Corrientes 23 °C
Min. 17 °CMax. 24 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1247927
Gustavo Gamboa

Redacción de época

Fuente: webeservice EDUARDO TASSANO

"No sólo hay que cortar el pasto, hay que generar políticas ambientales"

El Intendente de Capital aseguró que "los vecinos demandan servicios pero también políticas de Estado". Analizó la gestión municipal y el contexto que vive el país de cara a las elecciones presidenciales del 2023. Y también dijo qué fue lo que ocurrió con el vendedor de ajos.

"No quiero que me recuerden como un Intendente que sólo se preocupó por cambiar los focos de las calles y cortar el pasto de las plazas", comentó el Intendente de Capital, Eduardo Tassano, en una nota con época al finalizar su primera gestión al frente del Municipio, en diciembre del año pasado. El Jefe comunal señaló, en esa oportunidad, que en su segunda administración le daría especial importancia a las políticas de mediano y largo plazo y a aquellas que pudieran sentar las bases para el desarrollo y el crecimiento de la ciudad.

A prácticamente seis meses de aquella declaración, este medio indagó a Tassano sobre el avance de esos proyectos y si la coyuntura, las necesidades y urgencias de la ciudad, le permiten a la gestión alcanzar el que sería, quizás, el principal objetivo de este segundo mandato en el municipio capitalino.

"Fundamentalmente, la gran diferencia con la primera gestión es que ahora contamos con un plan de ordenamiento territorial que es una guía, que lo estamos llevando a la sociedad y lo discutimos con los diferentes estamentos. Son cuatro tomos de datos, de información", analizó el Jefe municipal capitalino.

Entre los objetivos establecidos para esta segunda gestión, Tassano destacó los relacionados a la infraestructura, la modernización, la política ambiental, la educación y el desarrollo económico.

Respecto a la infraestructura, comentó que mucho se avanzó sobre calles, plazas y paseos. Al evaluar la evolución del Plan Hídrico, apuntó a que con las últimas lluvias se pudieron determinar zonas en las que se necesitan trabajos concretos y específicos. Señaló que, por ejemplo, ya se iniciaron las obras de 900 metros de entubamiento en el barrio San Roque Este.

Al analizar la política ambiental, recordó que días atrás se lanzó la recolección diferenciada de residuos que se implementará desde el martes 17 de mayo en los barrios Camba Cuá, La Cruz, Deportes, La Rosada, Libertad, Centro y Ferré.

"El otro punto que queremos destacar en esta gestión es el educativo, pero desde la función del Municipio como educador de su ciudad. Por ejemplo, en temas ambientales o de seguridad vial", apuntó luego el Intendente.

Sobre el desarrollo económico, analizó los alcances de las capacitaciones "que les puedan ser útiles a nuestros jóvenes, ya que queremos que se queden en nuestra ciudad". En este punto destacó que se apunta a cuatro rubros: el turismo ("Demanda mucha mano de obra: desde mozos a receptores de hoteles, guías; tenemos que mejorar en ello, ponernos a nivel"); el desarrollo tecnológico ("Cualquier empresa, cualquier emprendimiento, requiere una aplicación o un análisis de gestión de una administración"), economía verde ("Necesitaremos recicladores urbanos, empresas que trabajen el plástico, el vidrio, el cartón") y los oficios ("Se requiere de técnicos en diferentes ámbitos, en refrigeración, plomeros").

"Estamos en un plan de educación de 3.000 jóvenes en diferentes áreas. Este es un camino. Lo hacemos con empresas, con comercios. Por ejemplo, hace poco firmamos un convenio con una empresa para la capacitación de jóvenes en la instalación de paneles de durlock, que es muy necesario ya que hay pocos técnicos. Allí puede haber una muy importante salida laboral", acotó Tassano.

¿El vecino de Capital entendió la necesidad de políticas a mediano y largo plazo? ¿O sólo insiste en las necesidades de la urgencia, en que le cambien el foco de la calle?

En algunos casos, sí; en otros, no.

Recientemente se implementaron espacios reservados, como una suerte de corredores escolares. Usted dijo que sólo funcionó en un 50%. También se han reducido los lugares de estacionamiento de motos. ¿Llegará un momento en el que el centro será casi exclusivamente de circulación y no de estacionamiento?

