Corrientes 14 °C
Min. 11 °CMax. 15 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1256297
Carlos Bramante

Colaboración

Fuente: webeservice DRAMA DE NUESTROS DÍAS

Por una ley que proteja alos animales de los humanos

Hace falta una legislación integral. Hay que penalizar a los autores y crear lugares para recuperar a las víctimas. La tenencia responsable debe enseñarse en las escuelas.

Es frecuente encontrar testimonios o situaciones de maltrato animal. Su erradicación depende del compromiso de todos pero fundamentalmente de leyes y organismos competentes para hacerlo.

Los humanos somos sus principales victimarios y los únicos que necesitamos cambiar comportamientos para no ponerlos en peligro. Los ejemplos son muchos y nos obligan a no desentendernos de esta problemática. Sólo recordemos el caso del policía que atropelló y mató a un perro en Goya con una camioneta oficial.

La semana pasada el Instituto de Derecho Animal de Corrientes -IDA- entregó un anteproyecto en la Cámara de Diputados de la provincia. Se trata de una iniciativa en la que definen a los animales no humanos como "seres dotados de sensibilidad".

Es un paso importantísimo que no admite demoras. Necesita el compromiso de todos los legisladores para determinar el alcance de la propuesta. Sin olvidar la necesaria revisión de las normas vigente para no caer en una contradictoria duplicación que limite su aplicación judicial.

El objetivo de la propuesta es reconocer "el derecho natural a la vida, libertad, e integridad física" a todo animal no humano. Desde ese punto de partida, se busca condenar las situaciones de crueldad, maltrato o abandono por considerarlos seres vivos dotados de sensibilidad.

Para ello, considero que se necesita educación y concientización sobre tenencia responsable de un animal. Muchas veces, son llevados al seno familiar como si fueran un juguete y, al cabo de un tiempo, terminan "desechados". La escuela tiene que transmitir contenidos relacionados a su cuidado en todos los niveles.

El abandono puede darse por numerosas circunstancias. Por ello es interesante la propuesta de los referentes correntinos para crear un "Centro de Adopción Multiespecie". El mismo debe servir al tránsito y posterior adopción responsable.

Los especialistas también reclaman la articulación Provincia-municipios para mejorar el control de equinos en la vía pública. Una problemática que, a pesar de numerosos intentos gubernamentales, nadie logra erradicar mientras los caballos son explotados hasta la muerte.

La iniciativa incluye el "Registro Obligatorio de perros domésticos de manejo especial". Aquí se hace mención a los que pertenecen a las mal llamadas razas "peligrosas" y se propone la obligación de un bozal para su circulación. Los referentes de IDA sostienen que algunos municipios avanzaron con esa normativa pero no se cumple su instrumentación.

También proponen la creación de un "Registro de Maltratadores de Animales" y la regulación de las actividades de cría con fines comerciales. Solicitan un control riguroso de aptitudes del responsable para evitar la crueldad. La demanda de animales se convirtió en un mercado muy rentable pero extremadamente exigente. Los humanos buscamos la "superioridad" en las razas animales y, por eso, se realizan peligrosas manipulaciones genéticas.

Hace unos meses un Tribunal de Noruega prohibió la cría de bulldog inglés por los problemas de salud que se volvieron frecuentes en estos perros. La determinación judicial se basó en múltiples afecciones respiratorias, oculares y cardíacas.

Otra realidad que denuncian los proteccionistas es el "secuestros de mascotas". Si bien no hay estadísticas formales, todos conocemos casos de familias que fueron víctimas de organizaciones delictivas que piden un rescate económico o los usan para su reproducción ilegal y cruel.

Entre todo debemos avanzar hacia una convivencia más saludable. Antes debemos asumir que los humanos somos los únicos que podemos ofrecerle una mejor calidad de vida a los animales. Nuestras acciones son peligrosas y letales, mientras ellos, nos regalan amor incondicional.

Traer un animal a la casa es un acto de compromiso. Su adopción debe ser responsable y consciente para garantizarle los cuidados necesarios. Los animales no son una "cosa" de moda ni descartable de acuerdo a nuestro estado emocional.

No sólo se requiere una normativa destinada a sancionar los ataques a los animales. También debe contemplar la creación de estructuras para atender y recuperar las dolencias causadas por el maltrato.

El desafío de una legislación que los proteja se encuentra en la cámara de Diputados de Corrientes. Siguiendo los pasos institucionales, ojalá pronto comience el debate enriquecedor, sin mezquindades ni desinterés. Cuidando la salud de nuestros animales, cuidamos la salud de todos.