Corrientes 16 °C
Min. 11 °CMax. 19 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1252571
Fuente: webeservice AYER A LA MADRUGADA EN EL CAPITALINO BARRIO GALVÁN

Tres malvivientes robaron en un kiosco a golpes y con un revólver

Fueron minutos de terror vividos por el empleado del comercio. Los ladrones pidieron comprar latas de cerveza. Pero después arremetieron a patadas hasta abrir la puerta. Apuntaron con el arma a su víctima, sustrajeron una conservadora y la recaudación. Hay un detenido.

MIENTRAS ABRÍAN LA PUERTA AGREDIERON A LA VÍCTIMA.

Tres delincuentes cometieron ayer un robo con uso de extrema violencia en un maxikiosco de la capital provincial. A golpes de patadas abrieron una puerta, apuntaron con un arma de fuego al empleado de turno y luego se apoderaron de la recaudación como también de algunas mercaderías.

DESPUÉS AMENAZARON CON EL ARMA DE FUEGO.

Por el caso la Policía actuó en forma inmediata y, basada en imágenes de cámaras de seguridad, pudo identificar a uno de los presuntos autores.

Se trata de un joven a quien detuvieron horas más tarde en un asentamiento ubicado a sólo tres cuadras del negocio asaltado. Sus cómplices también serían de los alrededores, están identificados y lograron escapar por entre medio de numerosos pasillos.

En los procedimientos encaminados de parte de las autoridades de la comisaría seccional Segunda recuperaron una conservadora que fue parte de los elementos sustraídos, según precisaron a diario época fuentes del caso.

Mauricio A., alias "Mauri", de 18 años, fue a quien los efectivos localizaron por la mañana mientras andaba ofreciendo a la venta el objeto que robó junto a otros dos malvivientes, uno de ellos su propio hermano, de acuerdo a la pesquisa.

Todo comenzó exactamente a las 2:20 en un negocio de atención las 24 horas ubicado en la intersección de las calles Gobernador de la Vega casi Elías Abad del barrio Galván.

Los jóvenes malhechores llegaron hasta la vereda y a través de una pequeña abertura en la puerta de rejas pidieron un par de latas de cerveza.

SACÓ DINERO DE LA CAJA SIN SOLTAR LA CONSERVADORA.

La persona que estaba a cargo de la atención al público acercó las mercaderías, pero no las entregó porque los extraños comenzaron a demostrar un comportamiento hostil.

No pasaron demasiados segundos hasta que esos falsos clientes comenzaron a empujar la puerta con claras intenciones de robo.

En ese instante la víctima agarró un celular para solicitar ayuda a la Policía, mientras los malvivientes arremetieron a patadas contra la abertura hasta romper sus medidas de seguridad.

Tras un forcejeo lograron vulnerar el lugar donde el trabajador indefenso atinó a levantar las manos y buscar refugio en la parte trasera del negocio.

Mientras el damnificado observaba aterrado, uno de los asaltantes apuntaba con un arma de fuego, otro oficiaba de "campana" en la vereda y el tercero sustraía la conservadora, el dinero de la caja registradora y otras mercaderías que alcanzó a manotear antes de emprender la fuga.

"MAURI", SEÑALADO COMO UNO DE LOS TRES ASALTANTES.

Los pormenores del asalto quedaron registrados por cámaras de seguridad a cuyas imágenes accedió este diario. En ellas queda en claro el alto grado de violencia utilizado por esta banda para alcanzar su cometido.

En la denuncia la víctima precisó la sustracción de una suma en efectivo de 30 mil pesos, más la mercadería que exhibía a la venta.

La Policía, en un trabajo intensivo, identificó a los tres sospechosos, detuvo a "Mauri" en el asentamiento de calle Alberdi y, al cierre de esta edición, continuaba la búsqueda de los restantes involucrados.

OBJETO RECUPERADO EN UN ASENTAMIENTO CERCANO.

"Impacta la impunidad con la que se manejan estos delincuentes y que todo siga como si nada", dijo Julián, propietario del comercio, en declaraciones a Radio Dos.

"Las medidas que venimos tomando nunca alcanzan. No sé si vamos a seguir en el mismo lugar, de esto dependen cuatro familias, es complicado. Lo de anoche podría haber sido peor", aseguró.

Con intervención de la Fiscalía y el Juzgado de Instrucción en turno la causa fue caratulada como "robo calificado".