Corrientes 23 °C
Min. 14 °CMax. 28 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1254564
Fuente: webeservice LA DURA REALIDAD DEL JUAN PABLO II

El Hospital Pediátrico "al borde del colapso" y con médicos fatigados

La directora asociada, Graciela Casella, describió un panorama crítico del centro asistencial, sobre todo en la Terapia Intensiva en la que se manejan con un régimen de "cama caliente", se levanta un paciente y la ocupa otro.

ATIENDEN UNAS 1.200 CONSULTAS DIARIAS.

"El hospital no está colapsado, pero sí al borde de estarlo", admitió la doctora Graciela Casella, directora asociada del Hospital Pediátrico Juan Pablo II. Reconoció además que "duele ver cómo terminan los médicos de guardia". La médica pediatra graficó el estado de situación sin buscar responsables, pero sí alertando una realidad concreta con pasillos atascados de pacientes y "camas calientes".

"Estamos trabajando al máximo", dijo la profesional, y rápidamente aclaró: "No sé si el término es colapsado, pero sí estamos al borde de eso".

La época del año, sumada al inocultable desequilibrio en la calidad de atención que se brinda en uno u otro lugar de Corrientes, conlleva a la situación explicada por la profesional.

Casella, en diálogo con Radio Dos, describió puntillosamente la realidad a la que se suma una carga emotiva fuerte: "Duele ver cómo terminan nuestros médicos de guardia", aseveró.

A full y con médicos al límite

"Tenemos de 350 a 400 atenciones por día en la guardia, más de 500 en consultorios externos. Y a eso se suman unas 300 diarias de ‘demanda espontánea’. El hospital está más que a full", reconoció la doctora Casella.

La Directora Asociada del Pediátrico comentó un dato que conmueve: "Cuando llegué al hospital me crucé con médicos que salían de las guardias, y duele ver sus expresiones. Los veo y me causa un poquito de dolor".

Y al preguntarle si está colapsado el nosocomio sostuvo: "No sé si ese sería el término… pero que estamos llegando al colapso, estamos llegando".

Temporada alta de afecciones respiratorias

"Estamos en temporada alta para propagación de virus respiratorios en menores", dijo la profesional a Radio Dos y subrayó que "junio, julio y agosto son los meses en los cuales comúnmente se incrementan las consultas por afecciones respiratorias".

Casella reconoció que "siempre ocurre así. En estos meses no se encuentra alguien sin trabajar en todo el hospital. Los médicos, enfermeros y todo el personal están trabajando a full". En algunas horas de las guardias se reforzó con más médicos. Lo mismo que en emergencia, en los horarios más complicados. Y en clínica también se sumó más personal", precisó.

A "cama caliente"

"Tenemos del 85 al 90 por ciento de internaciones ocupadas. El 95% de la terapia está ocupada (sólo hay una cama libre). Y estamos muy al límite con las camas vacías. En síntesis: estamos ‘a cama caliente’: se levanta un paciente y se acuesta otro. En emergencia tenemos 25 camas y 17 o 18 están ocupadas permanentemente. Además, hay entre 350 a 400 pacientes por día en ese sector y los consultorios externos tienen todos los turnos dados", puntualizó la médica.

Lo esencial de la vacunación

A la hora de recomendar qué hacer como medida preventiva, la doctora Casella insistió: "Lo primero es recomendar el estricto cumplimiento del calendario de vacunas. Se sigue viendo calendarios incompletos porque mucha gente no vacunó a sus hijos en la pandemia. Eso es fundamental. Para nosotros prevención es igual a vacuna", indicó. "La primera responsabilidad como padres es tener a los hijos vacunados. Y lo segundo es la higiene y ventilación de los ambientes", expresó.

Casella precisó un dato que sorprende: "Nosotros insistimos en no fumar. Tenemos niños menores de un año con la posibilidad de agarrarse bronquiolitis y hay gente que sigue fumando al lado de ellos. Vienen con nenes pequeños y están con cigarrillos en los bolsillos. Eso es lo básico y cuesta entender".

"La internación es algo muy fuerte para el niño. El desapego es un impacto muy doloroso que se debe evitar. Para un niño sacarlo de su entorno es preocupante", explicó.

Las enfermedades que hoy pululan

"Hay muchos bebés con bronquiolitis, son muy chiquitos. Lo complicado es que puede agravarse su situación. En grado 3 o 4 debe estar internado y la gente debe entender: el árbol bronquial de un bebé no es lo mismo que un adulto", dijo Casella. La médica agregó: "Estamos teniendo neumonías, broncoespasmo, mucho asma. A las salas en las que vas te encontrás con pacientes con problemas respiratorios: de un 80 a 85% son pacientes de ese tipo. Los números son más o menos los esperables que manejábamos en la prepandemia. Siempre hay a esta altura del año esta cantidad de patologías respiratorias. Pero sucede que los virus están más virulentos. La gente se relajó un poco, se bajó la guardia por el COVID, y también en todas las patologías", agregó.

"Terminan sí o sí en el hospital"

Casella dejó en evidencia que la atención inmediata en CAPS o SAPS de la ciudad son sólo "paliativas". "El paciente va al CAPS o a la SAPS como una primera opción, pero siempre termina en el hospital", aseveró. "No se encuentran las soluciones en la mayoría de los casos al concurrir a una sala o a un centro de salud. El paciente siempre, sí o sí, termina en la emergencia del Hospital Pediátrico", insistió.

Salud Pública asegura atención normal, con más profesionales

El Ministerio de Salud de la Provincia precisó que el hospital pediátrico cuenta con un total de 183 camas, de las cuales 95 están ocupadas a la fecha, lo que representa un 50% de su capacidad.

Además fueron contratados 29 profesionales para la institución (el 95% son médicos).

La directora ejecutiva del hospital pediátrico, Silvana Aguirre Serantes, dijo que "la cantidad de atenciones por afecciones respiratorias es común en esta época, pero tuvimos un gran refuerzo con la creación del área COVID-19. No utilizamos ninguna área de las internaciones comunes para internar a los niños con coronavirus, por lo que tenemos una capacidad de 12 camas sólo en este sector y están cuatro ocupadas".

"Tenemos 183 camas en total, de las cuales 95 están ocupadas, lo que representa el 50%. Están disponibles 88", aseguró.

El ministro de Salud Pública, Ricardo Cardozo, expresó que "esto nos ocurre todos los años, aunque estos dos último no, porque la pandemia desplazó absolutamente al resto de las patologías respiratorias pero hoy el resto de los virus están reapareciendo. Volvimos a la normalidad y no es una sorpresa para nosotros", explicó. "Por supuesto que el hospital pediátrico está con muchas camas ocupadas, pero los médicos trabajan y dan respuesta", remarcó.