Corrientes  
Min. 24 °CMax. 33 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1280261
AUSENTE

Julieta organizó una fiesta y tuvo un mal gesto con Marcos: pelea en Gran Hermano

La familia de la joven le organizó una fiesta privada en una mansión. Los seguidores no la perdonaron y criticaron.

Después de haber estado encerrada cinco meses en la casa de Gran Hermano, la familia de Julieta Poggio le organizó a la modelo una extravagante fiesta sorpresa de bienvenida. Al evento concurrieron familiares y amistades como Romina Uhrig y Daniela Celis. Llamó poderosamente la atención la propiedad de la familia de la joven y ciertas ausencias en el los festejos. 

La influencer disfrutó de un descomunal evento en su mansión. Tal como compartieron en las redes sociales, la celebración contó con una DJ en vivo, además de un delicioso catering y tatuajes temporales con el hashtag "fuera malas vibras".


Después de haberse convertido en la tercera finalista del reality, Julieta superó los 2 millones de seguidores en su perfil de Instagram y alcanzó un nivel de fama impensado para ella. Por eso, su fiesta estuvo a la altura de las circunstancias, de hecho, encargaron una gigantografía con su cuerpo y llenaron toda la casa con objetos rosas y muchos brillos.

Si bien estuvieron presentes Romina Uhrig y Daniela Celis, los fanáticos detectaron que Marcos Ginocchio fue uno de los grandes ausentes. "¡Falta Marcos en la fiesta!", escribió un internauta en Twitter. "No creo que a Marcos le importe mucho ir a la fiesta de Julieta", "Tendrían que haberlo invitado sin problemas a Marcos", opinaron también.


Por su parte, Lucca Bardelli, el novio de la modelo, fue el encargado de compartir varios videos de la celebración, donde se pudo ver el menú elegido para la noche: pizzas, picadas, frutas, tortas y una increíble fuente de chocolate.

La inmensa mansión en la que Julieta vive con sus papás y su hermana, cuenta con una amplia piscina que también decoraron con luces, globos y un descomunal cartel rosa que decía: "Bienvenida Ju".

Otro de los detalles claves de la fiesta de bienvenida fue la musicalización, ya que contrataron a una DJ de una reconocida fiesta porteña. Por eso, los invitados se divirtieron hasta altas horas de la noche y podían lookearse con brillos y tatuajes temporales que tenían la frase de la modelo: "Fuera malas vibras".

Al ganar el tercer puesto en Gran Hermano (Telefe) Julieta Poggio también se llevó un viaje para dos personas al destino del mundo que quisiera. Si bien en un primer momento la joven había adelantado que tenía ganas de usar el premio mayor del reality (los 19 millones de pesos) para apostar a una nueva vida en España, eligió otro destino para disfrutar de su victoria.

En diálogo con Buen Telefe (Telefe) la modelo comentó que ya tenía una idea de su próxima escapada. "Quiero saber del viaje ¿Con quién te vas? ¿Con tu novio?", quiso saber la periodista Pilar Smith. Al instante, Julieta reveló: "¡Sí, me voy de viaje! Obvio, me voy con mi novio".

"Elegimos Tailandia. Lucas fue y vivió una experiencia increíble, entonces quiere que la vivamos juntos. Me parece un re destino, está muy bueno", agregó sobre los motivos por los que quiere visitar el sudeste asiático.