicó.

De esta manera la ciudad se sirve de una excelente intervención artística ¡a jugar se ha dicho entonces!