Corrientes 31 °C
Min. 29 °CMax. 40 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1226185

Ratificaron ante fiscalía denuncia de abuso contra funcionario

Se espera que formalicen imputación para el acusado. Sería por más de un delito. La joven víctima manifestó el hecho en agosto último. 

EPC160921-015F07.jpg


Una joven de 20 años denunció ante autoridades de la comisaría Tercera de la localidad correntina de Mercedes y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), un abuso sexual reiterado que sufrió cuando fue secretaria de un funcionario que cumple funciones en un organismo nacional. Su relato fue ratificado ayer ante fiscalía de Mercedes. Se esperan avances en la Justicia y que se formalice la imputación para el agresor. 
"Ratificó ante el fiscal los dichos realizados en la comisaría el pasado 14 de agosto. Resta que se determine la imputación, la calificación de o los delitos y la carátula del caso", dijo a época Martín Ríos, abogado patrocinante. 
El letrado explicó que de otorgar una imputación por "supuesto abuso sexual simple en concurso ideal o delito continuado por reiteradas veces", se puede ordenar la detención. 
"En el momento de conocer la formulación de imputación puede quedar detenido por existir riesgo procesal y en cuanto a la posibilidad de obstaculizar o entorpecer la investigación", agregó.
 
Vive atemorizada
Vale mencionar que la joven sometida tras denunciar el abuso sexual, recibió una serie de intimidaciones. 
Tal como se informó en este matutino, la muchacha está "angustiada y atemorizada" porque desde entonces recibió intimidaciones por las redes sociales. "No directas del hombre denunciado, pero sí encriptadas. Los mensajes son de amigos o conocidos de él", habían comentado a este medio. 
El hombre denunciado es funcionario mercedeño y ocupa un cargo importante dentro de un organismo nacional. 
La joven denunciante fue su secretaria varios años, pero durante 2020 fue sometida a manoseos y tocamientos incluso cuando tenía en sus brazos a su pequeña de tres años. 
Ella formaba parte de un equipo de trabajo, por lo que concurría a reuniones y cenas. Por promesas de mejorar su calidad de vida aceptó ser secretaria, pero con el correr de los meses la situación fue complicándose. El hombre la insinuaba y comenzó su ataque. 
Ante tanta negativa de lo que el hombre le pedía, fue despedida de su trabajo y con ella su hermana. Ambas, sin justa razón.

Pruebas
Si bien los casos de abuso suceden en lugares privados, la muchacha cuenta con documentos que complicarían al sospechado. 
Entre ellos, mensajes con tinte erótico dentro del contexto laboral, además de otras situaciones incómodas por las que pasó en reuniones de trabajo.

Notas Relacionadas