Corrientes 12 °C
Min. 7 °CMax. 17 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1248126
Rubén Orlando Giménez

Redacción de época

Fuente: webeservice FUE UN FINAL DE FIESTA APOTEÓTICO

Con el rito de la premiación inició la cuenta regresiva de la pesca 2023

Todo fue celebración en el gigantesco recinto del predio Costa Surubí. Allí recibieron sus trofeos los ganadores de la 45ª Fiesta Nacional. Tanto quien capturó la pieza mayor como el equipo que más número de peces atrapó y los ganadores de cada zona.

LAS BARRAS CELEBRARON EL FINAL DEL MUNDIAL.

En Goya celebraron el éxito que tuvo la 45ª Fiesta Nacional del Surubí y el cierre estuvo a la altura de los días precedentes. En la noche de premiación recibieron sus trofeos Guillermo Miranda de la Peña El Cañazo de Rosario y los goyanos que se adjudicaron el mejor puesto por equipo, de la familia liderada por Manuel "Pocho" Tomasella secundado por sus hijos Francisco y Emilio.

Esa celebración marcó el final de la edición 2022 y el inicio del difícil trabajo para organizar todos los detalles de la próxima que, junto con la Expo Goya, tienen el desafío de innovar para superar los récords que se lograron en cuanto a participación de pescadores y expositores.

Claro que no sólo estaban los pescadores ya que tanto el gobernador Gustavo Valdés, que fue uno de los competidores, el intendente Mariano Hormaechea y el senador y exjefe comunal goyano Ignacio Osella destacaron el reencuentro con un ritual que se había suspendido por dos temporadas a causa de la pandemia de COVID-19. El rito comenzó con la entrega de trofeos a los ganadores de las 20 zonas de pesca. Recibieron copas, trofeos e innumerables obsequios.

Hubo un intermedio musical con la banda La Cubana que con su contagioso ritmo agasajó a los varios miles de comensales que colmaron el recinto cubierto del predio Costa Surubí.

En la pausa musical entregaron un reconocimiento a la anterior Reina Nacional del Surubí, María Agostina Vecchia, quien se desempeñó durante tres años como soberana. Un récord de la fiesta. El obsequio fue entregado por la nueva reina Mariana Pittón Canaparro.

Después vinieron los sorteos de un motor fuera de borda de cuatro tiempos que favoreció al ticket Nº0762. Los ganadores fueron Oscar Alfredo Casco, José Alberto Rainoldi, Walter Casco, todos de Goya.

En este sorteo participaron los pescadores que habían devuelto las bolsas con residuos que se le entregaron previamente al concurso. La intención es crear conciencia sobre la necesidad de no contaminar el río.

La parte artística terminó con la actuación del músico local Oscar Macías quien interpretó la "Canción del Surubí" y varios temas chamameceros a modo de cierre.

A la hora de los discursos el gobernador Gustavo Valdés destacó: "Corrientes vuelve a renacer con la Fiesta del Surubí. Vamos Goya, Goya 2023", al resaltar lo bueno que es volver a juntarse tras dos o tres años de ausencia y les dio la bienvenida al Taragüí a los pescadores.

"Esta es la mejor fiesta de pesca del mundo. Gracias a todos los pescadores por el aguante de estos tres años", afirmó por su parte el intendente Hormaechea.

El Presidente de COMUPE, Pedro Sá, indicó: "Pese a lo difícil estamos disfrutando de la fiesta. Me hace muy feliz tenerlos. Los invito a la próxima que va a ser más grande, más divertida como a ustedes les gusta".

La reina, Mariana Pittón Canaparro, y las princesas Amina Abib y Brisa Latashen agradecieron a los pescadores y a los turistas por llegarse hasta Goya y los invitaron a volver para el año que viene.

Leandro Espinoza, periodista.

Francisco Merello, fotógrafo.

Horacio Vallejos, productor.

Economía

Una muestra de cómo el turismo potencia las economías locales es que por estos días los remiseros tuvieron que confeccionar listas de espera para atender las solicitudes, los hoteles, albergues y hasta casas de familia estuvieron colmados.

Los locales gastronómicos pudieron atender con una variada oferta en comidas tradicionales y minutas, tanto en sus locales distribuidos por la ciudad como en el predio cuyas mesas estuvieron abarrotadas de clientes.