Corrientes 12 °C
Min. 10 °CMax. 17 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1252474
Fuente: webeservice FEDERAL A

Boca Unidos y un punto para volver a empezar

Boca Unidos se llevó un empate sin goles de su visita a Atlético Paraná. Mereció algo más por lo que hizo en los 90 minutos, pero no estuvo preciso a la hora de definir. En la vuelta de Marioni como técnico se vio un equipo más equilibrado en todas sus líneas.

Los merecimientos no sirven en el fútbol, se gana, se pierde o se empata y esto último fue lo que le sucedió a Boca Unidos frente a Atlético Paraná, a pesar de que hizo mejor las cosas que el equipo entrerriano, pero falló en la puntada final, ahí donde se ganan los partidos. Dilapidó las situaciones que tuvo y se volvió con una igualdad que tiene sabor a poco por lo que se vio del partido.

Un nuevo ciclo con Roberto Marioni al frente se puso en marcha en Boca Unidos, esta vez plantando en cancha un equipo más equilibrado entre sus líneas y eso no le quitó presencia cuando llegó al área contraria porque tuvo volantes que se soltaron y bien, como los casos de Leonel Niz y Martín Ojeda.

Todavía falta trabajo y que el equipo termine de encontrar una identidad de juego, ayer esa carencia la suplieron con actitud, esa que no se veía en los últimos tiempos.

Cuando lo que no sobra es una idea futbolística, en parte ello se puede suplir con actitud y eso es lo que hizo Boca Unidos durante los primeros 45 minutos del partido frente a Atlético Paraná.

Una línea de cuatro bien plantada atrás, de la que sólo Nahuel Franco y en esporádicas ocasiones Marcelo Cardozo eran los que se soltaban para algún ataque. Más adelante, un medio campo de mucha marca con Leonel Niz por la derecha, Ataliva Schweizer en el medio, a su lado Gabriel Cañete y por la izquierda se ubicaba Martín Ojeda. De todos ellos, sólo Niz y Ojeda eran los que más se soltaban para acompañar a Gabriel Morales y Carlos Salom, los referentes de ataque que presentó el "aurirrojo" en la fría tarde de la capital entrerriana.

Con ese planteo salió Boca Unidos a jugarle a Atlético, y se puede decir que mal no le fue a pesar de que no lo pudo plasmar en el marcador, pero de los dos fue quien más arrimó peligro ante los arcos.

El dueño de casa fue el primero en insinuar algo, con un remate de media distancia de Dalan García que se perdió por sobre el horizontal del arco que defendía Lucas De León.

Inmediatamente el equipo, ahora nuevamente dirigido por Roberto Marioni, respondió. Niz recibió un pase de Gabriel Morales que dejó al volante solo ante el arquero Gustavo Vergara, pero su remate se perdió por arriba del arco. Una buena, pero lamentablemente mal terminada.

No pasó mucho y Boca Unidos volvió a arrimar peligro para el arco de Vergara, y nuevamente la jugada pasó por Niz, quien habilitó a Salom y el disparo de este se perdió en el corner tras rozar la pelota en un defensor del conjunto local.

Un minuto después, Gabriel Morales probó con un remate de afuera del área que salió muy cerca del segundo palo del arco de Vergara.

Recién a los 16 minutos, el dueño de casa se volvió a acercar a Lucas De León y esta vez fue con un tiro libre ejecutado por Alexis Ekkert, que el "uno" del "aurirrojo" alcanzó a desviar mandando el balón hacia un costado.

Boca Unidos volvió a tener otra buena chance como para alcanzar la apertura del marcador, una combinación entre Niz y Salom que terminó en un centro de este que por muy poco Martín Ojeda no alcanzó a cabecear.

Se vieron 45 minutos de otro Boca Unidos, más equilibrado, aunque todavía carente de una idea de juego, pero supliendo ello con la entrega de cada uno de sus componentes. Un buen paso adelante.

El segundo tiempo no cambió con relación a lo que se vio en la primera parte, tal vez algo menos de fútbol y más roces que terminaron desembocando en la expulsión de Leonel Niz por el lado del equipo correntino y Santiago Gioria por los entrerrianos, pero futbolísticamente Boca Unidos siempre fue algo más que Atlético Paraná e intentó dentro de sus limitaciones mantenerse cerca del arquero Vergara, que se hizo presente conteniendo en dos tiempos un remate de Nahuel Franco que se le metía junto al palo.

Un par de minutos después fue Gabriel Morales el que dilapidó una buena chance, pero la más clara la tuvo a los 22 minutos cuando el volante tomó el balón en tres cuartos de cancha, se mandó dejando rivales en el camino, entró al área y ante la salida del arquero Vergara sacó el remate que terminó tapando el "uno" local, pero dando rebote que le quedó a Salóm y el experimentado delantero, solo ante el arco, no le pudo dar buena dirección a su remate que se perdió por un costado.

Boca Unidos era más que Atlético, pero ese más no lo podía plasmar en el marcador, ni tampoco los cambios que introdujo el técnico Roberto Marioni trajeron solución porque Lautaro Larrazabal como Leonel Ceresole, que ingresaron por Salom y Ojeda, no le dieron lo que el entrenador esperaba.

Los minutos pasaban y el final fue llegando, con un punto para Boca Unidos que no está mal teniendo en cuenta que se lo obtuvo en condición de visitante, pero no hay que olvidarse que enfrente tuvo a un rival que hoy está en zona de descenso. Esto puede significar el resurgir, ya se vio otro Boca Unidos, un equipo más ordenado, aunque carente de una idea de juego, pero supliendo ello con una gran entrega.

Al final fue empate sin goles, es un barajar y dar de nuevo para pensar en lo que viene el próximo domingo en el "Leoncio Benítez" cuando reciba a los santafesinos de Sportivo Las Parejas.