Corrientes 12 °C
Min. 10 °CMax. 17 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1252436
Fuente: webeservice HISTÓRICO

Elección de Rector de la UNNe: Ejercicio de saludable democracia,participación plural y diversa

Fueron 184 voluntades que se juntaron para expresar su opinión a viva voz. Faltaron tres de los 187 convocados para cimentar un ritual de ejercicio saludable de democracia plural y en el que la disidencia con los ganadores no se presume a una traición para con los eventuales líderes.

"Le ganamos al oficialismo", dijo el electo a época al terminar el conteo que tuvo tensión, suspenso y emotividad, aunque él mismo se reconoce parte de ese grupo que comanda la Universidad Nacional del Nordeste desde la recuperación de la democracia, cuando el expresidente Raúl Alfonsín decidió terminar con las intervenciones y habilitar para siempre el cogobierno, tripartito al comienzo y ahora cuatripartito porque de la toma de decisiones participan docentes, graduados, estudiantes y los trabajadores no docentes de cada una de las 11 facultades.

Ese modelo creado por los estudiantes cordobeses rebeldes de la segunda década del siglo pasado, sublevación de la que por estos días, 15 de junio, se cumplieron 104 años que reconoce en cada uno de sus claustros al "demos" de las universidades y se le distingue ese poder de participación que da sus frutos y genera un modelo que mantiene vigente ese reclamo acerca de la certeza que "los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan".

Esta nota no es para enumerar detalles puntuales de una asamblea que demostró que cuando la mayoría piensa en democracia y respeta a su ocasional oponente la mentada grieta no existe, ya que el triunfo o la derrota se construye a partir de consensos con personas que piensan diferente y provienen de experiencias distintas.

Omar Larroza y Verónica Torres sumaron apoyos y respaldos diversos ya que los cuatro sectores que representan, a las decenas de miles de personas que desarrollan su vida académica en las 11 facultades, no son todos radicales ni siquiera exclusivos de la Franja Morada que gana las elecciones en el claustro estudiantil.

Esos representantes de la vida académica provienen de los más diversos sectores sociales, porque, mal que les pese a algunos retrógrados, los hijos de los pobres y los trabajadores son parte de la vida académica de la universidad pública y reformista, junto a quienes provienen de hogares más afortunados, y esa diversidad es parte del valor agregado que tiene la UNNE.

En las aulas estudian, trabajan y conviven adolescentes que traen sus problemas de aprendizaje de la secundaria, trabajadores que al formar familia decidieron postergar la carrera para tiempos mejores y hasta jubilados docentes que deciden incorporar más conocimiento en otras disciplinas por lo que hay diversidad social, de género y hasta personas que deciden superar las barreras que les impone una condición diferente que todavía se identifica con la palabra discapacidad.

Hubo discursos emotivos de profesionales veteranos que ejercen la conducción de las facultades, reflexiones profundas de jóvenes estudiantes comprometidos con la militancia política y reivindicación provechosa de los trabajadores que día a día hacen posible y más llevadera el proceso de enseñanza, aprendizaje y creación de ciencia en cada una de las unidades académicas.

La meta era clara, elegir a quién conducirá la administración y ejecutará las políticas de continuidad académica en la búsqueda de la excelencia que redundará en la generación de profesionales que serán parte de una sociedad que exige innovación, proyección de futuro y soluciones a los acuciantes problemas que nublan la perspectiva de realización y profundiza las grietas creadas por aquellos dirigentes que ven en la división de la ciudadanía un negocio rentable para sus aspiraciones mezquinas. Una clara demostración que cuando hay tolerancia y respeto al que piensa diferente el progreso es posible.

Rubén Orlando Giménez.