Corrientes 29 °C
Min. 22 °CMax. 36 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1257074
EL RUBRO ALIMENTOS Y BEBIDAS FUE EL MÁS PERJUDICADO

Las ventas cayeron 4% en julio y preocupan los puestos de trabajo

Empresarios de Corrientes, consultados por época, coincidieron en que las transacciones comerciales bajaron notablemente en julio y pusieron la lupa sobre los aumentos en los costos fijos. Cuestionaron con fuerza la ausencia de un plan económico.

DESDE LOS SUPERMERCADOS ASEGURAN QUE LA GENTE SÓLO COMPRA "LO JUSTO Y MENOS DE LO NECESARIO".

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) difundió ayer un informe en el que detalla que las ventas minoristas cayeron un 3,5% a nivel interanual y un 6% en comparación con junio de 2022. En Corrientes, el panorama es muy similar a lo proyectado a nivel nacional por la entidad y advierten que "a la larga" puede originar despidos.

El presidente de la Federación Empresarial de Corrientes (FECORR), Gustavo Ingaramo, precisó a diario época que las ventas cayeron en la provincia un 4% en comparación a julio de 2021. "La baja fue importante y tiene mucho que ver con la falta de algunos productos debido a la racionalización que hacen algunos proveedores", aseguró. A la vez que agregó: "Los rubros más afectados son los que tiene que ver con el consumo masivo, por ejemplo los supermercados".

El presidente de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (APICC), Enrique Collantes, comentó a diario época que el descenso de ventas no es novedad, sino que se viene produciendo desde hace meses. "La preocupación de esta baja es su efecto sobre los puestos de trabajo", remarcó.

"El problema es que si vos no vendés, cada vez se te complica más pagar los sueldos. Y a esto hay que sumar que para septiembre se están anunciado aumentos en las tarifas de los servicios e impuestos", resaltó Collantes.

Por su parte, Ingaramo destacó que la rentabilidad en algunos casos llega a ser negativa y esto pone en riesgo la estabilidad de los empleados. "En general, las PYME tratan de defender su dotación de personal, sobre todo de quienes están capacitados y manejan los procesos internos", resaltó.

Ambos referentes aclararon que si bien el panorama es complicado, a nivel local todavía no se está produciendo un ajuste del personal. 

"Existen algunos sectores que están despidiendo gente por el encarecimiento de los costos fijos", brindó un panorama a nivel regional Ricardo Cáceres, referente formoseño de una cadena de supermercados. Estos son los que deben asumir PYME y empresas, independientemente de sus venta. Entre ellos se puede mencionar el alquiler o las obligaciones patronales.

"A esto hay que sumarle que quien queda sin trabajo, no lo encontrará en el mercado porque no hay demanda. Las firmas están en un período en el que decidieron no contratar más", acotó el referente supermercadista.

Disconformidad con la ausencia de políticas
Los tres empresarios se pusieron de acuerdo en un punto central: la falta de medidas que alienten el consumo de parte del Gobierno Nacional.

"Hasta el momento el Estado Nacional no se tomó en serio el problema. No tenemos marcado un rumbo para que los empresarios sepamos a dónde tenemos que invertir", dijo Collantes.

Por su lado, Cáceres fue más específico con el tipo de medida que esperan: "Deben incentivar el capital circulante para que haya más ventas. Ahora la gente no tiene plata".

Desde la FECORR, en tanto, marcaron que más que un paquete de medidas esperan "hechos concretos". "Son medidas sueltas que no llegan a ser un plan económico. Esto provoca una ausencia total de rumbo y una fuerte incertidumbre", lanzó Ingaramo.

Según el informe de la CAME, los rubros que bajaron más sus ventas fueron alimentos y bebidas (6,2%) y textil e indumentaria (12,7%) a nivel interanual.

Los datos fueron recabados de 1.087 comercios minoristas del país entre el 1 y 5 de agosto.