Corrientes 20 °C
Min. 18 °CMax. 27 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1278027
CAMINO AL BARRIO PERICHÓN

Prefecto salvó a un hombre de auto volcado y en llamas

El vehículo había volcado y cayó dentro de una zanja. Su conductor estaba atrapado mientras el auto comenzaba a incendiarse. Horas más tardes al automóvil que seguía volcado le robaron dos neumáticos.

EL PERFECTO MEZA.

Un efectivo de la Prefectura Naval Argentina se convirtió involuntariamente en el héroe del día. Rápido de reflejos y presto a salvar una vida, no dudó en rescatar a un hombre que yacía herido dentro de un auto volcado, que comenzaba a incendiarse dentro de una zanja, camino al barrio Perichón, al Norte de la capital correntina. La víctima terminó con algunas lesiones, pero se salvó de morir calcinado.

El accidente ocurrió ayer alrededor de las 1 de la madrugada camino al barrio Perichón, cuando el ayudante de tercera Alfredo Javier Meza, perteneciente a la Prefectura Naval Argentina, se encontró con un siniestro vial cuando se dirigía a buscar a su familia, que participaba de un evento social en aquella zona de la ciudad.

"Me topé con el automóvil volcado en una zanja frente a una finca. Había caído sobre su lateral derecho y el conductor estaba muy golpeado y atrapado dentro del habitáculo del vehículo, sin poder salir por sus propios medios. Pero lo más grave era que el auto comenzó a prenderse fuego y no había nadie más que yo para poder asistir a la víctima." comentó a época el valiente prefecto.

"No tuve tiempo de pensar en mi, ni siquiera tiempo de tener miedo. Sabía que la persona dentro del auto sólo contaba conmigo en el lugar para poder ayudarlo. Sólo reaccioné según mis instintos y mi entrenamiento. Subí por un costado y con una mano sostuve la puerta y con la otra intentaba poder alcanzar a la víctima, un hombre de unos 60 años que se quejaba de muchos dolores en el pecho; posiblemente producto del mismo accidente y el vuelco", explicó Meza.

El prefecto continuó su relato diciendo: "Tomé dimensión real de dónde estaba y lo que estaba haciendo, cuando escuché explotar lo que creo que fue la batería o algo en la zona de motor. Allí recién consideré que mi vida y la de la víctima estaban en juego así que sólo apuré la maniobra. Fue cuando llegó la ayuda de algunos vecinos, con quienes pudimos sacar a la víctima y ponerlo en mi auto hasta que llegaron los patrulleros y los bomberos para apagar el fuego. Nunca supe a quien rescaté, pero estoy feliz de haberlo hecho".

El vehículo siniestrado era una Volkswagen Surán y la víctima fue identificada como Armando Vierigier, de unos 60 años de edad, quien no sufrió lesiones de gravedad, según informó luego la Policía. Seguramente el resultado de este siniestro terminó siendo torcido por el destino. Y tuvo que ver con el hecho de que Meza haya estado en el lugar y el momento justo para poder auxiliarlo.

Pero como toda historia también tiene su lado increíble, horas más tarde del siniestro y mientras en la zona no había custodia policial y el auto continuaba incrustado en la zanja, los amigos de lo ajeno llegaron y terminaron robando dos de los neumáticos de la Surán. Algo que jamás debió suceder, pero pasó.

Ahora la Policía instruye no solamente en el siniestro con final milagroso, sino que debe investigar quién o quiénes se robaron las ruedas del vehículo.