Corrientes 12 °C
Min. 7 °CMax. 17 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1248219
LIGA NACIONAL DE BÁSQUETBOL

"Penka" Aguirre y Regatas: "A la hora de un playoffs gana siempre el mejor"

El jugador-franquicia de Regatas, que venía de cosechar los últimos seis campeonatos de la máxima categoría, se despidió esta vez de manera anticipada en la temporada. Admitió la superioridad de Instituto, que justificadamente logró la clasificación a las semifinales.

Regatas Corrientes había dado uno de los golpes del mercado en la previa de la edición 2021/22 de la Liga Nacional de Básquetbol. Porque al quedar sin el poder adquisitivo que ostentó San Lorenzo en el último lustro, alzándose en ese lapso con el pentacampeonato, el plantel del "ciclón" se fue desguarneciendo de sus figuras y el equipo del parque Mitre se quedó con la joya principal: Nicolás "Penka" Aguirre.

Fue precisamente la incorporación del base santiagueño, que además de los cinco títulos consecutivos obtenidos con el conjunto de Boedo venía de dar la vuelta olímpica con Quimsa, lo que de manera instantánea catapultó las expectativas en el horizonte regatense.

Sin embargo, el traspié del lunes 80-74 ante Instituto, de Córdoba, hizo que el camino de Regatas se estampillara en cuartos de final, al caer 3-1 en la serie ante la "gloria", que ahora buscará ante San Martín el pase a la gran final.

Un buen rato después de terminado el partido contra los dirigidos por Lucas Victoriano, el último en abandonar el vestuario "fantasma" fue "Penka" Aguirre, quien reconoció las bondades del rival para seguir adelante. "La verdad que nos hemos armado para pelear arriba, pero bueno, hoy nos ha tocado un rival muy duro, mejor que nosotros, así que por eso ellos pasan a las semifinales", dijo quien también supo consagrarse en el básquetbol mexicano.

El jugador que debutó en la elite con Quilmes, de Mar del Plata, relativizó el hecho de que Instituto contara con la ventaja de localía para imponerse en esta eliminatoria, ya que a su juicio "todos se hacen fuerte de local, pero a la hora de un playoffs gana siempre el mejor, tenga la localía quien tenga".

Sin profundizar en su análisis, Aguirre lamentó el resultado adverso que los marginó de la competencia. "La verdad que no recuerdo bien el partido, pero sabíamos que teníamos ganar sí o sí y ellos han hecho un mejor trabajo que nosotros, por eso se llevan el punto", dijo y tampoco encontró un diagnóstico claro para explicar qué le faltó a Regatas para poder explotar mejor la conformación de su plantel, esgrimiendo que "como todos los equipos, tenemos altibajos y no sabría decir el motivo, habría que analizarlo bien".

Lejos de extender su reinado en la elite, pues él venía de ser figura en las últimas seis  temporadas (cinco con San Lorenzo y la restante con Quimsa), Aguirre reconoció: "Esto es un juego, a veces se gana y otras se pierde. Hoy me toca quedar afuera antes de lo previsto seguramente, pensábamos que podíamos más. Pero bueno, así es. Nos vamos con la cabeza alta porque hemos dado todo e Instituto pasa por ser mejor equipo que nosotros".

En cuanto al saldo que le deja su paso por Corrientes y por el equipo del parque Mitre en particular, el base con experiencia en la selección argentina mayor sostuvo: "La verdad que me he sentido cómodo en el club. Los dirigentes y la gente me han hecho sentir como tal. He intentado devolverle lo mismo y dar todo de mí".

Y ante la consulta sobre su futuro, si podía seguir ligado a Regatas, se limitó a responder: "La verdad no tengo idea qué voy a hacer".

Así, Aguirre le bajó la persiana a una temporada atípica en su carrera, no sólo por despedirse de manera prematura sino también porque en el medio tuvo que digerir una lesión (fractura de muñeca) que lo marginó durante más de dos meses, algo que nunca antes le había sucedido.

En cuando a lo meramente estadístico, "Penka", quien mostró voz de mando dentro y fuera de la cancha, terminó como segundo goleador "remero" con 14.7 puntos (una décima por debajo del correntino Juan Pablo Arengo), agregándole 5.3 asistencias y 4.8 rebotes en promedio, lo que presentó +16.8 de valoración al cabo de 31 partidos jugados.