Corrientes 31 °C
Min. 21 °CMax. 31 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1228262
LA MUERTE DE MARADONA

Citaron a declarar en la causa a las tres hermanas de Maradona que son particulares damnificadas

El llamado judicial es para Claudia Nora "Cali", Ana Estela y Rita Mabel "Kitty" Maradona, quienes fueron convocadas por los fiscales de San Isidro Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y Laura Capra, para el próximo miércoles.

Citaron a declarar en la causa a las tres hermanas de Maradona que son particulares damnificadas

Los fiscales que investigan la muerte de Diego Armando Maradona como un presunto homicidio con dolo eventual, citaron a declarar como testigos a las tres hermanas del exastro del fútbol que son particulares damnificadas en el expediente, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Claudia Nora "Cali", Ana Estela y Rita Mabel "Kitty" Maradona, quienes fueron convocadas por los fiscales de San Isidro Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y Laura Capra para el próximo miércoles.

Como viene sucediendo en esta causa, las declaraciones se harán de manera presencial en la sede de la Fiscalía General de San Isidro, ubicada en la calle Acassuso 476, en horarios escalonados fijados a las 10, las 12 y las 14 de ese día.

Allí estarán los fiscales y las testigos, mientras que todos los abogados de las partes podrán participar, pero de manera remota, a través de una plataforma digital.

"No tienen nada que ocultar y van a contar toda la verdad de cómo estaba Diego. Lo único que ellas quieren es que si hay algún responsable en la muerte de su hermano, pague por lo que hizo", dijo a Télam el abogado Alejandro González Nava, que pertenece al estudio de Matías Morla, y representa en esta causa a las tres hermanas citadas como testigos.

Las hermanas de Maradona aún no habían sido citadas a declarar y tuvieron en estos diez meses que lleva la investigación algunos inconvenientes para ser aceptadas como particulares damnificadas o por tener como abogado a Morla, el exapoderado de su hermano.

Al inicio de la causa, el juez de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Díaz, las rechazó como querellantes al considerar que había otros familiares, como los hijos, con "mejores derechos".

Pero esa decisión fue apelada y finalmente la Sala III de la Cámara de Apelaciones de San Isidro ordenó en diciembre pasado que sean tenidas en cuenta como damnificadas, al igual que sus sobrinos Dalma, Gianinna y Diego Fernando.

Pero luego, el 26 de julio último, el juez de Garantías de San Isidro Diego Martínez apartó a Morla como representante de las hermanas del "10", al avalar un planteo de los abogados de Dalma y Gianinna y de los propios fiscales, que consideraron que el exapoderado no podía estar "de los dos lados del mostrador".

Es que acusaron a Morla de asesorar por un lado a las hermanas del excapitán de la selección argentina, y por el otro a algunos de los imputados en esta causa, y por ello el juez dejó a Morla fuera del expediente y las Maradona tuvieron que cambiar de abogado, aunque el actual, González Nava, también es del estudio Morla.

En tanto, los fiscales también convocaron para el próximo martes, a las 12, al preparador físico Nicolás Italiano.

Este testigo fue mencionado por Luciano "Lucho" Strassera, un abogado exnovio de Gianinna Maradona, que el mes pasado declaró ante los fiscales que entre agosto y octubre del año pasado había sido convocado por el propio "10" para que lo ayudara a entrenarse, aunque no fue posible porque le costaba caminar y lo notaron "muy apagado".

Italiano era el preparador físico que iba junto a Strassera al country de Brandsen en el que en ese momento vivía el por entonces DT de Gimnasia, para que hiciera ejercicio.

La muerte del astro

Maradona, la mayor figura de la historia del fútbol mundial, murió a los 60 años de un edema pulmonar y una falla cardíaca el 25 de noviembre de 2020 al mediodía, en una casa del barrio privado San Andrés, de Tigre, donde transitaba la internación domiciliaria que está bajo investigación penal en la justicia de San Isidro.

Tras las conclusiones de una junta médica, siete profesionales de la salud fueron imputados por "homicidio simple con dolo eventual", figura penal que prevé de 8 a 25 años de prisión y que fue elegida por los fiscales tras una investigación en la que concluyeron que el equipo médico de Maradona fue "deficiente", "temerario" e "indiferente", y que sabía que el "10" podía morirse y no hizo nada para evitarlo.

Los imputados son el neurocirujano y médico de cabecera del exfutbolista, Leopoldo Luque (39); la psiquiatra Agustina Cosachov (36); el psicólogo Carlos Ángel "Charly" Díaz (29); los enfermeros Ricardo Omar Almirón (38) y Dahiana Gisela Madrid (36); su coordinador, Mariano Ariel Perroni (40); y la médica coordinadora de la empresa Swiss Medical Nancy Forlini (52).

Notas Relacionadas