Corrientes 25 °C
Min. 25 °CMax. 33 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1241809
Tona Galvaliz

Colaboración

DESARROLLO HUMANO

Ser mujer es más que lo anatómico

Hablar de género representan roles, comportamientos, actividades y atributos que una sociedad y época determinada considera apropiados para hombres y mujeres.

Lamentablemente, en nuestros días las mujeres seguimos siendo fuente de desigualdad, discriminación y abuso.

La solución llega primero con el darse cuenta de este desequilibrio injusto, del no reconocimiento de respeto por la mujer, y para lograr la igualdad en oportunidades y beneficios entre el hombre y la mujer es necesario un cambio de paradigma.

¿Sabías qué? actualmente hay países que nos descartan por el sólo hecho de ser mujer, que al enterarse del sexo femenino durante la gestación abortan interrumpiendo el embarazo.

Que apenas el 50% de las mujeres en edad de trabajar están representadas en la población activa mundial, frente a un 80% en el caso de los hombres.

Que en Argentina matan a una mujer cada 29 horas.

Que a igual tarea o función, jerarquía, puesto laboral, el ingreso y beneficios, el hombre supera un 78% por sobre el de la mujer.

Que frente a una vacante laboral tiene más derecho el hombre que la mujer.

Que en situaciones de pobreza, la mujer tiene un mínimo acceso a la alimentación, la salud, enseñanza, capacitación, empleo.

Que la desigualdad de género en las sociedades del mundo está a la vista (aunque se mire para otro lado); y lo que es peor, en muchas comunidades esta falta de equidad se naturalizó.

Que hay mujeres abusadas, maltratadas, silenciadas, invisibilizadas, vulneradas, explotadas, en todo tipo de modos de participación, y no tienen voz.

Que el 40% de las mujeres del segmento trabaja en lo que se denomina "Pisos Pegajosos": ellas sólo alcanzan la educación primaria, y tienen grandes obstáculos estructurales en el acceso al empleo o inserción en trabajos precarios, ingresos bajos y alta brecha salarial con los varones; fecundidad alta y temprana; alta carga de trabajo doméstico y de cuidados no remunerado y consecuentemente, bajos niveles de empoderamiento económico.

Que el 58% de mujeres del segmento trabaja en "Escaleras Rotas", llamando así a quienes tienen acceso únicamente a la educación secundaria; niveles intermedios de empoderamiento económico, pero con ganancias inestables y vulnerables a los cambios; participación laboral volátil y creciente dificultad para conciliar empleo y trabajo doméstico y de cuidados. Inconvenientes para dar saltos de empoderamiento y evitar deslizamientos hacia pisos pegajosos.

Que existe un segmento llamado "Techo de Cristal", que son las trayectorias profesionales de hombres y mujeres que comúnmente transitan caminos diferentes, en el que las mujeres, incluso en cargos directivos, no acceden a puestos realmente ejecutivos ni jerárquicos; tienden a desempeñar funciones de apoyo, siendo pocas las mujeres las que lo logran a un costo muy alto. "Techo de Cristal" es el término que intenta explicar y visibilizar los diferentes obstáculos que impiden a las mujeres llegar a lugares de poder y de decisión.

Hablar de género representan roles, comportamientos, actividades y atributos que una sociedad y época determinada considera apropiados para hombres y mujeres.

La brecha de género refleja la asimetría existente frente a las oportunidades.

Igualdad de género refiere a la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades entre ambos sexos.

Desigualdad de género es la asimetría social en el acceso a derechos y oportunidades. Perspectiva de género, observar el impacto del género en las oportunidades, roles e interacciones sociales de las personas...

Bert Hellinger afirma que lo que ayuda a alcanzar la felicidad es que cada cual esté en el modo y lugar que le corresponde y, en la vida adulta nos mantenemos sanos y fuertes porque intercambiamos entre iguales; este es el equilibrio positivo y sano en el intercambio entre personas.

¿Qué pasa cuando alguien se siente dañado, no reconocido o invisible por el otro género en una relación entre personas? Lo que pasa que las relaciones y vínculos entran en un equilibrio en negativo, en bucles de destrucción que se retroalimentan.

El amor es como el agua que sin un cauce o recipiente que lo contenga se desparrama, necesitamos recuperar el cauce en igualdad de derechos, oportunidades y beneficios. Para que en una sociedad exista el amor, antes debe existir un orden.

(*) IG Tona Galvaliz. FB/LinkedIn.

María Antonia Galvaliz.