Corrientes 7 °C
Min. 4 °CMax. 15 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1252923
Fuente: webeservice SOCIETÀ DANTE ALIGHIERI

Museos que hay que visitar al menos una vez en la vida en Italia

Para quienes nos acompañan con la lectura de nuestra página institucional todas las semanas en diario época, proponemos un recorrido por los distintos museos italianos y su invaluable patrimonio cultural y artístico.

PALAZZO COLONNA BARBERINI PALESTRINA.

Muchos de ellos permiten una visita virtual por lo cual, de ellos, informaremos cómo acceder. En la lista de cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida hay un capítulo dedicado a visitar los museos más importantes de Italia.

La búsqueda del sentido de la belleza y el reconfortante refugio en el arte siempre han ofrecido la posibilidad de ampliar el alcance del aliento, entrenar la sensibilidad y despertar los apetitos intelectuales.

Cuando se trata de belleza artística, Italia es el lugar ideal para sumergirse en un mundo sin igual en el planeta. En su territorio se concentra el mayor número de lugares patrimonio de la Unesco y se conservan algunas de las obras de arte más significativas del mundo.

Cientos de increíbles museos y obras maestras repartidas por las ciudades italianas son testigos de un patrimonio cultural sin límites, fruto de antiguas civilizaciones y de la historia milenaria del arte, que cuentan la historia de la cultura del país desde su pasado más lejano hasta la actualidad.

MUESO ARQUEOLÓGICO DE REGGIO, CALABRIA.

Siempre cuna creativa de los más grandes artistas de la historia, Italia cuenta con una gran variedad de museos, famosos o poco conocidos, enormes o pequeños, suntuosos o mínimos, monumentales o galerías, que exponen obras y artefactos de todas las épocas, géneros y movimientos artísticos y constituyen una fuente capaz de satisfacer cualquier sed de arte.

Entre los numerosos museos italianos de visita obligada destacan: el Museo de la Academia, el Bargello de Firenze, la Galería Colonna y la Galería Nacional de Arte Moderno (Gnam) de Roma, el Museo de Capodimonte de Nápoles, el Museo Arqueológico de Reggio Calabria, donde se encuentran los Bronces de Riace, el Museo de la Fábrica del Monasterio Benedictino de Catania o la Cripta de los Capuchinos de Palermo.

Una lista potencialmente interminable que hemos reducido a una selección de los que hay que ver al menos una vez en la vida, lo mejor de lo mejor de los museos que hay que visitar en Italia.

Murió Leonardo del Vecchio, ¿quién era?

Luxottica Group es una empresa italiana que fabrica y comercializa armazones. Está presente en más de 150 países de los cinco continentes y es el mayor fabricante mundial de monturas de anteojos y anteojos de sol. En 2012, fue la primera empresa de moda italiana en términos de facturación.

El 16 de enero de 2017 se anunció la fusión de Luxottica con el grupo francés Essilor. Desde el 1 de octubre de 2018, Luxottica Group es una filial del holding EssilorLuxottica.

La empresa fue fundada en Agordo en 1961 por Leonardo Del Vecchio. La zona de Belluno, donde todavía se encuentran las principales instalaciones de producción, se encuentra en el centro del llamado "distrito óptico italiano de excelencia".

En los primeros años producía armazones y pequeñas piezas para terceros y luego pasó a fabricar por cuenta propia.

En 1995, la empresa compró la cadena de tiendas de óptica estadounidense LensCrafters. En 1999, el grupo Luxottica adquirió la estadounidense Ray-Ban.

En 2001, se adquirió la marca Sunglass Hut International, seguida en 2003 por OPSM en Australia. En 2007 Luxottica se hizo de Oakley por 2.100 millones de dólares.

En 2003 adquirió I.C. Optics a Versace e Italo Cremona (empresa de la que era una escisión).

En 2011 Luxottica obtuvo el 100% del Grupo Tecnol brasileño por 110 millones de euros. En 2013 compró la empresa francesa Alain Mikli International.

A principios de 2014 Luxottica adquirió el control de Glasses.com, una plataforma estadounidense de venta de anteojos online.

El 24 de marzo de 2014 Luxottica anunció un acuerdo con Google para un nuevo modelo de gafas.

Cuando se le preguntaba a Leonardo Del Vecchio cómo logró su fortuna, él siempre respondía: "Trabajar, trabajar y trabajar".

Nacido en Milán, era el último de cuatro hermanos. Su padre, Leonardo, un frutero de origen sureño, murió poco antes de su nacimiento, razón por la que su madre, Grazia Rocco, decidió ponerle el mismo nombre. Unos años más tarde, el joven Leonardo fue confiado al internado Martinitt, donde permaneció hasta que se graduó en la escuela secundaria. A los 15 años, entró a trabajar como aprendiz en Johnson’s, una fábrica de medallas y copas, cuyos propietarios le animaron a inscribirse en clases nocturnas en la Academia de Brera para estudiar diseño y, especialmente, grabado.

A los 22 años se trasladó a Pieve Tesino, un pequeño pueblo del Trentino, donde encontró trabajo como obrero en una fábrica de grabados metálicos. En 1958, se trasladó a Agordo, en la provincia de Belluno, para abrir un taller de monturas de anteojos. Después de tres años, en 1961, la tienda se transformó en Luxottica, con catorce empleados, especializada en la producción de pequeñas piezas metálicas para los fabricantes de gafas.

Consiguió un enorme garaje con su propio cobertizo en Agordo, ya que el municipio cedió el terreno para iniciativas industriales.

En 1967, al tiempo que seguía fabricando productos semiacabados para terceros, la empresa realizó su primer gran avance estratégico: empezó a fabricar, ensamblando las piezas individuales, gafas completas y a comercializarlas con la marca Luxottica.

Después de sólo cuatro años, en 1971, Luxottica se concentró únicamente en la fabricación y comercialización de anteojos terminados.

En 1981, la empresa se consolidó y pasó al ataque en el mercado estadounidense. Recurrió a Credito Italiano, dirigido por Lucio Rondelli, para obtener un préstamo con el que compró Avantgarde, una marca de anteojos estadounidense que le permitió entrar en el mercado de ese país. Un año después devolvió todo el capital al banco con intereses, tras abrir cuatro nuevas fábricas y contratar a 4.500 personas. Luxottica cotiza en la Bolsa de Nueva York desde 1990.

"Trabajar, trabajar, trabajar". Leonardo del Vecchio.