Corrientes 12 °C
Min. 11 °CMax. 16 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1232207
Fuente: webeservice HECHO HORROROSO EN LA CIUDAD DE ESQUINA

La mujer que mató a su beba lo hizo con un grado de "alevosía"

El fiscal que investiga la muerte de una niña recién nacida imputó a la autora del crimen. La pequeña respiraba cuando le cortó los brazos y las piernas.

LA AUTOPSIA FUE REALIZADA EN EL INSTITUTO FORENSE.

La mujer que mató a su beba recién nacida, la mutiló y luego enterró los restos en el patio de la casa, en la ciudad de Esquina, Fue imputada con una figura penal que podría condenarla a un largo tiempo en prisión.

El fiscal subrogante del caso, Javier Mosquera, la acusó formalmente del delito de "homicidio doblemente calificado por el vínculo y por alevosía".

Ana Clara V., de 30 años, permanecerá detenida preventivamente al menos durante 180 días, mientras prosigue la investigación detallada del hecho ocurrido en la siesta del miércoles 10 de noviembre.

El juez de Garantías, ante el pedido de Mosquera, ordenó la detención de Ana V. en la comisaría de la Mujer y el Niño de Esquina.

El viernes, luego de una serie de pericias en el Instituto Médico Forense, se constató que el cuerpo de la beba hallada en la propiedad de la mujer, había nacido tras un embarazo a término.

Pero lo más grave que reveló el estudio médico fue que la criatura todavía respiraba cuando le fueron cercenados sus brazos y piernas.

El horrendo episodio se produjo en un domicilio de la calle Cecilio Carreras, en la localidad situada a 315 kilómetros al Sur de nuestra capital.

Una hermana de la detenida la observó cargar el bulto hasta cubrirlo con tierra.

Al preguntarle sobre qué estaba haciendo, la testigo dijo que Ana Clara le respondió que la bolsa contenía "basura", ya que estaba limpiando un frízer.

Los investigadores tendrían pruebas concretas para sostener que se trató de un supuesto aborto inducido.

Presuntamente, la mujer consumió una serie de pastillas de una droga que no es de venta pública.

Luego, en una habitación de su casa expulsó el cuerpo y con un arma blanca comenzó a desmembrarlo. Después, cargó los restos adentro de una bolsa, a la cual cubrió con tierra en el fondo de la propiedad.