Eso pasa en muchas ciudades. No digo que será así en Corrientes. Cada ciudad busca sus soluciones. Respecto a las escuelas, pensamos en la elaboración de un cuerpo especial para el manejo de las once instituciones que hay en el centro y el microcentro. Queremos capacitar específicamente al personal que se dedicará a esa atención.

¿Los correntinos somos muy complicados a la hora de manejar en el tránsito?

El otro día estuve en Santiago del Estero… y me gustó más Corrientes en ese sentido (risas). Creo que tiene que ver con ciudades como ésta, con más de 400 años, con calles y veredas angostas, con concentración de edificios públicos. En el centro tenemos el Gobierno provincial y el municipal con sus edificios, las escuelas, los bancos, un montón de organizaciones y dependencias. El estudio que tenemos del transporte público señala que el 93% de los usuarios viene al centro. Es impresionante.

El autor de ese estudio, el experto brasileño en movilidad urbana Antonio Marchezetti, dijo en una nota con época en abril pasado, que le llamó la atención observar en Corrientes una doble fila en el estacionamiento de motos. Y que sólo había visto una situación similar en Indonesia. ¿Qué solución hay para eso?


Hay soluciones de mediano y largo plazo. Una es jerarquizar al transporte público. Las grandes ciudades lo solucionan de esa manera. Hay experiencias en todo el mundo. Se tiende a que haya lugares de sólo circulación y otros con restricciones para la circulación de transporte privado particular (motos y autos). Estamos hablando con las empresas concesionarias del transporte y con el Gobierno provincial.

¿Qué le pareció el proyecto de Marchezetti?


Es un anteproyecto. Es importante para abrir los ojos, alertar, ver posibilidades, analizar soluciones… Lo importante es que se discute, y que de allí se generarán las soluciones.

En unos días comenzará la recolección diferenciada de residuos en el centro de Corrientes. Se realizaron dos pruebas piloto. Una en el barrio Molina Punta y otra en el San Juan de Vera. En la primera los resultados no fueron óptimos, pero en la segunda fueron satisfactorios. ¿Qué expectativas tienen con la nueva implementación? ¿En qué momento dirá "me siento satisfecho porque se logró el objetivo"?


Empezaremos en estos barrios en los que tenemos recolección más experimentada. En seis meses haremos una evaluación de cómo va. Esto siempre va acompañado de un fuerte trabajo de concientización. Tenemos mediciones del año pasado: al 70% de los jóvenes le interesan los temas ambientales, y son quienes más se adhieren a estos programas, a estas nuevas costumbres. Lo importante es que el camino está trazado. Argentina tiene muchas ciudades con problemas de recolección, vertederos a cielo abierto, hay mucho por trabajar.

Hoy, ningún gobierno puede escapar al tratamiento de temas ambientales…


Los ciudadanos demandan servicios públicos, pero también políticas de estado. Hace poco estuve en una cumbre en Buenos Aires. Se está por realizar el Congreso C40 que organizan las principales ciudades del mundo. Son encuentros para discutir los temas de actualidad. Se hará en Buenos Aires. Por eso nos convocó ese Gobierno para participar, colaborar y tener agenda en común. El tema es el cambio climático. No se conciben gobiernos y ciudades sin políticas de estado en temas que afecten al presente o futuro de la comunidad. No podría hablar sólo del corte de pasto si no tuviéramos un enfoque, una mirada, hacia las políticas ambientales, más aún hoy, después de los incendios, que el cambio climático se instaló mucho y rápidamente. Es una exigencia, una demanda de la comunidad. Pensamos en el presente, pero no olvidemos que los niños y los jóvenes serán los habitantes del futuro.

En las últimas semanas, el Concejo Deliberante aprobó Ordenanzas que permiten a los inspectores hacer multas a partir de las imágenes de las cámaras de seguridad de la ciudad. Y también confeccionar infracciones por los videos y las fotografías que puedan aportar los vecinos. ¿Cómo lo llevarán a la práctica?


