Corrientes 29 °C
Min. 23 °CMax. 35 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1263875
ACUERDO

"No matar a humanos": qué dice el tratado que firmaron los fabricantes de robots

Boston Dynamics y otras empresas del sector publicaron una carta en la que manifiesta su intención de que los autómatas y los humanos "trabajen codo a codo para abordar los desafíos de nuestro mundo".


En ¿Quién será el responsable de los crímenes de un robot asesino? planteamos el debate: a medida que los ejércitos y fuerzas del orden suman tecnología para sus operaciones, crece la preocupación por el creciente uso de autómatas capaces de matar.

 
En ese marco, un grupo de fabricantes que son referencia en el sector publicó una carta en la que manifiestan su compromiso con la robótica pacífica y amigable con la humanidad.

 
"La aparición de robots avanzados abre la posibilidad a malos usos"


"Creemos que los robots brindarán un gran beneficio a la sociedad como compañeros de trabajo en la industria y en nuestros hogares", se lee al inicio de la carta pública que firman cinco fabricantes reconocidos en el sector, entre ellos Boston Dynamics, la firma que comercializa al famoso perro automatizado Spot.

Las compañías pidieron a los legisladores que promuevan el uso seguro de los robots, también alentando a investigadores y desarrolladores a unirse a esta intención. Según indicaron, los avances en el área plantean "nuevos riesgos de daños y problemas éticos graves" que obstaculizan las ventajas reales de estos sistemas.

 
"Estamos convencidos de que los beneficios para la humanidad de estas tecnologías superan con creces el riesgo de su uso indebido, y nos mostramos entusiasmados ante un futuro brillante en el que los humanos y los robots trabajen codo con codo para abordar algunos de los desafíos de nuestro mundo", escribieron.

 
El documento es un compromiso en contra de la robótica militarizada, aunque no descarta su uso en ejércitos y otros organismos, por ejemplo para la exploración de zonas peligrosas. Así, la clave es no dotar con armamento a las máquinas automatizadas.

Los creadores de Spot ya habían manifestado su ánimo pacifista


En 2021, Boston Dynamics criticó públicamente a un grupo que colocó una pistola de pintura en el perro robótico Spot, que permitía disparar en forma remota y destruir obras de arte. En la ocasión, la empresa dijo que condenan los usos provocativos de su tecnología y cualquier representación que "promueva la violencia, el daño o la intimidación".

    
Los términos y condiciones de ese fabricante prohíben en forma clara el uso de sus robots para dañar a otras personas, apuntando a una preocupación que no es aislada. Como indicamos, esto no implica que fuerzas del orden, como policías o bomberos, lo usen. Eso sí: el requisito es que los robots ayuden a las personas.

"También apoyamos el empleo seguro, ético y efectivo de robots en la seguridad pública, como el uso de Spot para la detección de gases peligrosos, la inspección de artefactos explosivos sin detonar, la investigación de paquetes sospechosos, labores de búsqueda y rescate y otra serie de peligros", comentó un vocero del fabricante.

Elon Musk habló hace algunos años de una Tercera Guerra Mundial provocada por la inteligencia artificial; el presidente de Microsoft, Brad Smith, pidió que se organice una suerte de Convención de Ginebra en este siglo para regular el avance irrestricto de las máquinas; e incluso circulan campañas como "Stop Killer Robots" que advierten la problemática de los crímenes de las máquinas.

Tal como señalan los creadores de Spot, emblema de la nueva robótica, las oportunidades son más relevantes que los desafíos, que también son muchos. Los desarrollos del área son tan excitantes como variados: entre los tantos, recientemente nos enteramos de las ideas de un grupo de estudiantes de Campana, en la Provincia de Buenos Aires, que viajarán a un certamen en Europa para presentar un proyecto que combina automatización y cuidado del medio ambiente.