Corrientes 19 °C
Min. 18 °CMax. 26 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1237238
ESTADÍSTICAS DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD

Los jóvenes, las principales víctimas de los siniestros viales

La edad de mayor incidencia va de los 15 a los 29 años. En temporada de vacaciones, es fundamental hacer hincapié en las medidas de seguridad necesarias antes de salir a la ruta, para poder evitar los accidentes de tránsito.

De acuerdo con las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los accidentes de tránsito son una de las principales causas de muerte en todos los grupos etarios, y la primera entre personas de entre 15 y 29 años. Como consecuencia de ellos, anualmente más de 1.2 millones de personas pierden la vida y entre 20 y 50 millones sufren traumatismos no mortales, muchos de los cuales provocan una discapacidad.

"Los siniestros viales suceden a diario por múltiples factores, entre ellos el exceso de velocidad, el uso del celular durante el manejo, el consumo de drogas y alcohol y los déficits de infraestructura vial que garantice la seguridad de todos los usuarios de la vía pública", comentó Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC.

Luego agregó que "más de la mitad de las muertes mundiales por accidentes de tránsito corresponden a peatones, ciclistas y motociclistas, los llamados: usuarios vulnerables de la vía pública".

La mayoría de los accidentes pueden evitarse si se trabaja desde la prevención y se respetan las normas vehiculares.

Existen una serie de medidas de seguridad vial para cuidar la vida de todas las personas, ya sea si se encuentran adentro o afuera de un vehículo:

- Controlar la velocidad: disminuir en 10 kilómetros por hora la velocidad habitual en la que solemos circular. Asimismo, es recomendable no exceder los 90 en ningún tipo de situación, inclusive si se encuentra permitido y si el camino está en buenas condiciones. Hay una relación proporcional entre el aumento de la velocidad media y la probabilidad de que ocurra una colisión, así como con la gravedad de sus consecuencias.

- Mantener la distancia: esto permitirá disponer de más tiempo para poder realizar una maniobra evasiva en el caso de un accidente propio o ajeno. Este espacio de seguridad se debe respetar con los vehículos que estén delante, detrás o a los costados.

- Usar el cinturón de seguridad: esto reduce de un 45 a un 50 por ciento el riesgo de muerte entre los conductores y los ocupantes de los asientos delanteros. Por otro lado, los niños deben permanecer sentados en butacas especiales con sus respectivos cinturones, ya que los del auto no los protegen de forma apropiada.

- Evitar el uso del celular: aunque la manipulación de dispositivos móviles se encuentre prohibida legalmente, existen muchas personas que los usan mientras conducen. Es fundamental señalar que estar utilizando el teléfono mientras se maneja, aunque sea con el manos libres, reduce la capacidad de concentración que se necesita para conducir y poder realizar las maniobras correctas en caso de un accidente.

- Incorporar el uso de cascos en bicicletas y motos: puede dar lugar a reducciones del 42 por ciento en el riesgo de traumatismos mortales y del 69 en el riesgo de traumatismos craneales, ya que funciona como barrera y previene el impacto entre el cráneo y la estructura con la que se golpea, por ejemplo, la calle.

En el caso de los peatones, es importante destacar que son los integrantes más vulnerables o frágiles del tránsito porque no tienen ninguna protección corporal. Para este grupo, la profesional recomienda especialmente respetar las señales de tránsito, cruzar por los caminos correspondientes y prestar atención al circular por la vía pública.