Corrientes 21 °C
Min. 21 °CMax. 31 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1232969
Fuente: webeservice SOCIETÀ DANTE ALIGHIERI

Comités: Consideraciones II

La pasada semana expresamos algunas "consideraciones" con respecto a la real capacidad de representación de los Comités (Comitati Italiani all’estero) de la comunidad italiana e italodescendiente.

Comités: Consideraciones II

Giancarlo Perversi

Si el lector, por casualidad, ha tenido la oportunidad de seguir la programación internacional de la televisión italiana (RAI ITALIA) habrá, seguramente, escuchado el spot que promociona la participación a las elecciones del próximo 3 de diciembre y que aclara la función de los Comités mencionados.

A la pregunta "¿Qué son los Comités?" un interlocutor responde literalmente: Los Comités son organismos que representan la colectividad.

En "Consideraciones I" hemos, números a la mano, puesto en evidencia cómo la representatividad real de los Comités puede ser evidentemente limitada: si participa del proceso electoral que determina la Composición del Comités menos del 8% del electorado habiente derecho, es evidente que estamos en presencia de un déficit de capacidad representativa del cuerpo electoral. Los números que expresan la participación del cuerpo electoral al proceso electivo, claramente indican una lejanía y una indiferencia del "delegante" hacia las actividades del "delegado".

Sin embargo, en esta circunstancia, no queremos insistir en un aspecto del cual ya hemos hablado la pasada semana y que se puede definir como falta de representatividad bajo el aspecto cuantitativo.

La representatividad puede ser evaluada, en nuestra opinión, bajo dos aspectos, el primero es el que refiere a una relación proporcionalmente adecuada entre el cuerpo electoral y los electores reales (no es causal que uno de los datos que en cualquier elección se observa con atención es precisamente el de los "abstenidos"); el segundo aspecto es el que se refiere a la capacidad del electo de representar políticamente e idealmente la voluntad y la opinión del elector.

El caso "Referéndum"

Muchos recordaran que el año pasado el Parlamento italiano convocó a todos los ciudadanos a un referéndum con el objeto de solicitar opinión respecto a la posibilidad de disminuir un 30% el número de los integrantes del Parlamento Italiano mismo.

Seguramente habrá quedado en la memoria de aquellos pocos que siguen las actividades del Comités, como la institución mencionada -en todos sus integrantes- hubo obstinadamente y calurosamente sostenido un rotundo NO a la pregunta mencionada; igualmente todos, creemos, recordarán el devastaste SÍ que nuestros conciudadanos en la circunscripción de Rosario expresaron. Absolutamente impermeables a una recomendación anacrónica, impolítica e interesada. Definimos interesada la pretensión del Comités y de todos sus integrantes a expresarse para el NO, ya que la misma, seguramente tenía como motivación real el temor de ver, en un segundo momento, también el Comités mismo reducido en un 30%. Como parecería lógico.

Aún si el motivo fuera otro, no nos queda más alternativa que destacar cómo la orientación del electorado ha sido completamente refractaria a las indicaciones del Comités.

Esta observación nos permite, creemos legítimamente, afirmar que los Comités, así como están pensados e interpretados hoy, se mueven y se asientan en posiciones y posturas que, con desconcertante regularidad, resultan enfrentadas y opuestas a la que expresa la Colectividad.

Hemos puesto en evidencia, en el anterior artículo, la abrumadora cantidad de electores potenciales que manifiestan su indiferencia hacia la existencia de los Comités, como nos vienen propuestos en la actualidad (sobre 165 mil electores potenciales menos de 12 mil han manifestado su intención de participar del proceso electoral).

En este momento estamos constatando el hecho de que, cuando los electores han participado del proceso electoral mencionado, lo han hecho expresando una posición indiscutiblemente opuesta a las indicaciones del Comités.

Creemos indiscutible la afirmación que hacemos de una doble falta de representatividad, primero cuantitativa y en segunda línea cualitativa. Reiteramos que, en nuestra opinión, es necesaria una reformulación del Sistema de Representatividad de los ciudadanos italianos residentes en el exterior.

La semana pasada hemos hablado de un "Concejo de las Asociaciones" que sea la entidad que podría ser la estructura que represente los ciudadanos en la relación con otras instituciones y entre los Ciudadanos mismos. Estamos bien conscientes que se trata solo de una propuesta inicial y que muchas otras igual de efectivas podrían ser elaboradas y puestas en marcha.

De una cosa, sin embargo, estamos seguros: el Sistema de Representación en este momento operante y activo, no representa a nadie, tanto numérica como políticamente. Es necesario e indispensable pensar y elaborar otra forma de representatividad.

Notas Relacionadas