Corrientes 34 °C
Min. 21 °CMax. 34 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1239634
LA PULPA ESPECIAL SALE MÁS DE MIL PESOS EL KILO

Admiten que la inflación modificó la cultura de consumo en carnes

Dos carniceros capitalinos, uno céntrico y otro barrial, coincidieron en que la mayoría de sus clientes ya no compran por kilo, sino que lo hacen por importes o unidades, atentos a lo costoso que es actualmente ese alimento básico.

La inflación reinante en el país generó notorios cambios en la cultura del consumo de las familias, como así también pérdida en el poder adquisitivo de los argentinos. Como botón de muestra se puede tomar a la carne, por ejemplo: hoy por hoy, un kilo de pulpa cuesta más de mil pesos en Corrientes y a decir verdad son pocos los cortes (por kilo) que se venden a precio inferior (aguja y puchero, entre otros utilizados para sopa o estofados).

 "La carne sube a la par de la inflación y desde hace tiempo que gran parte de nuestros clientes compran sólo por importe o unidades, ya no tanto por kilo o por pieza. Tenemos gente que viene y nos pide tal o cual corte por 500 o 600 pesos o bien solicita dos o tres bifes o lo que les alcance con el dinero que tienen previsto para el gasto del día. Lo mismo ocurre con el cerdo o pollo", graficó a época Daniel Carasso, propietario de una carnicería ubicada en la peatonal Junín.

Por otra parte, Sergio, desde una carnicería y pollería barrial, acotó que "hace ya como tres años que los clientes compran lo justo y necesario. Se siente en rigor la inflación y son pocos los que piden varios kilos de carne como para guardar en su casa, todo es para la mesa del día porque obviamente las familias también tienen otros gastos".

No obstante, ambas fuentes consultadas remarcaron que "hay clientes que siguen comprando el asado para el domingo, no es que se cayó totalmente la venta, no ocurre eso. Pero sí existe un cambio en los volúmenes de compra diaria, eso se nota y se acrecentó en el último tiempo".