Corrientes 7 °C
Min. 4 °CMax. 15 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1256901
Fuente: webeservice MAFIA DEL GAUCHO GIL - A UN AÑO DEL BRUTAL ASESINATO

Trasladan los restos de "Checho" y "Minto" y marcharán por justicia

Padre e hijo murieron a golpes y puñaladas por parte de un grupo de personas que quería quedarse con su terreno.

Se cumple un año del doble crimen en el predio del Gauchito Gil en la localidad correntina de Mercedes. Familiares invitaron a la ciudadanía para acompañar en el traslado de los restos de ambos, "Checho" y "Minto", al cementerio local para luego realizar una caravana por las calles de la ciudad en pedido de justicia. El caso llegó a juicio el 2 de agosto pasado y están sentadas en el banquillo de los acusados nueve personas.

El 6 de agosto de 2021, la noticia de un doble asesinato frente al Gauchito Gil en Mercedes conmovió a la ciudadanía correntina. La mafia de los puesteros del lugar desencadenó diversas situaciones que hasta hoy siguen siendo investigadas.

Sergio "Checho" Canteros recibió 22 puñaladas, mientras que su padre, Julio "Minto" Canteros, sufrió siete puntazos. En el ataque hirieron, además, a un hermano y a un tío de quien fuera la pareja de Checho, Yésica Rodríguez.

Los problemas con los atacantes comenzaron cuatro años antes. La familia, de los que hoy están detenidos y acusados del doble crimen, es dueña de varios puestos ubicados en el santuario del otro lado de la Ruta Nº123.

Ese viernes 6 de agosto a la mañana amenazaron a "Checho" tras una disputa por uno de los puestos que los "agresores" querían ubicar frente a su terreno.

"Checho" fue a trabajar al local de repuestos de su suegro. Cerca de las 17 volvieron a amenazar a Yésica. Le orinaron el frente del comedor que administraban y le gritaron "te lo vamos a entregar en un cajón", por "Checho". Yésica llamó a la comisaría más de 20 veces. Habló con "Checho" y contó la situación. "Vení con la Policía", le pidió. También llamó a sus suegros.

Mientras lo esperaba escondió a sus hijos de uno y siete años en el baño. Cuando Sergio llegó, solo, los atacantes ya estaban dentro de su casa y comenzó la tragedia.

Tras las muertes, vecinos de la zona y otros puesteros del Gauchito Gil se manifestaron en plena ruta nacional cortando y quemando cubiertas a fin de ser escuchados, por justicia y por que se intervenga la comisión organizadora del predio de la Cruz Gil. Es que quien administraba era familiar de los que atacaron hasta la muerte de los Canteros.

Fue así que debió tomar cartas en el asunto la Justicia. Hubo un interventor. El predio se limpió de puestos y se reorganizaron en otra zona de la Cruz Gil. Se detuvo, además, a diez personas, una de ellas un menor de 17 años, acusados por los asesinatos. Hoy están en el banquillo nueve personas quienes en la primera jornada de debate se abstuvieron a declarar.

No hubo testimoniales

Por el fallecimiento de un familiar de una de las defensas de los imputados, el Tribunal de juicio de Mercedes suspendió la audiencia de ayer en la cual debían prestar declaración policías que llegaron al escenario del crimen.

Se trata de la letrada Julieta Lacroze, defensora de dos de los imputados, quien viajó por la muerte de su padre.