Corrientes 30 °C
Min. 27 °CMax. 42 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1237653
Fuente: webeservice ZONA RURAL DE GOYA

Colocó un tubo de gas, explotó y murió tras voraz incendio

Tenía 48 años. Se domiciliaba en paraje Buena Vista, en la localidad de Goya. En el momento del siniestro su madre estaba cerca, pero no tuvo lesiones. En Capital, una casa fue destruida por las llamas. Sin heridos.

epc140122-018f02.jpg

En Tercera Sección paraje Buena Vista se registró una tragedia. Un hombre murió por la explosión de un tubo de gas. Por fortuna, su madre -quien vive con él- no estaba en el interior de la casa al momento de la tragedia. Por otra parte en la ciudad Capital, una familia perdió sus pertenencias al destruirse la totalidad de su vivienda a causa del avance del fuego.

El hecho trágico se registró en horas de la mañana de ayer, cuando José Luis Bordón, de 48 años, estaba en su domicilio en zona rural de la localidad correntina de Goya, sobre Ruta Nacional Nº12, kilómetro 764.

Según las primeras informaciones que logró obtener la Policía local, el hombre, quien tenía una discapacidad para movilizarse, intentó colocar un tubo de gas, lo que originó una explosión y posterior incendio total del inmueble, quedando atrapado en el siniestro. En las inmediaciones estaba su madre, una mujer de 80 años de nombre Mercedes Vega, quien por fortuna resultó ilesa, ya que momentos antes decidió salir de la casa a fin de realizar unos quehaceres en el patio.

Hallazgo del cadáver
A la zona llegó una dotación de Bomberos Voluntarios que apagó las llamas antes de que se expandan a casas cercanas.

Fue entonces que, al finalizar su trabajo, encontraron el cuerpo calcinado de Bordón.

Se informó que en la causa, que inició de oficio la dependencia policial de la zona, interviene el fiscal Patricio Palisá, quien investigará el caso.

Vecinos lamentaron que nada pudieron hacer para ayudar a Bordón ante la gran magnitud del fuego.

En Capital, vivienda destruida
Minutos antes de las 18, en inmediaciones de las calles Rafaela y Bonastre, de la capital provincial, personal de Bomberos fue alertado de un principio de incendio en una vivienda.

Al llegar a la zona, ubicada sobre calle Bonastre al 300, encontraron el fuego declarado en una de las habitaciones de la casa.

Ante el llamado desesperado de vecinos por el temor de que las llamas se extiendan a casas lindantes, llegaron uniformados de la Dirección general de Bomberos, quienes contaron con la colaboración de sus pares Voluntarios, que también fueron requeridos en la zona.

El trabajo a la par, hizo que el fuego fuera apagado en su totalidad, evitando mayores daños.

Afortunadamente, a pesar del siniestro, sólo se registraron daños materiales en la vivienda: se perdieron muebles, ropas y demás pertenencias de la familia afectada.

Efectivos de la comisaría séptima realizaron las actuaciones el caso.

En tanto, el informe pericial, en primera instancia, indicó que el fuego se inició por recalentamiento de cables.

Notas Relacionadas