Corrientes 6 °C
Min. 4 °CMax. 15 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1256813
Jorge Enrique Deniri

Junta de Historia de Corrientes

Fuente: webeservice NUESTRA RICA HISTORIA

Misceláneas Agostinas

Asumiendo a la historia como una gran combinación de acontecimientos de toda índole, recurro nuevamente a una selección de hechos acaecidos en Corrientes durante el mes de agosto (de allí lo agostino), que en el extenso devenir de nuestro suelo es quizá uno de los lapsos que más tiene para ofrecer al análisis y la evocación.

1776. BUENOS AIRES EN ÉPOCA DEL VIRREINATO.

Y partiendo de nuestro invalorable pasado hispánico, porque la historia de Corrientes debemos remontarla al siglo XVI, al momento de la fundación, en 1588, rescato dos hechos primordiales, enlazados incluso entre sí: la creación del Virreinato del Río de la Plata el 8 de agosto de 1776 y el asalto y rendición de la Colonia de Sacramento en la Banda Oriental, casi cuatro años antes, el 7 de agosto de 1680.

Es que la Real Cédula de Carlos III, que da vida al Virreinato, encierra una finalidad militar: hacer frente al avance, que a la larga se evidenciará poco menos que imparable, de los portugueses. Un componente no despreciable de esa política de estado, será la represión del contrabando, que se perpetrará sobre una base realmente firme cuando en enero de 1680, el portugués Manuel Lobo intrusa el territorio español y asienta en la isla de San Gabriel el primer asentamiento europeo de la Banda Oriental. Con la lentitud inherente a la época colonial, recién años más tarde, el flamante virreinato organiza una expedición a las órdenes del Maestre de Campo Antonio Vera y Mujica, en la que ocupan lugar destacadísimo las milicias de las reducciones jesuíticas, y también forman fila los milicianos de la ciudad de Corrientes.Con todo, las realidades dolorosas del monopolio comercial español harán rebrotar una y otra vez esa pústula ubicada casi frente por frente de Buenos Aires, terminando por entronizar al contrabando como una de nuestras "industrias" más antiguas y exitosas, triangulando esencialmente los productos británicos, en estrecha alianza con los "mercaderes" del Río de la Plata.

1865. PUNTA CUEVAS HOY.

Ya en tiempos de la Revolución, en aquel fatídico año 20 en que Corrientes remata su trayectoria en el contexto de los Pueblos Libres, su caudillo, José Gervasio Artigas, derrotado definitivamente en Asunción del Cambaí, el 15 de agosto cruza el Paraná internándose en el Paraguay, donde, más prisionero que huésped, terminará sus días bajo el dominio de los dos primeros dictadores de aquel país: Gaspar Rodríguez de Francia y Carlos Antonio López.

En 1827, el 28 de agosto, se sanciona la Ley que autoriza al gobernador Pedro Ferré a sofocar

1776. CARLOS III.

la anarquía y el desorden que, se dice, reinan en "la extinguida provincia de Misiones". Las milicias correntinas entran en campaña invadiendo aquel territorio y anexándolo a la provincia de Corrientes. Paradójicamente, hoy por hoy, con independencia de la escasa o nula relación de la absoluta mayoría de los habitantes de la reciente provincia de Misiones, actual con aquellos sucesos, el "Brigadier" Pedro Ferré es la béte noire del imaginario colectivo misionero.

Más cerca en el tiempo, en 1842, un 16 de agosto, en proximidades de Cabayú Cuatiá, que hoy conocemos como La Paz, en Entre Ríos, tiene lugar sobre el río Paraná el único combate de nuestro héroe naval epónimo, el almirante Guillermo Brown, que se bate con Giuseppe Garibaldi, por entonces un oscuro mercenario a sueldo de la Banda Oriental. La acción, verdaderamente épica, es encarnizada por ambos lados. Se lucha sobre la superficie de las aguas y en tierra, en la isla Curuzú Chalí. La gran superioridad técnica de los artilleros del "Viejo Bruno" arrasa o poco menos a los buques y las tripulaciones del nizardo, aunque este dispara hasta los eslabones de las cadenas cuando agota las municiones. Finalmente, con menos de cien hombres, huye "a como dé lugar" sobrenadando riachos y esteros buscando refugio en la Guardia de la Esquina, donde Ferré debe auxiliarlo hasta con calzoncillos y camisetas porque su vencedor lo ha despojado de todo. La gloria posterior del derrotado, dorará la página de aquella escapada.

1680. COLONIA DE SACRAMENTO HOY.

También en agosto toca recordar otro día 8, cuando en Alcaraz se firma el tratado que cierra el episodio de Laguna Limpia, donde cae prisionero de Urquiza Juan Madariaga, con lo que el gobernador, Joaquín Madariaga, abandona toda intención guerrera para no arriesgar la vida de su hermano.