Estas ordenanzas tienen que ver con los tiempos modernos y las nuevas tecnologías. Hicimos una reunión entre nuestros equipos y los concejales para analizar tres cosas de las ordenanzas: las nuevas que necesitamos, por tecnologías que surgen; las que falta reglamentar; y las que hay que derogar. Por ejemplo, nuestros equipos tienen que inspeccionar cosas que no se fabrican más o que se elaboran de otra manera, o tienen otro control de calidad. Tenemos que adecuarnos a las nuevas tecnologías. Es que el mundo entró a ellas sin leyes y entonces surgieron los problemas. En Capital, ya colocamos unas cien cámaras que se conectaron a la Policía, que cuenta con otras 600. Esto permite prevenir muchos delitos, pero también detectar infracciones. Hay que legislar en ese sentido y ponerse a tono.

¿Ya se puede multar por las cámaras?


Todavía no, pero trabajamos en eso.

¿Y qué falta?


Falta la reglamentación en la cual estén definidos los alcances, las metodologías… se trata de una probatoria contundente, requiere su estudio.

¿Qué paso con el polémico vendedor de ajos?


Había denuncias de los vecinos por ruidos molestos, por los gritos, y también por la forma de manipular los ajos en la vía pública, los dejaba en el suelo y quedaba toda la basura en la peatonal o en Rioja y Junín, que es parada de colectivos. Además, no cuenta con permiso municipal, que exigimos a todos los vendedores ambulantes, no tiene carnet, no da cumplimiento. Se le había comunicado esto de manera verbal en 12 ocasiones y dos veces por escrito. Se habla mucho de este vendedor… ¿y qué hacemos con los otros, con los que cumplen? Más allá de lo sentimental, debemos pensar en la organización de la ciudad, en el bien común de los vecinos. Hay otros vendedores ambulantes que cumplen con los requisitos, que no tienen denuncias, que se adaptan. Queremos que la gente trabaje, pero esta era otra situación.

"El Gobierno nacional debe aceptar la situación crítica del país"

¿Hay que esperar hasta 2023 para que Argentina comience a cambiar su rumbo?


Tengo muchas esperanzas en el futuro gobierno de Juntos por el Cambio. Se trabaja en todos los niveles y estamentos, en programas. Se discute sobre políticas a implementar, se está más unido de lo que se traduce. Ya no es una alianza electoral como lo fue en el 2015.

El Gobernador (Gustavo Valdés) dijo que deben llevar una sola fórmula a las PASO. ¿Cree que debe ser así o todos los candidatos deben presentarse?


Lo que dice Gustavo (Valdés) es lo ideal. La comunidad reclama unidad, política de estado. Pero hoy lo veo difícil. Hay diferentes posiciones y una interna puede servir para establecer cuotas de poder.

¿Cómo ve al radicalismo en la pugna con el PRO para encabezar la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio?


Lo veo fuerte. Hay dos distritos en los que el radicalismo había perdido mucha fuerza, que eran Ciudad y Provincia de Buenos Aires. Hay un importante crecimiento en la provincia y en la ciudad también se está trabajando fuerte. Es un partido nacional, centenario…

¿Cómo ve al Frente de Todos? No le pido una opinión de un partido o alianza diferente a la suya, sino desde el punto de vista institucional.


Argentina debe unirse para salir adelante, desde hace muchos años atravesamos una situación muy complicada. A mí no me interesa señalar culpables, pero sí entiendo que dada la situación, muy crítica, se deben tomar definiciones de políticas nacionales, sobre todo económicas. Lo que nos puede sacar adelante es el ordenamiento de las políticas económicas, dónde se inserta Argentina en el mundo, qué importamos, qué exportamos, cómo generamos condiciones de desarrollo empresarial con respeto a los trabajadores. Hay una pequeña y media empresa a la que debemos darle condiciones para que crezca y genere más trabajo. Hay una aceptación global y nacional de que los planes no van más, lo dicen todos, hasta los beneficiarios. Lo prioritario es ordenar, tenemos que ponernos de pie y mirar adelante. A pesar de todas las indefiniciones, el país más o menos sigue, pero cada vez los problemas latentes crecen. Y te explotan. Yo ya lo he vivido varias veces. A la alianza gobernante le pediría que se ponga de acuerdo, que convoque a la oposición, que acepte la situación crítica del país y de soluciones, sobretodo en el plano económico.