Corrientes 24 °C
Min. 21 °CMax. 30 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1268469
EN LA CAPITAL CORRENTINA

Comprar una garrafa de 10 kilos puede costar más de dos mil pesos

El tubo llevado a domicilio sale, en promedio, 2.100 pesos. En los últimos días, en algunos kioscos y almacenes, el importe llegó prácticamente al mismo valor. Ayer, dos de las cuatro fraccionadoras que operan en la ciudad tuvieron sus puertas cerradas.

DESDE LA CÁMARA DE EMPRESAS (CEGLA) DICEN QUE NO CUBREN LOS COSTOS DE TRASLADO.

En la ciudad de Corrientes, el 80% de las garrafas vendidas son de 10 kilos. El importe oficial de esos cilindros, fijados por la Secretaría de Energía de la Nación, actualmente es de 756 pesos si son adquiridas en las plantas envasadoras o en estaciones de servicio. Ahora bien, llevada a domicilio (servicio de "delivery") puede costar hasta 2.100 pesos y conseguirlas en los kioscos o almacenes puede costar hasta 2.000 pesos, según la zona de la ciudad.

Sobre eso último vale aclarar que cada empresa fija el valor del precio de "delivery" según sus propios cálculos y eso es válido, ya que el importe del traslado hasta el domicilio no está regulado. Lo mismo ocurre con los kioscos, ámbitos de comercio que pueden fijar el precio de ese producto según sus márgenes de rentabilidad.

En ese sentido, ayer lectores de diario época alertaron que fueron a las fraccionadoras de dos conocidas empresas del rubro (una que utiliza cilindros de color blanco y la otra de color amarillo) a comprar garrafas y se encontraron con que estaban con sus puertas cerradas y sin atención al público.

En razón de ello, este medio consultó al delegado por el Nordeste del Sindicato de Trabajadores de la Industrialización Privada del Petróleo y Gas (SINTRAIPEGAS), Felipe Collman, quien comentó que no tenían contempladas medidas en la ciudad y que el cierre de las fraccionadoras pudo haber atendido a una medida particular de la empresa y no a una decisión de los trabajadores.

En tanto, en contacto con Radio Dos, el presidente de la Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (CEGLA), Pedro Cascales, advirtió que las firmas distribuidoras y envasadoras están trabajando al límite.

Esto se debe a que el valor de las garrafas sigue congelado desde agosto y que los importes actuales no logran cubrir los costos de traslado y dijo que hay un atraso de una asistencia que le paga el Estado. "Nos deben más de cuatro mil millones de pesos desde marzo", explicó sobre esa asistencia financiera.

"Le pedimos a la Secretaría de Energía de la Nación que actualice el precio de gas licuado envasado, ya que hoy la garrafa de 10 kilos debería estar en 2.100 pesos y no 700 como sale, en promedio, en todo el país", acotó.

En esa tesitura Cascales amplió: "Es inviable que en todas las provincias cueste lo mismo, a sabiendas de que el GLP se distribuye desde Bahía Blanca y sabemos que los costos operativos son asimétricos según cada zona del país".

Por último, el referente de CEGLA recalcó: "El Estado no puede obligar a las empresas a trabajar a pérdida. La alternativa es la de no trabajar más o cobrar los sobrecostos que estamos teniendo".

Inspecciones

Desde la Subsecretaría de Comercio y de Defensa del Consumidor de la Provincia señalaron que realizan controles del precio de venta de las garrafas de GLP de manera regular y que en las plantas fraccionadoras se cumplen los importes fijados por Energía de la Nación.

Los funcionarios de esas áreas, Juan José Ahmar y Orlando Seniquiel, recomendaron a los consumidores efectuar sus compras en las plantas distribuidoras que se venden al precio máximo, e incluso para el caso de las garrafas de la empresa productora nacional, las mismas pueden ser adquiridas al precio oficial en todas las estaciones de servicio de esa bandera.

Hoy venderán garrafas sociales en el Irupé

El Ministerio de Desarrollo Social informó que hoy el camión de la Garrafa Social estará, de 9:30 a 11:30, en la plaza Papa Francisco del barrio Irupé (Berazategui y Resoagli). Difundieron también que hay puntos fijos de comercialización: una carnicería del barrio Canal 13 (ubicada en Canal 13 N°456) y un kiosco del barrio Celia (Güemes 1390).

Hay que recordar que en el año 2008, el Gobierno nacional lanzó el programa que popularmente se conoce como "Garrafa Social" o "Garrafas para todos".

El objetivo era subsidiar parte de la cadena comercial, para que la garrafa de 10 kilos se venda en cualquier lugar del país a un precio objetivo. La cadena comercial de la garrafa se compone básicamente de cuatro etapas: producción, fraccionamiento (empresas que compran el producto y lo envasan), distribución (vinculan al fraccionador con el minorista) y el comercio minorista. Hay algunas empresas que sólo producen, otras que producen y fraccionan, y otras que fraccionan y distribuyen. Conviven desde grandes firmas como YPF, con empresas nacionales de gran tamaño, y PYME de menor porte y cooperativas.