Así, sería largo enumerar las consecuencias de aquella captura, baste en esta oportunidad

1842. BROWN. COSTA BRAVA.

recordar que el ejército correntino estaba bajo el mando del General José María Paz como "director de la guerra", y que los Madariaga, se desharán de él lo más rápido que fuera posible, como ya Juan le prometió a Urquiza apenas fue capturado.

El 21 de agosto de 1856 se pone en circulación la primera y única estampilla postal de la provincia, y también la primera de nuestro país. Ya he dedicado espacio recientemente a historiar ese sello, incluso el gesto filantrópico que hizo posible contar con ejemplares del mismo en el Tesauro del Archivo.

Y en este mes, de tan honda significación sanmartiniana, nuestro pasado como provincia también tiene un episodio significativo para enaltecerla aún más, porque el 20 de agosto de 1859, uno de nuestros grandes gobernadores, Juan Gregorio Pujol, propone al Congreso provincial restablecer la derruida Yapeyú, asolada por el portugués Chagas en 1818, por ser el Solar Natal del Libertador.

1890. CASA DE CORREDOR HOY. MODIFICADA.

Se la repoblará con los inmigrantes francosuizos traídos por Brougnes, en la fallida intentona colonizadora del puerto de Santa Ana. Pero antes de recuperar su nombre, - Yapeyú -, resurgirá primero como "Pueblo Libertador".

1865, asimismo es un año especialmente vinculado a la Guerra del Paraguay, no sólo para Corrientes, que es la víctima de la invasión y la ocupación paraguaya, sino en lo que hace al conflicto en sí, porque en su transcurso tienen lugar las grandes acciones en las cuales su ambiente geográfico es el escenario terrestre y fluvial de combates y batallas.

1846. JUSTO JOSÉ DE URQUIZA.

El 11 de junio Riachuelo, en proximidades de Corrientes, el 2 de agosto Punta Cuevas, cerca de Bella Vista, donde la artillería paraguaya de Bruges intenta cerrar el paso a los buques brasileños y al vapor argentino Guardia Nacional, que bajo el mando del Coronel José Murature, se integra a esa escuadra. Una acción que, muy al tono de los argentinos de la época, evidencia un derroche de coraje innecesario porque mientras los imperiales atraviesan los fuegos paraguayos navegando lo más rápido posible, el guardia nacional se detiene para medir sus cañones con ellos.

El resultado, calificado de heroico por los historiadores de entonces como Garmendia, es bastante luctuoso. Allí, entre otros, dejan la piel dos guardiamarinas, uno hijo del comodoro Luis Py, segundo de Murature, el otro, vástago de Pedro Ferré.

El gran episodio bélico de aquel agosto de 1865 es la primera gran batalla de la Guerra del

1846. JUAN MADARIAGA.

Paraguay, y la más grande que se haya librado en territorio correntino: Yatay, el día 18, donde se enfrentan unos 12.000 argentinos y orientales con 32 cañones, contra 3.000 paraguayos que carecen de artillería. Creo que la historiadora que más recientemente se ha ocupado de Yatay es la licenciada Gladis Mango de Rubio, integrante de la Junta de Historia de Corrientes que reside en Paso de los Libres.

Pese a la diferencia numérica abrumadora, a la carencia de artillería y a luchar poco menos que con el agua a la cintura, los paraguayos se defienden hasta las últimas consecuencias, evidenciando una capacidad de resistencia que pondrán en juego una y otra vez cuando deban luchar sobre su propio suelo.

1846. JOAQUÍN MADARIAGA.

En fin, una última reminiscencia, nos lleva al año 1890, cuando el día 26 de agosto, se promulga una Ordenanza que prohíbe la construcción de corredores con frente a la calle y ordena demoler los existentes que sobrepasasen la línea de las edificaciones. Es el comienzo de la desarticulación del viejo perfil hispano americano de la ciudad, con la desaparición del espacio de sociabilidad que encarnaban las viviendas de corredor, y la protección que los corredores techados brindaban del sol y de las inclemencias del tiempo.

Opiniones como las de Juan Bautista Ambrosetti, que en las construcciones de cuño colonial creía percibir sombrías conspiraciones jesuíticas, tal vez hayan sido el germen de aquella tendencia de fines del siglo XIX que condujo a la demolición del Cabildo, al reemplazo de la columna con la escultura de la Constitución y al afrancesamiento de la plaza principal, que de sitio de encuentro se tornó lugar de paso.

Dejo para otra oportunidad volver a referirme al Colegio Nacional, que inició sus clases un 2 de agosto, y escribir sobre la Escuela "Graduada", la Popular de Goya, que inaugurada el 10 de agosto de 1887, fue el primer edificio de la provincia construido con fines específicamente escolares.