Corrientes 32 °C
Min. 19 °CMax. 33 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1228598
Fuente: webeservice DOLOR EN CURUZÚ CUATIÁ

Menor de 15 años falleció trasperder el control y caer de su moto

No habría participación de otro vehículo en el siniestro fatal. En Esquina, otro menor protagonizó accidente, sólo hubo daños materiales, y una mujer volcó el auto de su hija cuando aprendía a conducir.

Menor de 15 años falleció trasperder el control y caer de su moto
EL AUTO "VOLÓ" SOBRE UNA ZANJA, SÓLO SUFRIÓ DAÑOS (FOTOS ACTUALIDAD ESQUINA).

Un menor de 15 años murió en la madrugada de ayer, luego de perder el control de la motocicleta en la que circulaba y terminara cayendo pesadamente sobre el asfalto, en pleno centro de la ciudad de Curuzú Cuatiá. Al parecer circulaba a alta velocidad y no llevaba colocado el casco de seguridad, según habrían relatado testigos a la Policía. En tanto en Esquina, otro menor de 17 protagonizó otro incidente vial, que de milagro no dejó consecuencias lamentables.

Según los datos aportados por la Policía, el luctuoso accidente tuvo lugar alrededor de las 6:45 por calle Berón de Astrada al 600 de Curuzú y de acuerdo a datos aportados por testigos, el menor venía conduciendo rápido, cuando repentinamente se desestabilizó su moto y terminó cayendo al piso, causándose heridas gravísimas, principalmente en la cabeza, ya que no llevaba colocado su casco de seguridad y el golpe le provocó un traumatismo severo de cráneo.

Cuando la Policía y una ambulancia llegaron al lugar, todavía se hallaba con vida. Bomberos Voluntarios le habría prestado los primeros auxilios, pero falleció mientras era ingresado al Hospital Fernando Irastorza, aclararon autoridades locales. Tras el accidente, los vecinos se expresaron por las redes sociales, exigiendo más controles de tránsito rigurosos, tras la creciente circulación por las noches en Curuzú.

Despiste y vuelco

Mientras tanto en Esquina, se registraron dos accidentes graves sobre la misma calle y a varias horas y cuadras de distancia. El primero sucedió a las 4 de la madrugada, cuando un menor de 17 años al mando de una camioneta Eco Sport y en compañía de otros tres amigos, quienes circulaban por calle Hipólito Irigoyen sentido Este -Oeste. El conductor perdió el control y el vehículo salió despedido hacia uno de sus laterales, saltando por sobre un profundo zanjón y llevándose puesto un alambrado perimetral. Afortunadamente, ninguno de los ocupantes salió herido, pero el vehículo sufrió cuantiosos daños.

Luego, al mediodía, también por calle Irigoyen y su intersección con Los Aromos, una mujer de 53 años perdió el control de su automóvil, subió a la vereda frente al Estadio de Fútbol de Sociedad Sportiva Esquinense y Football Club y terminó con sus cuatro ruedas hacia arriba.

Según trascendió, la mujer estaba aprendiendo a manejar y tomó el auto de su hija "prestado" para dar unas vueltitas. Total, la falta de tránsito no generaría mayor inconveniente. Pero en la práctica algo falló y la mujer perdió el control y terminó volcando el automóvil. Sólo sufrió algunos magullones, producto del accidente, pero nada de gravedad. La Policía intenta establecer cómo hizo para terminar accidentada de esa forma.

Notas Relacionadas