Corrientes 32 °C
Min. 23 °CMax. 35 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1262446
Luz Flores

Redacción de época

ORGULLO LOCAL

Lourdes: la joven aspirante a campeona nacional de malambo

"Mi objetivo es que Corrientes tenga su representante en la final", expresó a época la floclorista, quien por segunda vez representará a nuestra provincia en la competencia que se realizará del 17 al 21 de noviembre en Villa Carlos Paz, Córdoba.

UNA BAILARINA QUE REPRESENTA A LA PROVINCIA.

Cada esfuerzo tiene su recompensa y el arduo trabajo de Lourdes Montenegro la llevó a consagrarse como la nueva aspirante a campeona nacional de malambo femenino, tras pasar el selectivo provincial que se llevó a cabo en la ciudad de Mercedes, donde bailarines de todas las edades compitieron para ser parte de este megaevento que se llevará a cabo del 17 al 21 de noviembre en Villa Carlos Paz, Córdoba.

Siendo una danza en auge en la provincia, la joven correntina, que competirá por segunda vez en este certamen, contó a diarioepoca.com que "más allá del orgullo, es una gran responsabilidad la que siento al llevar la bandera de la provincia a un campeonato tan importante a nivel nacional". Es que no se habla de un logro menor ya que se trata de uno de los festivales competitivos más importantes del país, junto a Laborde y Cosquín.

TODA LA PRESTANCIA PARA CONQUISTAR UN SUEÑO.

"El año pasado ya fui a conocer el certamen y me encontré con un montón de malambistas que son inmensos, así que mi objetivo, si se quiere, es que este año Corrientes tenga su representante en la final", expresó.

Cabe destacar que Lourdes tiene una gran trayectoria como bailarina, comenzó estudiando danzas árabes cuando tenía tan sólo cuatro años y a lo largo de estos años fue cosechando múltiples reconocimientos, entre ellos convertirse junto a Jonathan Roth en la Pareja del Chamamé 2020-2021, siendo los actuales embajadores de la fiesta nacional de nuestro patrimonio inmaterial de la humanidad.

Un amor a primera vista

Si bien el chamamé es parte innata de su vida, influencia de su padre que desde su tierna infancia la motivaba a interpretar la letra de Kilómetro 11 en guaraní, o recitar los versos de Roberto Galarza y el "Bocha" Sheridan; el malambo en cambio fue un amor a primera vista.

Durante la entrevista a este medio rememoró el momento en que sucedió: "Estábamos en una competencia de danzas y vi a un par de malambistas en la ciudad de Cosquín, Córdoba, y me acuerdo de que en ese instante le dije a quien fue mi primer maestro de malambo, José Benítez: ºYo quiero zapatear como ellosº y ahí comenzamos a practicar el malambo en su estudio."

"Empecé con el malambo norteño y después me incliné al sureño, y ahí encontré mi vocación y me quedé en ese estilo. Me es difícil explicar qué representa para mí el malambo, pero si se me viene una sola palabra en la cabeza es la autosuperación", agregó.

Sobre esto último, Lourdes explicó: "Me parece que lo más importante dentro de esta disciplina es el superarme a mí misma continuamente, porque es difícil el malambo en general, y hay momentos en los que uno está muy contento y otros en los que te agarra como bajones, pero es ahí es cuando uno más disfruta de lo que está haciendo porque implica superarse continuamente".

Desafiarse a cumplir un sueño

La talentosa malambista subrayó que su mayor desafío "lo estoy presentando ahora, porque para nosotros es una inversión todo lo que hacemos para poder entrenar o ensayar con cierto maestro".

"Nuestra mayor satisfacción ahora, por ejemplo, es el maestro que me está preparando", contó. Se trata de Fabian Serna, "quien es un gran profesor, un gran maestro y un gran campeón nacional (fue campeón nacional de malambo de la provincia de Buenos Aires, y campeón de Pre-Cosquín como solista de malambo)".

"El haber llegado a concretar con él los ensayos requirió de muchísimo esfuerzo de mi familia, de mi novio, de Carlitos Centurión, de nuestro ballet y del apoyo de todos nuestros amigos. Eso me parece que es mi mayor desafío, lo que estoy enfrentando ahora y que a su vez nos llena de orgullo", concluyó.

Lourdes tiene en claro la responsabilidad que implica ser la representante provincial y lo deja en claro al remarcar que "lo que más me importa o lo que más me pesa a la hora de ir al campeonato nacional es representar bien a la provincia", pero también sueña con que "Corrientes tenga la primera campeona nacional de malambo".

Es por ello que entrena todos los días, asiste a sus clases y a la par se prepara en el anfiteatro para dejarlo todo en el escenario. "Es un ensayo más solitario a diferencia del grupo de danza, porque implica estar por mi cuenta y zapatear con mis músicos, además de los viajes a Buenos Aires para prepararme con otro profesor".

El malambo como una disciplina en auge

Al ser consultada sobre el panorama actual del malambo femenino, Lourdes Montenegro comentó que "siempre hay muchas mujeres que compiten y en la actualidad tiene un poco más de auge el malambo femenino, así que cada vez somos más, lo que es un motivo de orgullo para nosotras".

También detalló que "en algunas categorías se eligen a dos representantes de la provincia para ir a la nacional, pero en este caso voy sola".

Cabe destacar en este punto que participaron malambistas mujeres de todas las edades, desde la categoría infantil hasta adultos, pero el marco principal de la competencia es el Aspirante Mayor y uno de los requisitos implica tener entre 20 y 35 años de edad.

De igual forma, Lourdes sostuvo que se trata de una hermosa disciplina e instó a las correntinas a participar de esta competencia: "Espero que se animen a sacar esos tabúes de que el malambo es muy masculino y demás, porque cada vez hay más mujeres, inclusive en otras provincias se ve muchísimo más malambo femenino que en nuestra región".

"Me gustaría que en algún momento nosotros también podamos contar con muchas malambistas mujeres, de igual forma en Corrientes estamos como teniendo ese semillerito de niñas que están zapateando y para mí ese es el mayor motivo de orgullo, ver a las nenas interesadas y con ganas de aprender y zapatear", culminó.