Corrientes 16 °C
Min. 15 °CMax. 24 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1251178
Noel Breard

Senador provincial UCR

Fuente: webeservice 

En economía no hay receta única

Es importante en política conocer sobre teorías económicas e historia económica, pues esta combinación es lo que permite la toma de decisiones, identificar que los países consolidados y desarrollados tuvieron distintas estrategias e intensidades en su aplicación, es decir no hay receta única, no hay dogmatismo. Inglaterra se consolida con la teoría de Adam Smith, utilizando las ventajas comparativas y competitivas, su proceso industrial y la división internacional del trabajo (ellos generando bienes con valor agregado y los demás materia prima).

Alemania, país que logra su unificación tardía con el canciller Bismarck en base a la teoría del economista Georg Friedrich List, con su libro "sistema nacional de economía política". La política primero consolidó un país y nación, desarrolló sectores estratégicos sin abrirse ciegamente al mundo para regalar su mercado interno en formación, se preparó para ser competitivo con gran productividad y después abrirse en la medida del interés nacional. Eligió servir al país y no ser un punto de mercado.

Estados Unidos también tuvo una decisión política, primero armaron un país, una gran nación, después progresivamente dejaron entrar a Adam Smith y cuando hubo crisis lo "mandaron a descansar" y a su teoría. Por ejemplo, el presidente Roosevelt sacó a su país de la crisis del año 30’ con teorías proteccionistas y la teoría de Keynes, y este fue reelecto debido a su éxito.

Primero: para armar un país nunca hay que ser dogmático y fundamentalista, segundo: el desarrollo y construcción de un país es política con arte y dosis de las ideas, pero queda claro que abrirte ciegamente es un error en nombre de una ideología, un pecado de ingenuidad regalar mercado interno subsidiando trabajo extranjero y convirtiéndote en un punto de mercado y debilitando al Estado Nación y si a eso la sumamos el tema financiero y los juegos del poder, son un cóctel del terror.

Estos libros inspiraron capitalismo con auge y progreso, el Inglés denominado liberalismo manchesteriano individualista y el capitalismo alemán denominado capitalismo Renano más solidario. Fueron la inspiración para Inglaterra y Alemania, y para que EEUU construya una nación.