Corrientes 17 °C
Min. 11 °CMax. 19 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1249343
Tona Galvaliz

Colaboración

Fuente: webeservice DESARROLLO HUMANO

La poderosa fuerza del entusiasmo

La falta de entusiasmo provoca desinterés, apatía. El entusiasmo es el abono para el cerebro, nos vuelve personas motivadas y felices, nos hace genios, nos da alas, nos convierte en personas poderosas.

Todos nacemos con la semilla del entusiasmo. Todo cambia cuando estamos entusiasmados. Cambiamos nosotros, y la manera en que vemos las cosas de la vida siendo optimistas.

No permitas que el desaliento, la tristeza, el desánimo, la confusión, te quiten la fortaleza, la esperanza, la fuerza de la motivación; para vivir con entusiasmo y construir un mundo más humano al que dé gusto pertenecer.

Cuento para reflexionar

Un día corrió la voz de que el diablo se iba a retirar de sus negocios del mal y que estaba vendiendo todas sus herramientas de trabajo al mejor postor, o sea al que mejor le pagara.

Llegó el gran día de la "extraordinaria venta", todos los implementos utilizados por el diablo estaban expuestos, bien acomodados con su precio a la vista.

Entre ellos se hallaban el miedo, el odio, los celos, la envidia, la avaricia, la soberbia, la codicia, la malicia, el engaño, el orgullo, la traición, la mentira, la estafa, la desconfianza, la cobardía y tantos otros, utilizados para hacer el mal.

Había una herramienta que se encontraba bastante oculta del resto, y se la percibía extremadamente desgastada por su uso.

Y, sorprendentemente, esta herramienta era la más costosa, hasta el punto que nadie podía pagarla.

Entonces, frente a ese panorama le hicieron tres preguntas al Diablo:

¿Cómo se llama esa herramienta?, ¿por qué estaba oculta? y ¿por qué era tan cara?

Él les respondió: "Se llama desaliento, desanimo, desesperanza; me da igual su nombre; esta herramienta para mí, es la más útil de todas y es así de cara o costosa porque cuando todas las demás herramientas fallan, con esta puedo entrar en la consciencia de las personas y hacer con ellas lo que se me antoja. El precio del desaliento es tan alto, que aún sigue siendo de mi propiedad. Con esta herramienta robo las ganas de vivir, y me apropio del deseo de que las personas de trabajar por sus sueños. Y, cuando lo logro, no paro de reírme y festejar. Casi nadie sabe que el desánimo me pertenece y por eso puedo abusar de ellos".

Y, ya que estamos, te cuento algo más; otras de mis herramientas favoritas son adormecer con la distracción, ocultar la verdad y dividir para destruir.

Bucea y busca en tu interior

¿Entonces, cómo recuperar el entusiasmo y estabilidad perdida, cómo pararse en el aquí y ahora con ilusión, para continuar dando pasos seguros y confiados?

1-Elimina tus distracciones: ¿Define quién eres y qué quieres? Haz una lista y prioriza claramente tus metas.

2-Cambia tu manera de hacer las cosas: Elimina la rutina, deja que fluya tu creatividad, diviértete, disfruta mientras lo haces.

3-Reconcíliate con tus expectativas: No te pongas expectativas irrealizables, llena tu mente de pensamientos de confianza, superadores.

4-Busca inspiración: Rodéate de gente y cosas que te llenen de energía positiva que eleve tu bienestar, que te muevan hacia una perspectiva de posibilidades; asómbrate, despeja tu mente. Descansa, juega y ríete mucho.

5-Recuerda lo que te causó entusiasmo: ¿Qué actividades te hacen feliz, te interesan y apasionan? ¿Qué hace latir más fuerte tu corazón?

No ayuda resistirse con miedo a todo lo nuevo que se manifiesta sin una forma clara, menos aferrarse al pasado que ya no está. Camina más lento, en el sentido simbólico, da un paso a la vez, mirando hacia adentro con fe.

Bucea y busca en tu interior: qué principios, qué valores te definen, cuáles son tus no negociables, qué es lo que te importa realmente. Y, no te entregues ante las caídas, los golpes, los fracasos, la desorientación; levántate, sigue intentando y ve por tus sueños.

"La Esperanza" es desear que algo bueno suceda.

"La Fe" es creer que va a suceder.

"La valentía" es hacer que suceda.

Somos nuestras decisiones puestas en acciones de valor que dan vida a las circunstancias que vivimos. Crea espacios que te conduzcan hacia dónde quieres estar, sé el hacedor y protagonista de lo que esperas que suceda.

"Recuerda que lo que creemos de creencia, creamos de realidad".

La edad arruga la piel, perder el entusiasmo arruga el alma.

El "Dinero" es consecuencia del "Éxito".

El éxito es consecuencia de la "Competencia" (es saber hacer, poder hacer y querer hacer).

La competencia es consecuencia del "Entusiasmo" (exaltación del ánimo, inspiración divina).

No se trata de hacer lo que más te apasiona; sino de que te apasione lo que haces.

Te mando un beso inmenso.

(*) IG: Tona Galvaliz. FB/LinkedIn: María Antonia Galvaliz.