Corrientes 24 °C
Min. 24 °CMax. 33 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1273694
A LA CONCURRENCIA NO LE MOLESTÓ Y COREÓ SUS TEMAS

Cumbia y fuerte polémica por culpa del celular de Karina

La estrella de la música tropical sumó aplausos y un potente debate sobre la necesidad de preservar o no la identidad inmutable del chamamé como genuina expresión correntina.

LA CANTANTE LEYENDO LA LETRA DE KILÓMETRO 11 EN SU COSTOSO TELÉFONO MÓVIL.

Si la idea era generar rating en las redes sociales, la actuación de la Karina "La Princesita" cumplió con esa misión. La cantante invitada para ser parte de la 32 Fiesta Nacional del Chamamé desató el debate en las redes sociales, los medios de comunicación y entre la gente; decidió cantar sobre el escenarios dos de sus grandes hit "Con la misma moneda" y "Corazón mentiroso", a lo que le agregó la poco feliz idea de leer de un celular las letras de "Kilómetro 11" y "Puerto Tirol", los temas con los que cerró su actuación.

Vale destacar que dentro del anfiteatro no hubo grandes muestras de descontento por la decisión de la estrella cumbiera de entonar sus canciones luego de cantar piezas de chamamé clásico como "Merceditas", "A mi Corrientes porá" y "Alma guaraní".

Por el contrario, la concurrencia coreó animadamente cada una de las piezas que la cantante, acompañada por la Orquesta de la provincia de Corrientes, ofreció como parte de su actuación.

También es dable destacar que la del jueves fue la noche de mayor concurrencia de público que se preparó para recibir la actuación de "La Princesita", y la gran mayoría permaneció en el anfiteatro para esperar la presentación de Mario Bofill y sus hijos, ya que la séptima noche el Loretano era la principal figura chamamecera sobre el escenario.

Párrafo aparte merece el operativo de seguridad montado para atender la presencia de la estrella cumbiera, más la asistencia del gobernador Gustavo Valdés con sus invitados de Juntos por el Cambio como Patricia Bullrich que además del personal policial trajo una fuerte custodia personal y eso creó serios inconvenientes a la hora de autorizar el acceso de la gente al predio.

Dentro del anfiteatro no se registraron mayores inconvenientes y los concurrentes aceptaron de buen grado que Karina cante por lo menos dos de sus grandes hit. El debate vino después porque en Corrientes la grieta en cuanto a las formas de interpretar chamamé se da entre los que defienden a rajatablas lo que consideran una identidad inmutable del chamamé, y los que se animan al desafío de incorporar elementos nuevos para su ejecución a la hora de crean música chamamecera.

La mayoría de los críticos cuestionaron la decisión de presentar dos temas de otro género, cuando pocos minutos antes para la polémica y las redes pasó desapercibido que Raúl Noguera haya cerrado su virtuosa actuación con guitarra tocando Face Dance del músico de jazz norteamericano Pat Metheny.

Angelus a puro ritmo sobre el Sosa Cordero

Como en todas las ediciones en la que el grupo de danza Angelus se presenta con esa exacta combinación de chamamé y ritmos urbanos, lo hizo nuevamente con la coreografía de freedance en la que sus integrantes volcaron sobre el tablado del anfiteatro Cocomarola toda su destreza y coordinación.

El grupo dirigido por Daniel Gamarra expuso en sus paso representaciones urbanas al ritmo de temas tradicionales del acervo mezclado con música electronica y un fuerte contenido de hip hop, que no desentona ya que la música tradicional se ensambla armónicamente con las innovaciones técnicas.

Asimismo, vale destacar que la coreografía desplegada sobre el Osvaldo Sosa Cordero es parte de un espectáculo que Angelus lleva a distintos puntos nacionales e internacionales.